Calor y precipitaciones extremas en julio de 2018: análisis de la OMM

El inicio del verano en el hemisferio norte ha estado marcado por condiciones meteorológicas de fuerte impacto, como calor extremo y precipitaciones con consecuencias catastróficas.

El Japón ha sufrido las peores inundaciones y deslizamientos de tierra en décadas y ha batido muchos de los récords de precipitación diarios. De acuerdo con las cifras proporcionadas por el Gobierno el 10 de julio, más de 150 personas han perdido la vida y se espera que el número de víctimas mortales siga aumentando. Cerca de 10 000 hogares se han inundado o han sido destruidos.

Entre el 20 de junio y el 8 de julio se registraron precipitaciones sumamente fuertes, causadas por una gran cantidad de vapor de agua proveniente de un frente estacionario de lluvias y por el aire húmedo que quedó del tifón Prapiroon. Durante ese período, tanto la parte este del Japón como Hokkaido experimentaron un récord de precipitaciones, según los datos del  Servicio Meteorológico del Japón (JMA).

Las precipitaciones totales registradas en numerosos emplazamientos de observación fueron entre dos y cuatro veces superiores a la media de las precipitaciones mensuales registradas en julio. Por ejemplo, en Shikoku se registraron 1800 mm de lluvia; 1200 mm en Tokai; 800 mm en el norte de Kyushu; 600 mm en Kinki y 500 mm en Chugoku, lo que provocó numerosos deslizamientos de tierra, crecidas e inundaciones.

Calor Y Precipitaciones Extremas En Julio De 2018: Análisis De La Omm
Calor Y Precipitaciones Extremas En Julio De 2018: Análisis De La Omm
El Japón es uno de los países mejor preparados en cuanto a reducción de riesgos de desastre y gestión de desastres. El Servicio Meteorológico del Japón emitió avisos de emergencia con antelación, alertando a once de las prefecturas del país sobre las múltiples posibilidades de que se produjeran catástrofes. El Servicio Meteorológico del Japón creó el sistema de avisos de emergencia en 2013, a partir de las lecciones aprendidas del importante tsunami que desencadenó el gran terremoto del Japón oriental de 2011. Asimismo, el Servicio Meteorológico del Japón envió a los expertos del Equipo de Tareas de Emergencia a los gobiernos locales de la región para que estudiaran la mejor manera de ayudar en  las actividades de prevención de riesgos de desastre debidos a amenazas múltiples. Además, se creó un portal web dedicado a los episodios de lluvias fuertes.

El tifón María

El 11 de julio el tifón María tocó tierra en las regiones costeras de la provincia de Fujian (China). Cuando se aproximaba al norte de Taiwán equivalía a un huracán de categoría 3 de la escala Saffir-Simpson, con vientos de 175 km/h y ráfagas de 250 km/h. La Administración Meteorológica de China (CMA) emitió una alerta roja el 10 de julio y activó los procedimientos de respuesta ante emergencias.

Temperaturas extremas e inusuales

El 28 de junio se registró durante 24 horas una temperatura mínima de 42,6 ºC en Qurayyat, al sur de Mascate, en la costa de Omán, esto es, la temperatura más fría durante la noche no estuvo por debajo de esa. Aunque la temperatura “baja” más alta no se incluye actualmente como una categoría en el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de la OMM, se cree que es la temperatura más alta en este caso registrada por un termómetro.El 5 de julio se registró una temperatura máxima de 51 ºC en Ouargla, situada en la parte argelina del desierto del Sahara. Es probable que sea la temperatura fiable más alta jamás registrada en Argelia. Según el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de la OMM, Kebili (Túnez) figura actualmente como el lugar de África que ha alcanzado la temperatura más alta (55 ºC), registrada en julio de 1931. No obstante, han surgido dudas respecto a la fiabilidad de los récords de temperaturas registradas durante la época colonial en África.

El 8 de julio la estación meteorológica de Furnace Creek registró una temperatura de 52 ºC en el parque nacional del Valle de la Muerte de California (Estados Unidos). La estación mantiene el récord de la temperatura más alta registrada en la Tierra, con 56,7 ºC registrados el 10 de julio de 1913.

Otras zonas de California también se vieron afectadas por un calor extremo. En el centro de Los Ángeles se registraron temperaturas mínimas de 26,1 ºC durante la noche el 7 de julio, mientras que en Chino, cerca de Los Ángeles, se alcanzó la temperatura récord de 48,9 ºC. En el aeropuerto de Burbank también se superó el récord de los 45 ºC que se registraron en 1971 con los 45,6 ºC del 6 de julio, y el Aeropuerto de Van Nuys alcanzó una temperatura máxima de 47,2 ºC, según el Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos.

En el Canadá, la combinación de una ola de calor con la elevada humedad de la provincia de Quebec causó decenas de muertes que afectaron, sobre todo, a los sectores más vulnerables de la población y a la tercera edad.

Al mismo tiempo, en algunas partes del este del Canadá se registró un breve retorno del invierno, con nieve en algunas zonas de Terranova y Cabo Bretón (Nueva Escocia) y temperaturas de -1 ºC en San Juan de Terranova y Halifax. Es raro que estos fenómenos meteorológicos característicos del invierno se produzcan tan tarde. Es la primera vez que ocurre desde 1996.

