Primer satélite de observación con Inteligencia Artificial

Para demostrar el potencial de la inteligencia artificial en el espacio, la ESA ha estado trabajando con socios para desarrollar PhiSat para mejorar la misión FSSCat

Francisco Martín León Francisco Martín León 08 Oct 2019 - 01:00 UTC
Ilustración de PhiSat de la misión FSSCat. ESA

La cámara hiperespectral en uno de los dos CubeSats que componen la misión FSSCat recolectará una enorme cantidad de imágenes de la Tierra, algunas de las cuales no serán adecuadas para su uso debido a la capa de nubes. Para evitar volver a vincular estas imágenes menos que perfectas a la Tierra, el chip de inteligencia artificial del PhiSat las filtrará para que solo se devuelvan los datos utilizables.

Dentro de unos meses veremos el lanzamiento del primer satélite europeo para demostrar cómo la inteligencia artificial, IA, a bordo puede mejorar la eficiencia del envío de datos de observación de la Tierra a la Tierra. Apodado O-Sat o PhiSat, esta revolucionaria tecnología de inteligencia artificial volará en uno de los dos CubeSats que componen la misión FSSCat: una idea ganadora de Copernicus Masters.

Como ganador general del Copernicus Masters 2017, FSSCat, fue propuesto por la Universitat Politécnica de Catalunya de España y desarrollado por un consorcio de empresas e institutos europeos.

Los dos CubeSats, cada uno del tamaño de una caja de zapatos, recolectarán datos, que estarán disponibles a través de los servicios de Copernicus Land and Marine Environment, utilizando instrumentos ópticos de microondas y hiperespectrales duales de última generación. También llevan un conjunto de experimentos de tecnología de comunicación entre satélites.

Para demostrar el potencial de la inteligencia artificial en el espacio, la ESA ha estado trabajando con socios para desarrollar O-Sat para llevar la misión al siguiente nivel.
Durante la semana O, el Director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA, Josef Aschbacher, dijo: "Vemos que hay un gran interés en O-Sat y, gracias a nuestros socios, está listo para ser lanzado.

"Vivimos en tiempos emocionantes, el ritmo al que se desarrolla la tecnología digital junto con la gran cantidad de información satelital que se entrega y, de hecho, la creciente demanda de dichos datos, significa que hay muchas oportunidades para hacer un cambio radical para el futuro de la Tierra observación.

"Y, con O-Sat, la primera inteligencia artificial de Europa en el espacio, vamos a hacer exactamente esto".

La cámara hiperespectral en uno de los CubeSats recogerá una enorme cantidad de imágenes de la Tierra, algunas de las cuales no serán adecuadas para su uso debido a la cobertura de nubes. Para evitar volver a vincular estas imágenes menos perfectas a la Tierra, el chip de inteligencia artificial O-Sat las filtrará para que solo se devuelvan los datos utilizables.

Marco Esposito, de Cosine Remote Sensing, la compañía que dirigió el desarrollo del algoritmo de inteligencia artificial, explicó: "Si bien es compacto, el instrumento, que cubre el infrarrojo visible y cercano con capacidad hiperespectral, mejorado con bandas en el infrarrojo térmico, es muy potente y adquirirá terabytes de datos que pueden usarse para monitorear los cambios en la vegetación y evaluar la calidad del agua, por ejemplo.

"Sin embargo, generar esta cantidad de datos en realidad plantea un problema, ya que los datos deben manejarse de manera eficiente para que puedan llegar a los usuarios de manera oportuna. Con O-Sat le hemos dado al instrumento su propio cerebro, que procesa datos a bordo para detectar nubes en las imágenes.

"Esto no solo garantiza datos de mejor calidad, sino que hace que la entrega sea mucho más eficiente".

Massimiliano Pastena, de la ESA, señaló: "De hecho, este será el primer satélite en demostrar el uso de la inteligencia artificial en órbita y estamos ansiosos por su lanzamiento en los próximos meses".

Josef Aschbacher agregó: "Esperamos que O-Sat sea un importante paso adelante para las misiones satelitales de observación de la Tierra.

"Adquirimos grandes cantidades de datos todos los días y todo tiene que ser enviado de vuelta a la Tierra y procesado, por lo que tener parte de este procesamiento realizado por el satélite en órbita es claramente una forma eficiente de avanzar".

"Estoy muy orgulloso de que nosotros en la ESA y nuestros socios estamos poniendo a Europa a la vanguardia de este nuevo enfoque para la observación de la Tierra. Y, como anuncié en la apertura de O-week, nuestros esfuerzos no se detienen en O-Sat-1 - también pronto lanzaremos un nuevo desafío para desarrollar O-Sat-2 ".

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con ESA, Inteligencia Artificial, satélite, en 08 Oct 2019 por Francisco Martín León
Publicidad