tiempo.com

Final de semana trepidante entre borrascas y aire con polvo sahariano

Está a punto de comenzar un episodio de inestabilidad peculiar. Al oeste de la península y en Canarias habrá aire polar y varias borrascas que se enfrentarán a una irrupción de aire sahariano cargado de polvo en suspensión, que afectará a la vertiente mediterránea dejando lluvias con barro.

Lluvias febrero
Habrá que desenfundar los chubasqueros y los paraguas en gran parte del país.

Si enero fue un mes llamativamente atípico, febrero, al menos en sus comienzos, no le va a la zaga. Tras el paso de la última borrasca de gran impacto cuya característica principal fue el viento, lo más significativo fue el ascenso de temperaturas, que alcanzaron valores superiores a los normales de la época en las regiones mediterráneas y en las de la mitad sur, quedando las precipitaciones reducidas a Galicia, donde fueron intensas, algunas comarcas de la Cornisa Cantábrica y los Pirineos.

Pero eso ha durado poco y a partir de hoy se producirá un refrescamiento al tiempo que siguen llegando frentes a las vertientes atlántica y cantábrica. Por el contrario, la vertiente mediterránea se verá afectada por una irrupción de aire sahariano, por lo que las pocas precipitaciones que puedan producirse en las regiones de esa zona es muy probable que vayan acompañadas de barro. Para la semana que viene hay bastante incertidumbre, pero existe la posibilidad de que nos veamos afectados por otra borrasca de gran impacto de nombre Karim.

En la vertiente mediterránea habrá una irrupción de aire sahariano, así las pocas precipitaciones que puedan producirse en esa zona irán acompañadas de barro.

Hoy un frente dará origen a precipitaciones en toda la mitad occidental de la Península y en Canarias, donde podrán ser fuertes y tormentosas. También serán intensas en Castilla y León y Extremadura; más débiles y aisladas cuanto más al este, siendo improbables en las regiones mediterráneas incluyendo a Balares. Nevará en cotas altas de la Cordillera Cantábrica, los Pirineos, el Sistema Central y el archipiélago canario. Habrá bancos de niebla matinales, algunos persistentes, en ambas mesetas, Galicia, la cuenca del Ebro, y Baleares.

Las temperaturas diurnas subirán ligeramente en la Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha y Andalucía. El viento soplará de levante moderado en el Estrecho y del noroeste fuerte en Canarias.

Vaguada
Canal de vapor de agua donde se aprecia la vaguada elongándose al oeste de la península y llegando a Canarias.

Mañana entrarán dos borrascas a escena y el polvo en suspensión

Mañana una borrasca estará situada a primeras horas entre Canarias y el Cabo de San Vicente, tendiendo a desplazarse hacia el suroeste de la Península, y otro centro se encontrará al este del Estrecho, que irá dirigiéndose hacia el cabo de Gata y que favorecerá la entrada de una masa de aire seco procedente del norte de África.

La situación será propicia para que se produzcan precipitaciones en Canarias, el oeste de Andalucía y de Castilla La Mancha, Extremadura, Madrid, gran parte de Castilla y León, Galicia, las regiones cantábricas y algunas zonas de Navarra y de La Rioja. No las habrá en las regiones mediterráneas donde, sobre todo en las meridionales, habrá polvo en suspensión. Seguirá nevando en las cotas altas de los sistemas montañosos.

Habrá pocos cambios en las temperaturas y los vientos serán muy variables entre unas regiones y otras.

Fin de semana muy revuelto

El sábado, la borrasca estará centrada en el interior de la Península y se producirán precipitaciones en la mayoría de las regiones, excepto en el sur de las mediterráneas y en el archipiélago balear. Serán fuertes en Asturias, Cantabria, el País Vasco y las proximidades del Estrecho. También las habrá en Canarias, aunque irán desapareciendo a lo largo del día. Además, seguirán produciéndose algunas nevadas en las zonas más altas de las cordilleras peninsulares y de Tenerife.

Las temperaturas descenderán en toda la Península y en Baleares con heladas, además de en los sistemas montañosos, en la meseta castellanoleonesa. Los vientos seguirán siendo de direcciones muy variables entre unas regiones y otras, con rachas fuertes en las Rías Bajas, los Pirineos, la costa oriental andaluza, Tenerife y Gran Canaria.

Fin de semana con precipitaciones en la mayoría de las regiones, con nevadas en las zonas más altas de las cordilleras peninsulares y de Tenerife, así como algunas tormentas.

A lo largo del domingo un nuevo frente entrará por Galicia y dará origen a precipitaciones que pueden ser tormentosas no solo en la comunidad gallega, donde tendrán lugar las más intensas, sino también en Castilla y León. Las lluvias se irán extendiendo a las regiones cantábricas y en forma más débil a Extremadura y Andalucía, sobre todo a las provincias occidentales. Por la mañana, también se producirán algunos chubascos que tenderán a desaparecer, al irse alejando la borrasca que el día anterior estará dentro de la Península, en los Pirineos, Cataluña y las Islas Baleares. En el área mediterránea solo habrá cielos parcialmente nubosos.

Las temperaturas tenderán a bajar en las regiones orientales y las nocturnas lo harán también de manera notable en Castilla y León, donde se registrarán heladas generalizadas. Predominarán los vientos del oeste y del suroeste excepto en Canarias donde soplarán de componente norte.