En junio de 2018 las temperaturas fueron extremadamente altas en gran parte del norte de Siberia, y siguieron esa tendencia durante la primera semana de julio. El Centro Hidrometeorológico de Rusia del este de Siberia emitió un aviso de temporal debido a que se registraron temperaturas de más de 30 ºC durante más de cinco días, que se espera que se mantengan entre el 9 y el 16 de julio. Esto supone un alto riesgo de incendios forestales, así como de interrupciones de la energía eléctrica, el trasporte, de los servicios públicos y de que se produzcan ahogamientos en el agua al intentar escapar del calor. En la región de Krasnoyarsk se registraron anomalías diarias de 7 ºC por encima de la media y los incendios afectaron a cerca de 80 000 hectáreas de bosque.

Sequías y calor en parte de Europa

En Europa, el Centro Regional sobre el Clima para la vigilancia del clima de la OMM, cuyo funcionamiento está a cargo del Servicio Meteorológico de Alemania (DWD), emitió un aviso de vigilancia del clima con orientaciones sobre sequías y temperaturas superiores a la media, válido hasta el 23 de julio. En el producto orientativo, utilizado por los Servicios Meteorológicos Nacionales para emitir avisos y predicciones a escala nacional, se hace referencia a la continua situación de sequía y a las temperaturas por encima de lo normal en el norte de Europa (desde Irlanda hasta los países bálticos y Escandinavia). Se han predicho semanalmente unas anomalías en la temperatura entre +3 ºC y +6 ºC. La probabilidad de que las precipitaciones sean por debajo de los tercilos más bajos es superior al 70 %. Esta sequía podría estar acompañada por escasez de agua, tormentas, riesgo de incendios y pérdidas de las cosechas.

Calor Y Precipitaciones Extremas En Julio De 2018: Análisis De La Omm

Para algunas partes del norte de Europa, junio ha sido uno de los meses más secos y cálidos y, tras un mes de junio inusualmente caluroso en el Reino Unido, la ola de calor también ha entrado en julio. La Oficina Meteorológica del Reino Unido afirmó el 10 de julio que en algún punto del país se alcanzaron los 28 ºC o más durante 16 días consecutivos.

Calor Y Precipitaciones Extremas En Julio De 2018: Análisis De La Omm

Junio se registra como uno de los meses más cálidos

A escala global, este mes de junio fue el segundo más cálido según el Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Medio Plazo y su Servicio de Cambio Climático del programa Copernicus. Hasta la fecha, este año está siendo el más caluroso del fenómeno de La Niña.

Así como en junio de 2018 se registraron temperaturas extremadamente altas en varias zonas del norte de Siberia, las temperaturas también superaron la media en gran parte de los Estados Unidos, el centro del Canadá, el Norte de África, Oriente Medio y el norte de China.

Este mes de junio fue el tercero más caluroso de los Estados Unidos, sin embargo, en varias partes del país se registraron temperaturas por encima de la media durante la noche, de acuerdo con datos de los Centros Nacionales para la Información Ambiental de los Estados Unidos. Desde el 9 de julio de 2018 se registraron 6 desastres meteorológicos y climáticos en el país, con pérdidas que superaron los 1 000 millones de dólares estadounidenses por cada uno de ellos. Entre estos desastres figuran 4 tormentas violentas y 2 tormentas invernales que han causado en total 36 muertes y pérdidas económicas considerables en las zonas afectadas.
Calor Y Precipitaciones Extremas En Julio De 2018: Análisis De La Omm

Relación con el cambio climático

Los episodios de precipitaciones y calor extremos están aumentando como consecuencia del cambio climático. Aunque no se pueden atribuir los fenómenos extremos individuales de junio y julio al cambio climático, son compatibles con la tendencia general a largo plazo debida al aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero.

Numerosos estudios recientes han concluido que la probabilidad de que se produzcan fenómenos extremos está influenciada por la actividad humana, tanto directa como indirectamente. De entre una serie de 131 estudios publicados entre 2011 y 2016 en el Bulletin of the American Meteorological Society, el 65 % muestra que dicha probabilidad se ve considerablemente afectada por las actividades antropógenas.

Identificar la influencia antropógena sobre las precipitaciones extremas ha sido una tarea más complicada. Mientras que algunos estudios demuestran que la probabilidad de que ocurran fenómenos de precipitación extrema se debe, en la mayoría de los casos de forma indirecta, al cambio climático, para otros estudios los resultados no son concluyentes. Esto es debido a que los indicios climáticos a largo plazo de las precipitaciones extremas son menos evidentes que los de la temperatura y, además, los fenómenos de precipitación extrema tienen lugar en escalas espaciales más cortas que los relacionados con la temperatura. En la actualidad, los estudios de atribución se llevan a cabo, principalmente, en  investigaciones en publicaciones revisadas por homólogos.

19 julio 2018

OMM

Esta entrada se publicó en Noticias en 19 Jul 2018 por Francisco Martín León