tiempo.com

Los 40 ºC del Reino Unido no se podrían explicar sin el cambio climático

El lunes y martes 18 y 19 de julio de 2022, una ola de calor excepcional afectó a gran parte del Reino Unido. Era la primera vez que se pronosticaban temperaturas de 40 °C o más en el Reino Unido. Los científicos han estudiado el papel del hombre en estos valores extremos

El martes, se alcanzaron los 40,3 °C en Coningsby, Lincolnshire, rompiendo el récord anterior de temperatura máxima de 38,7 °C establecido en 2019

El martes, 19 de julio, se alcanzaron los 40,3 °C en Coningsby, Lincolnshire, rompiendo el récord anterior de temperatura máxima de 38,7 °C establecido en 2019. Se han batido récords locales en 46 estaciones de todo el país. Las temperaturas mínimas también fueron extremadamente altas, con 25,8 °C registrados provisionalmente en Kenley, Surrey, rompiendo el récord anterior de 1990 en 1,9 °C.

Calor extremo y cambio climático: estudio de atribución

La ola de calor fue muy bien pronosticada, y la Met Office, Oficina Meteorológica del Reino Unido, emitió avisos de temperaturas extraordinarias altas mucho antes de la llegada del calor histórico. Se emitió una alerta de salud por calor de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido de nivel 4 para el lunes y el martes. Este nivel de alerta se utiliza cuando una ola de calor es tan severa y/o prolongada que sus efectos se extienden fuera del sistema de atención social y de salud. En este nivel, la enfermedad puede ocurrir entre personas sanas y en forma, no solo en grupos de alto riesgo.

Científicos de Sudáfrica, Alemania, Francia, Suiza, Nueva Zelanda, Dinamarca, Estados Unidos de América y el Reino Unido colaboraron para evaluar en qué medida el cambio climático inducido por el hombre alteró la probabilidad y la intensidad de la ola de calor.

Usando métodos revisados por pares publicados, analizamos cómo el cambio climático inducido por el hombre alteró la probabilidad y la intensidad de esta ola de calor en la región de la alerta roja (ver Figura 1). Para capturar la duración del evento, así como las temperaturas récord, observamos las temperaturas máximas y los promedios más altos de 2 días observados.

Figura 1: ERA5 temperatura cerca de la superficie (T2m) [℃] para a) el 19 de julio de 2022 que muestra el máximo diario y b) el promedio de 2 días durante el 18 y 19 de julio de 2022. El rectángulo representa la región de estudio en 51.25- 54ºN, 3,5O-0,5ºE.

Hallazgos principales

Se estima que la ola de calor de 2022 provocó que al menos 13 personas se ahogaran, trajo condiciones desafiantes para el NHS con un aumento en las llamadas de emergencia, y los servicios de atención que brindan apoyo a los ancianos y vulnerables se vieron sometidos a un mayor estrés, con un probable aumento de fallecidos relacionado por el calor extremo. Los impactos se distribuyeron de manera desigual entre los datos demográficos. Incluso dentro de Londres, existen altos niveles de desigualdad en las temperaturas experimentadas, con ciertos vecindarios, a menudo más pobres, que carecen de espacios verdes, sombra y agua que pueden ser salvavidas durante las olas de calor.

Si bien Europa experimenta olas de calor cada vez más frecuentes en los últimos años, el calor observado recientemente en el Reino Unido ha sido tan extremo que también es un evento raro en el clima actual.

Se estimó que las temperaturas observadas promediadas durante 2 días tienen un período de retorno de aprox. 100 años en el clima actual. Para las temperaturas máximas de 1 día sobre la región que se muestra en la Figura 1, el tiempo de retorno se estima en 1 en 1000 años en el clima actual. Tenga en cuenta que los períodos de retorno de las temperaturas varían entre diferentes medidas y ubicaciones y, por lo tanto, son muy inciertos.

En tres estaciones individuales, las temperaturas máximas de 1 día son tan raras como 1 en 500 años en St James Park en Londres, aproximadamente 1 en 1000 años en Durham y solo se esperan en promedio una vez en 1500 años en el clima actual en Cranwell, Lincolnshire.

La probabilidad de observar tal evento en un mundo 1,2°C más frío es extremadamente baja y estadísticamente imposible en dos de las tres estaciones analizadas.

El análisis observacional muestra que una ola de calor en el Reino Unido, como se define anteriormente, sería aproximadamente 4 °C más fría en la época preindustrial.

Para estimar cuánto de estos cambios observados es atribuible al cambio climático causado por el hombre, combinamos modelos climáticos con las observaciones. Es importante resaltar que todos los modelos subestiman sistemáticamente las tendencias observadas. Los resultados combinados son, por lo tanto, casi con certeza demasiado conservadores.

Al combinar los resultados basados en el análisis observacional y del modelo, encontramos que, para ambas definiciones de eventos, el cambio climático causado por el hombre hizo que el evento fuera al menos 10 veces más probable. En los modelos, el mismo evento sería alrededor de 2 °C menos caliente en un mundo 1,2 °C más frío, que es un cambio de intensidad mucho menor que el observado.

Estas discrepancias entre las tendencias y la variabilidad modeladas y observadas también dificultan la confianza en las proyecciones de las tendencias futuras.

El riesgo de las olas de calor

Las olas de calor durante el apogeo del verano representan un riesgo sustancial para la salud humana y son potencialmente letales. Este riesgo se ve agravado por el cambio climático, pero también por otros factores como el envejecimiento de la población, la urbanización, las estructuras sociales cambiantes y los niveles de preparación. El impacto total solo se conoce después de unas pocas semanas cuando se han analizado las cifras de mortalidad. Los planes efectivos de emergencia por calor, junto con pronósticos meteorológicos precisos como los emitidos antes de esta ola de calor, reducen los impactos y se vuelven aún más importantes a la luz de los riesgos crecientes.

World Weather Attribution

Esta entrada se publicó en Actualidad en 31 Jul 2022 por Francisco Martín León