tiempo.com

Una ola de calor duradera en el oeste de los EE.UU continentales

El calor extremo provocó incendios forestales y estresó la red eléctrica antes de que una tormenta tropical del Pacífico oriental se trasladara a la región y rompiera la ola de calor

Temperaturas del aire en el oeste de los EE. UU. para el 6 de septiembre de 2022

El 7 de septiembre de 2022, más de 61 millones de personas estaban bajo avisos, alertas y advertencias activas de calor extremo, según el Servicio Meteorológico Nacional. Se emitieron advertencias de calor excesivo para gran parte de California y partes del oeste de Arizona y el sur de Nevada. Las temperaturas alcanzaron más de 38 ºC, y algunas áreas exhibieron mínimos nocturnos récord y puntos de rocío relativamente altos, los cuales contribuyen a los efectos del calor en la salud.

Ola de calor extrema

El mapa de arriba muestra las temperaturas del aire en el oeste de los EE. UU. el 6 de septiembre de 2022, en el pico de la ola de calor. Fue producido combinando observaciones satelitales con temperaturas predichas por una versión del modelo Goddard Earth Observing System (GEOS), que utiliza ecuaciones matemáticas para representar procesos físicos en la atmósfera. El mapa representa temperaturas a unos 2 metros sobre el suelo alrededor de las 2 p. m., hora del Pacífico. Los rojos más oscuros indican temperaturas de más de 40 °C.

Se registraron temperaturas máximas históricas que oscilaron entre los 43 ºC en las ciudades de California de Santa Rosa, Napa, Livermore, Redwood City, San José y King City. Tanto Merced como Sacramento alcanzaron los 46,7 °C, sus temperaturas más altas desde que comenzaron los registros en 1899 y 1877, respectivamente. El récord de Sacramento, que anteriormente era de 43,3 °C, se rompió por un margen significativo.

Si nos fijamos en la gran magnitud de las temperaturas más altas de todos los tiempos que se establecieron, en cualquier mes, en cualquier año, esta ola de calor es definitivamente única”, dijo Brian Kahn, científico atmosférico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Pero también vale la pena señalar que esta ola de calor no se limitó a California, agregó, ya que los máximos históricos de todos los tiempos también se empataron o rompieron en otros estados del oeste.

Kahn y el climatólogo del JPL, Glynn Hulley, estudiaron recientemente las olas de calor del sur de California y descubrieron que son cada vez más frecuentes, intensas y duraderas. También exhiben temperaturas y humedad nocturnas más altas, particularmente en las áreas urbanas del interior. Para tener en cuenta los diversos factores en una ola de calor, los investigadores desarrollaron una métrica llamada índice de gravedad de la ola de calor. La métrica se obtiene multiplicando el índice de calor promedio, que tiene en cuenta los efectos de la temperatura y la humedad, por la duración de la ola de calor.

Dada la intensidad y duración combinadas del evento de septiembre de 2022, dijo Hulley, es probable que se clasifique como una de las peores olas de calor de las últimas cuatro décadas.

El calor extremo ha causado o contribuido a la muerte de más de 700 estadounidenses por año en promedio durante los últimos 30 años. El calor es la principal causa de muerte relacionada con el tiempo en los EE. UU. y provoca más muertes que los huracanes, los tornados, las inundaciones o el frío extremo.

Imagen del 8 de septiembre del satélite Suomi NPP de la tormenta tropical Kay. Ver texto para detalles

El 9 de septiembre comenzaron a llegar temperaturas más frescas con la tormenta tropical Kay. Se esperaba que la tormenta trajera lluvias torrenciales y la posibilidad de inundaciones repentinas en el sur de California, la península de Baja California y el desierto del suroeste.

La imagen de arriba fue adquirida justo después de las 2 a. m. hora local del 8 de septiembre por el Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) en el satélite Suomi-NPP cuando la tormenta tropical Kay estaba frente a la costa de Baja California. La imagen utiliza la banda día-noche VIIRS, que detecta la luz en un rango de longitudes de onda desde el verde hasta el infrarrojo cercano y utiliza la intensificación de la luz para permitir la detección de señales nocturnas tenues.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Lauren Dauphin y Joshua Stevens, utilizando datos GEOS-5 de la Oficina de Asimilación y Modelado Global de la NASA GSFC y datos de la banda día-noche VIIRS de la Asociación Nacional de Orbita Polar de Suomi. Texto de Sara E. Pratt.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias en 10 Sep 2022 por Francisco Martín León