tiempo.com

Última hora de la borrasca: lluvias de hasta 100 litros por metro cuadrado

Estamos a las puertas del primer temporal de lluvia de este otoño, que dejará acumulados muy destacables en algunas zonas, aunque insuficientes para paliar la sequía. Además, la inestabilidad se podría trasladar al Mediterráneo en unos días.

Lluvias y tormentas intensas España
En los próximos días llegarán varios frentes muy activos que dejarán lluvias casi generales, y además se esperan tormentas prefrontales y embebidas que localmente serán intensas.

Estamos a las puertas del primer temporal de lluvia del otoño climatológico. Una borrasca (ex-Danielle) nos traerá un cambio importante de tiempo en las próximas horas, con precipitaciones que en la primera mitad de la semana que viene serán casi generalizadas en España, y además en algunos lugares podrían ser cuantiosas.

Frentes muy activos y tormentas localmente fuertes

La borrasca se situará mañana frente a las costas de Portugal, canalizando hacia la Península Ibérica un flujo de aire subtropical muy húmedo, un río atmosférico con una gran cantidad de agua precipitable, por lo que los frentes asociados serán muy activos. No es suficiente para acabar con la grave sequía que padece buena parte del país, pero será un alivio.

Como suele ser habitual en este tipo de situaciones, los frentes asociados se irán desgastando según avancen por la Península, mientras que el centro de la borrasca se quedará estática en las cercanías de la costa portuguesa, debilitándose progresivamente. En cambio, en la segunda mitad de la semana la baja en altura podría desgajarse, trasladándose la inestabilidad hacia el Mediterráneo.

A partir de las últimas horas del domingo llegará el primer frente desde el Atlántico, con precipitaciones que en la primera mitad de semana se extenderán de oeste a este. Nuestro modelo de cabecera prevé que el sureste peninsular y Baleares se quedarán al margen, mientras que a Canarias le afectaría de refilón, con algunos chaparrones.

Tormentas prefrontales que podrían ser muy intensas el lunes

Además, el lunes probablemente se producirán tormentas prefrontales que serían localmente intensas en puntos del noreste peninsular, aunque podrían descargar de forma más dispersa en otras zonas de la mitad oriental. No hay que olvidar que estaremos en el borde oriental de una vaguada, el "sector de ataque", favoreciendo el desarrollo de precipitaciones convectivas. Algunas tormentas puntualmente fuertes podrían ir embebidas en los frentes.

En el sector occidental del Sistema Central podrían acumularse más de 150 l/m2

Las última actualización del modelo del ECMWF prevé los mayores acumulados en áreas montañosas del norte de Cáceres, un sector muy expuesto a los flujos húmedos del suroeste. Si se mantiene este escenario, podrían acumularse puntualmente más de 150-200 l/m2 en la primera mitad de la semana que viene, y también podrían pasar de los 100 en otras zonas del sector occidental del Sistema Central.

También se esperan registros muy destacables, probablemente superiores a los 100 l/m2, en la cara sur del Pirineo (sector de Huesca), sureste de Ourense y en el noroeste de Zamora. En general, parece probable que se superarán los 50 en aquellas zonas bien orientadas al suroeste.

En gran parte de la mitad occidental, norte de Aragón y Sistema Ibérico sur los acumulados pasarán de los 20-30 l/m2, aunque como se ha explicado, pueden producirse diferencias en distancias cortas debido a las tormentas, que descargarán localmente con bastante fuerza.

Aunque las precipitaciones serán de entidad en algunas zonas, serán insuficientes para paliar la sequía que sufre gran parte del país.

Sin embargo, desde Meteored recordamos que, aunque este episodio temprano de lluvia es una gran noticia, no es suficiente para paliar la grave sequía que azota a gran parte de nuestro país: harían falta varios temporales consecutivos de gran entidad para revertir la situación. La reserva hídrica española se encuentra a un 35% de su capacidad.

Riesgos e impactos del inminente temporal de lluvias

Según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis, European Forest Fire Information System), en España ya han ardido más de 286000 hectáreas en lo que va de año, un dato nefasto. Por tanto, en muchas zonas montañosas el suelo está prácticamente desnudo, muy expuesto a procesos erosivos ante lluvias intensas.

Esto puede ser un problema en algunos sitios, por ejemplo en el norte de Cáceres o Zamora, castigadas por grandes incendios forestales en los últimos meses. Aparte de la erosión, no hay que olvidar la posible contaminación de ríos y embalses debido al arrastre de cenizas y otros contaminantes.

Además, debido a la ausencia de lluvia en los últimos meses en buena parte del país, los suelos probablemente no podrán filtrar y retener el agua de manera efectiva, especialmente en aquellas zonas en las que hay poca vegetación. Tampoco hay que olvidar el riesgo de inundaciones repentinas en arroyos, gargantas y barrancos.

Podría generarse una DANA a partir de los restos de ex-Danielle

Parece que la dinámica inestable se mantendrá durante la segunda mitad de la semana que viene. La borrasca en superficie tenderá a debilitarse, pero según nuestro modelo de referencia la vaguada en altura podría desgajarse, generándose una gota fría o DANA sobre el sur peninsular, que se desplazaría hacia el Mediterráneo, aunque la incertidumbre es muy alta.

Lluvia Dana
A finales de la próxima semana las precipitaciones podrían ser intensas en el litoral mediterráneo, de acuerdo con las últimas actualizaciones del modelo

El anticiclón bascularía hacia finales de semana hacia las islas británicas (gracias al empuje de una borrasca en el Atlántico, ex-Earl), canalizando vientos de levante hacia la vertiente mediterránea, advección cálida y húmeda que podría verse potenciada por la posible formación de un área de bajas presiones en superficie al norte de Argelia. De cumplirse este escenario, las lluvias podrían ser muy intensas en puntos del este y Baleares.

La borrasca se debilitará en superficie, pero en altura probablemente se desgajará la vaguada, generándose una DANA que podría dirigirse hacia el Mediterráneo.

No obstante, tal y como está el panorama actualmente la incertidumbre es máxima a medio y largo plazo, pero definitivamente parece que la atmósfera va a mostrarse más dinámica, algo que por otra parte ya toca en estas fechas. ¿Será ex-Danielle un punto de inflexión? El tiempo dirá.