El cambio climático desempeña un papel significativo en la ola de calor de Europa

¿Está detrás el cambio climático de la ola de calor sufrida por Europa recientemente?

Nota. Este trabajo se realizó a primeros de julio de 2015 cuando una ola de calor amplia y persistente afectaba a Europa. Sus resultados se muestran ahora.

Un equipo internacional de científicos dice que es prácticamente seguro que el cambio climático - que aumenta la probabilidad de olas de calor- que la actual en curso, y que se extiende por gran parte de Europa a inicios de julio de 2015, está detrás de ella. El riesgo aumenta en un factor de dos o más sobre una gran parte de Europa, hasta más de un factor de cuatro en algunas de las ciudades más cálidas. Los resultados son una parte del campo de desarrollo de la "atribución del tiempo" que utiliza tiempo de las observaciones y los datos del clima, junto con las previsiones meteorológicas y los modelos climáticos.

Es ampliamente aceptado que el cambio climático, en general, aumentará la frecuencia, intensidad y duración de las olas de calor (Meehl y Tebaldi, 2004 [1]; IPCC, 2014 [2]). El campo de atribución de eventos extremos tiene como objetivo analizar los fenómenos meteorológicos individuales sobre una región más pequeña (Stott et al., 2004 [3]). En el caso de la ola de calor en curso en Europa (inicios de julio de 2015), Climate Central convocó a un equipo internacional de científicos de la Universidad de Oxford, KNMI, Cruz Roja, Media Luna Roja, junto con los socios regionales del CNRS y MeteoSwiss con el fin de evaluar el papel potencial de calentamiento global en un evento específico de 3 días extremos, mientras que el evento estaba sucediendo.

El equipo analizó específicamente a algunas ciudades europeas (De Bilt en los Países Bajos, Madrid en España, Mannheim en Alemania, París en Francia y Zúrich en Suiza). Para los fines de este análisis, la ola de calor se define como la media de las temperaturas máximas en 3 días consecutivos (definiciones de olas de calor varían de país a país, pero esta definición se ha demostrado ser una buena medida de los impactos, en particular sobre salud). Usando una combinación de datos observados y las previsiones, los científicos del equipo calcularon el máximo anual de 3 días de temperatura máxima (observaciones hasta el 1 de julio, las previsiones hasta el 5 de julio).

"Por ejemplo, en De Bilt, una ola de calor como ésta se ha convertido en por lo menos cuatro veces más probable ahora que antes. Esta es un área relativamente rural. En las grandes ciudades los efectos del calor urbano también se incluyen en este número, aunque no son muy grandes en la temperatura máxima ", dijo Geert Jan van Oldenborgh, un científico del clima en KNMI.

El Cambio Climático Desempeña Un Papel Significativo En La Ola De Calor De Europa

El equipo comparó el calor de este verano, con los veranos durante la primera parte del siglo, antes de que el calentamiento global jugase un papel importante en nuestro clima. Ellos encontraron que:

  • En De Bilt, un período de 3 días tan cálidos como el pronóstico de estos días fue un evento por cada 30 en la década de 1900. Ahora es probable que ocurra aproximadamente 1 cada 3 años.
  • En Madrid, un período de 3 días tan cálidos como el pronóstico para los próximos días habría sido excepcionalmente raro en la década de 1920. Ahora es probable que ocurra aproximadamente 1 en 40 años.
  • En Mannheim, un período de 3 días tan cálidos como los últimos días habría sido un acontecimiento por siglo en la década de 1900. Ahora es probable que ocurra aproximadamente 1 en 15 años.
  • En Zürich, un período de 3 días tan cálidos como la previsión para el fin de semana hubiera sido un evento de 1 en 350 años alrededor de 1900. Ahora es probable que ocurra aproximadamente 1 de cada 70 años.

"Hay una fuerte tendencia al alza en las temperaturas máximas de tres días sobre la zona afectada por esta ola de calor", dijo van Oldenborgh. "La tendencia es clara tanto en datos de la estación y en los datos de los reanálisis." Debido que a la ola de calor está en curso, el análisis se basa en parte en las previsiones para los próximos días. Un análisis estadístico de las observaciones muestra que la probabilidad de observar una ola de calor como ésta se ha duplicado en los últimos 37 años en la mayor parte de la región afectada. En las ciudades el aumento es incluso más fuerte.

El Cambio Climático Desempeña Un Papel Significativo En La Ola De Calor De Europa

Utilizando una red de computación grande ([email protected]), los científicos de Oxford simularon la probabilidad de ver días tan cálidos como los que está experimentando Europa ahora. Al mismo tiempo, también simularon un verano sin un cambio climático influenciado por el ser humano. En la comparación de estos dos "mundos" encontraron que en las 5 ciudades analizadas, las condiciones actuales son ahora por lo menos dos veces más propensas a causa del cambio climático. Su modelo no incluye los efectos urbanos.

"El modelo regional de [email protected] sirve de buena manera de hacer una verificación independiente en el análisis observacional", dijo el líder del equipo de Oxford, Friederike Otto. "Piense en los resultados combinados como un buen primer paso para responder a la cuestión climática". En este caso el equipo de Oxford estaba un poco limitado porque las temperaturas superficiales del mar observadas que conducen al modelo aún no están disponibles. En su lugar, se utilizó las del verano de 2014 como un proxy. El equipo sintió la elección era sólida porque la influencia de las temperaturas exactas superficie del mar en Europa es pequeña comparado con el efecto global del calentamiento global.

Las olas de calor europeas en 2003 y 2006 tuvieron un gran impacto, especialmente entre los grupos vulnerables, como las personas mayores en las áreas urbanas. El exceso de mortalidad debido a la ola de calor de 2003 se estimó en 70.000; en 2006 los Países Bajos llegó a ocupar el top-5 de los desastres mortales. Maarten van Aalst, director del Centro del Clima de Cruz Roja Media Luna Roja Climate Centre dijo, "con demasiada frecuencia, la gente sigue sorprendidas por los riesgos crecientes. Es esencial proporcionar información clara sobre los riesgos y cómo pueden ser gestionados, a menudo con medidas tan simples como beber suficiente agua, o asegurarse de que sus vecinos de más edad estén seguros”.

La metodología utilizada en estos dos enfoques se extrae de la literatura revisada por pares. Para más detalles sobre cada enfoque consulte la Metodología descrita para nuestro análisis anterior sobre el récord de calor en Europa en 2014.

NOTA: Este análisis inicial utiliza una combinación de predicción y datos de temperatura de observación. Vamos a actualizar nuestros resultados a lo largo del fin de semana la incorporación de los últimos datos observacionales disponibles. Esta actualización se realizará el día 6 de julio, lunes.

Referencias

[1] IPCC (2014). Fifth Assessment Report. Cambridge University Press.

[2] Meehl, G.A. and C. Tebaldi (2004). More intense, more frequent, and longer lasting heatwaves in the 21st century. Science 305:994-997.

[3] Stott, P.A., Stone, D.A., and Allen, M.R. (2004) Human contribution to the European heatwave of 2003. Nature, 432:7017.

Para más información contactar: Clima Central - Heidi Cullen Cullen(at)climatecentral.org

02 de julio 2015, 17:00 ET

Texto originario y traducido de:
http://www.climatecentral.org/europe-2015-heatwave-climate-change

Fuente: Climate Central

Esta entrada se publicó en Actualidad en 09 Jul 2015 por Francisco Martín León