Lo que no te han contado del refrán: “Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo”

 

Uno de los refranes más populares del mes de junio es el que aparece en el título de este breve artículo, pero es solo de una parte del refrán completo, que algunos desconocen

 

 


El refranero español es muy rico en refranes sobre le tiempo y el clima de España, tanto a nivel nacional como regional y local. Uno de los más famosos es:

“Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo”

Nos viene a decir que durante la primera decena de junio podemos tener temperaturas más bajas de lo normal; y los primeros días de junio de 2018 hace honor al refrán referido. Pero este refrán es solo una parte del refrán completo, que muchos desconocen. Y es que el dicho completo dice así:

“Hasta el 40 de mayo,  no te quites el sayo; y si junio viene ruin, hasta el fin”

 

El verano meteoclimático entró en 1 de junio con temperaturas frescas en gran parte de España. Vamos camino al inicio del verano astronómico, situado en la segunda decena de junio (más concretamente entrará el 21 de junio a las 12h 7m hora oficial peninsular).  Y las temperaturas están por debajo de lo normal con tendencias a seguir pasado el umbral del 40 de mayo.

Y es que algunos junios vienen “ruines”, con borrascas y frentes que circulan por latitudes más bajas, mientras que el anticiclón de bloqueo deja temperaturas más altas de lo normar en el centro y norte de Europa.

Los mapas previstos por semanas del modelo probabilista del ECMWF todavía apuntan a un junio “ruin”, con temperaturas más baja de lo normal.

 

Mapas de anomalías de temperatura para todo el mes de junio de 2018, ver fechas en la cabecera. Los valores azules  (rojos) indican las zonas con anomalías de temperatura por debajo (encima) de lo normal para la fecha semanal dada. ECMWF

 

En fin, tenemos un junio “ruin”. Paciencia para los que esperan temperaturas más normales para las fecha a venir. Eso sí, las temperaturas irán subiendo poco a poco pero quedarán por debajo de los  valores normales.

 

Francisco Martín León, meteorólogo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *