Lago Mead en las estaciones

El lago Mead, un embalse a lo largo del río Colorado en la frontera entre Arizona y Nevada, puede contener más agua que cualquier otro embalse en los Estados Unidos

Francisco Martín León Francisco Martín León 23 Oct 2019 - 02:00 UTC
El Lago Mead visto desde satélite

Sin embargo, no se ha visto la capacidad total desde 1983 debido a la sequía y al uso significativo de agua. La disminución no es constante: detrás de la presa Hoover, los niveles de agua suben y bajan con las estaciones cada año.

El cambio estacional es visible en estas mediciones de elevación adquiridas durante dos pasos sobre el lago Mead por el Sistema de altímetro topográfico láser avanzado (Advanced Topographic Laser Altimeter System, ATLAS) en el satélite de elevación de hielo, nubes y tierra de la NASA-2 (ICESat-2).

El primer paso (azul) midió la elevación relativa del lago el 22 de marzo de 2019, dos días después del equinoccio de primavera. El segundo pase (verde) midió la elevación en el solsticio de verano, 21 de junio de 2019.

Como referencia, los pases paralelos del satélite, aproximadamente a media milla de distancia, se muestran sobre una imagen en color natural del lago adquirido por el satélite Landsat 8. Esa imagen se superpone a los datos de topografía de la Misión de Topografía por Radar Shuttle (Shuttle Radar Topography Mission, SRTM) de la NASA para enfatizar el terreno.

ATLAS mide la elevación enviando pulsos de luz desde el satélite a la superficie de la Tierra. Luego mide, dentro de una milmillonésima de segundo, cuánto tiempo le toma a los fotones individuales regresar al sensor. Cada punto en la visualización anterior representa un fotón detectado por ATLAS. La mayoría de los puntos se agrupan alrededor de la superficie del depósito. Algunos penetran en el agua, más en junio, posiblemente debido al agua más suave ese día. (El agua agitada y ondulada dispersa más fotones, lo que dificulta la penetración en la superficie).

Tenga en cuenta que la elevación de la superficie del lago es bastante más alta en primavera. La mayor parte del agua del embalse proviene del deshielo de las Montañas Rocosas, que en 2019 tenía una capa de nieve superior a la media. Los niveles de los lagos generalmente comienzan a caer a fines de la primavera y principios del verano a medida que el agua se extrae para su uso en granjas y ciudades en el suroeste de Estados Unidos.

El cambio coincide bien con las mediciones en tierra de la Oficina de Recuperación de los EE. UU. (USBR), que administra Lake Mead. Sus datos muestran que el nivel de agua del lago cayó 1.69 metros entre marzo y junio. Aún así, los niveles de junio de 2019 fueron los más altos de cualquier junio desde 2010.

A pesar de la alta capa de nieve y la escorrentía en 2019, el USBR advirtió que el sistema de reservorios en la cuenca del río Colorado todavía está tenso y continúa siendo afectado por una sequía de 20 años. Los embalses del sistema, de los cuales el lago Mead y el lago Powell son los más grandes, son una fuente importante de agua para aproximadamente 40 millones de personas y 5.5 millones de acres de tierras de cultivo en todo el oeste de Estados Unidos y México.

ICESat-2 repite sus órbitas cada 91 días, por lo que es útil para observar cambios estacionales. El satélite se lanzó en septiembre de 2018 y, a medida que acumula más datos a lo largo de los años, comenzarán a surgir patrones anuales. Eso es particularmente importante para los lugares que son más remotos o que no se monitorean desde el suelo.

Según Lori Magruder, científica investigadora de la Universidad de Texas y líder del equipo científico ICESat-2: “Poder cuantificar los niveles de los lagos es enorme en términos de rastrear el almacenamiento de agua de nuestro planeta y monitorear cómo el cambio puede fluctuar de año en año debido a la dinámica del clima ".

Imágenes de NASA Earth Observatory de Joshua Stevens, utilizando datos ICESat-2 cortesía de Kaitlin Harbeck (Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA), datos de Landsat del Servicio Geológico de EE. UU. Y datos topográficos de la Misión de Topografía de Radar Shuttle (SRTM). Historia de Kathryn Hansen, inspirada en #PhotonPhriday.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Reportajes y está etiquetada con Lago Mead, Nivel del lago, en 23 Oct 2019 por Francisco Martín León
Publicidad