tiempo.com

Con el mar tan caliente, ¿tendremos pronto un "huracán mediterráneo"?

Tras el mes de julio más caluroso desde que existen registros, el mar Mediterráneo se ha convertido en una autentica sopa con temperaturas entre los 27-30 ºC. ¿Este sobrecalentamiento de la superficie del mar supondrá una mayor probabilidad de huracanes?

Temperaturas mar
Temperaturas superficiales del mar previstas para este mediodía por el modelo europeo.

Las olas de calor sufridas desde comienzo del verano han sido excepcionales. La primera, en el mes de junio, fue increíblemente temprana; duró ocho días, afectó a 38 provincias españolas y las temperaturas estuvieron 3,2 ºC por encima de la media. La segunda, en julio, fue extraordinaria; se prolongó 18 días, afectó a 40 provincias y se batieron récords de temperatura máxima y minina, no sólo del mes de julio, sino de todo el año, con anomalías positivas de 4,8 ºC.

Sumando ambos episodios, España ha estado 26 días en situación de ola de calor, convirtiéndose en el segundo verano con más días bajo esta situación hasta la fecha, tan solo superado por el verano de 2015, con 29 días en ola de calor.

Los huracanes del Atlántico y los del Mediterráneo, ¿son iguales?
La formación de unos y de otros presentan diferencias. Los medicanes (mediterranean hurricane) tienen normalmente un núcleo frío en altura frente a otro cálido en niveles más bajos y medios. Sin embargo, los huracanes tienen solo un núcleo cálido en la vertical muy profunda.

Ambos se forman como un ciclón, pero con diferentes intensidades de viento. Los medicanes se forman con rachas que superan los 45 km/h y pueden alcanzar los 150 km/h, mientras que los huracanes necesitan vientos mucho más fuertes para su formación y pueden llegar a alcanzar rachas de 250 km/h.

Estos datos han provocado que no sólo se caliente de manera desmesurada la atmósfera sino también nuestros mares. El mar Mediterráneo está alcanzando en su superficie valores por encima de la media desde finales del mes de mayo, incluso en la última semana ha sufrido una ola de calor marina. ¿Influirá este calentamiento en la formación de medicanes (huracanes en el mediterráneo) en los próximos meses?

Ola de calor marina en el Mediterráneo

Cuando las temperaturas del mar son anormalmente cálidas en una región específica del mar durante un periodo de tiempo prolongado, el fenómeno se denomina ola de calor marina.

El tiempo estable y anticiclónico, la ausencia de vientos y nubes, la insolación propia de la canícula y las noches cortas han propiciado los ingredientes necesarios para que el mar Mediterráneo sea golpeado por una de estas "olas" en los últimos días.


Las temperaturas han alcanzado los 26 ºC en mayoría de la cuenca, con registros entre los 28 y 30 ºC en todo el litoral mediterráneo, desde la costas de Almería hasta Girona, incluyendo también a las Islas Baleares. Estos valores de temperaturas se sitúan entre los 4 y 6 ºC por encima de los valores normales para este periodo.

¿Aumento de medicanes en otoño?

Los medicanes son los ciclones que adquieren la categoría de huracán en el mediterráneo (vientos sostenidos iguales o superiores a 100 km/h) y que suelen formarse durante los meses de septiembre, octubre y noviembre. Generalmente toman características tropicales mientras conservan algunos aspectos de los ciclones extratropicales.

Desde el 2011 el mar Mediterráneo ha gestado 5 medicanes, siendo el más reciente, Ianos en 2020.

Para la formación de un medicane se requiere una serie de condiciones muy específicas a nivel atmosférico junto con temperaturas superficiales en el Mediterráneo por encima de los 27 ºC. Claro está que si las temperaturas del mar cada vez son más altas, cada vez más existirá la posibilidad de que se propicien las condiciones marinas necesarias para la formación de estos fenómenos adversos.

Además, unas mayores temperaturas del Mediterráneo proporcionan una mayor fuente de energía para los medicanes amplificando aún más su destructividad. Se espera que para este otoño las temperaturas marítimas sean más altas de lo normal, por lo que, si se cumplen las condiciones atmosféricas necesarias, no sería descabellado pensar que, nuestro mar Mediterráneo, pudiese albergar un medicane en este 2022.