El tiempo 'rompe' todos los pronósticos: lluvia y nieve a la vista

Las lluvias de hoy han dinamitado una efeméride en la Comunidad Valenciana: el primer trimestre del año más seco de la serie histórica. A finales de la semana que viene el aire polar podría hacer lo mismo con las predicciones mensuales.

Juan José Villena Juan José Villena 31 Mar 2019 - 14:39 UTC
Nieve primavera
A lo largo de la semana que viene podría nevar en muchos puntos del país. Además en cotas medias e incluso bajas.

Los modelos de predicción están a punto de romper la baraja. Todo apuntaba a un mes de abril con temperaturas por encima de la media y lluvias más escasas de lo habitual, pero no será en su inicio. La troposfera tenía un as de la manga y parece que está a punto de hacer una jugada ganadora. Hay unos cuantos guiños: el anticiclón azoriano va a retirarse un pelo al oeste y aparecerá otro, de bloqueo, en el este del continente europeo. Así las vaguadas y las borrascas no tendrán más remedio que deslizarse hacia la Península. Un último ‘punch’ invernal que podría dejar lluvias e incluso nieve en cotas medias y bajas.

Hoy las lluvias han roto una secuencia que olía a récord

“Hasta las 11 de la mañana en muchos observatorios ya ha llovido más hoy que en los últimos tres meses y medio”, avisaba la delegación AEMET de la Comunidad Valenciana. En ese momento los acumulados más relevantes rondaban los 10 litros por metro cuadrado en la zona; ahora algunos observatorios rondan los cien, y subiendo. Estas precipitaciones han detonado los titulares que hace unos días salieron en la prensa valenciana augurando el primer trimestre de año más seco en 155 años. Adiós efeméride. Por allí continuará lloviendo hasta el mediodía de mañana. Al igual que en el Sistema Ibérico y en el Pirineo más occidental. También se registrarán chubascos dispersos en el tercio sur de la Península.

El sol de las horas centrales activará el desarrollo de nubes de evolución diurna que, por la tarde, descargarán chaparrones tormentosos en puntos de montaña y áreas próximas. Más probables e intensos en el interior de Huelva y en Extremadura. Ahí mediará el aire frío presente en las capas medias y altas de la troposfera, cuyos últimos retazos el martes volverán a derivar en chubascos de media tarde. En este caso sobre todo en el Sistema Ibérico y Central.

Después a tiritar

A partir del miércoles el tiempo dará un vuelco. El aire polar irá ganando protagonismo progresivamente y las temperaturas cada vez serán más bajas, hasta marcar valores más propios del mes de febrero. Los modelos ahora mismo prevén temperaturas hasta 10 ºC más bajas de lo habitual de cara al próximo fin de semana. Así parte de lo que llueva en las montañas será en forma de nieve. El miércoles la cota caerá hasta los 500 o 700 metros en cuadrante noroeste peninsular y parte del Cantábrico, después aún podría bajar más. Habrá que permanecer atentos a este envite porque podría dejar el episodio de nevadas más importante de lo que llevamos de año. Sí, en abril.

Publicidad