El agujero de ozono ha aparecido: más temprano que de costumbre

¿Por qué importa esto? Porque el ozono actúa como un escudo, protegiéndonos a nosotros y a nuestro planeta contra la dañina radiación ultravioleta del Sol

Francisco Martín León Francisco Martín León 21 Ago 2019 - 02:00 UTC
Todo parece indicar que el agujero de ozono ha comenzado a aparecer

El ozono nos protege de la radiación ultravioleta del Sol. Su pérdida en niveles altos puede causarnos problemas.

El ozono

El ozono, O3, es una forma de oxígeno con moléculas que está formado por tres átomos en lugar de dos, O2. El ozono se encuentra tanto en la troposfera, los 10 km más bajos de la atmósfera, como en la estratosfera, a 10 a 50 km del suelo.

El ozono actúa como un escudo que nos protege contra la dañina radiación ultravioleta del sol.

Sin embargo, el ozono a nivel del suelo es un contaminante. Puede desencadenar dificultades respiratorias y dañar plantas y cultivos. Es uno de los principales ingredientes del smog. Por lo tanto, si el ozono es bueno o malo depende de su altitud en la atmósfera.

La capa y agujero de ozono

La capa de ozono ha sido “atacada” por el cloro (clorofluorocarbono, CFC) y los compuestos de bromo (halón) que se utilizaron en el pasado en productos tales como aerosoles, refrigerantes, pesticidas, solventes y extintores de incendios. Cuando estas sustancias alcanzan la estratosfera, la radiación ultravioleta del Sol hace que se rompan y liberen átomos de cloro y bromo, que reaccionan con el ozono. Estas reacciones desencadenan ciclos químicos de destrucción del ozono que agotan la capa protectora de ozono.

Se ha calculado que solo un átomo de cloro puede destruir más de 1000 moléculas de ozono. Sin embargo, los átomos de bromo son unas 50 veces más eficientes para destruir el ozono. Afortunadamente, la abundancia atmosférica de compuestos que contienen bromo es mucho menor que la de los CFC.

Los países se han adherido a los acuerdos internacionales actualmente vigentes, como la Convención de Viena y el Protocolo de Montreal y sus enmiendas. Después de alcanzar su punto máximo alrededor del año 2000, la cantidad total de compuestos que contienen cloro y bromo en la estratosfera ahora está disminuyendo lentamente, pero probablemente pasarán 50 años antes de que la cantidad de cloro y bromo vuelva a estar donde estaba antes de 1980 (aproximadamente cuando se observó el primer agujero de ozono antártico).
Informes científicos recientes muestran que la reducción del ozono se ha detenido en la mayoría de las regiones del mundo, pero podrían pasar años antes de que el ozono comience a aumentar nuevamente.

El agujero de ozono antártico, que aparece todos los años en el período de septiembre a noviembre, no ha empeorado en los últimos 5-10 años, pero tampoco hay signos de una mejora significativa todavía.

El agujero de ozono de la Antártida está apareciendo antes de lo normal: zonas de altas/baja concentraciones en colores cálidos/fríos

Pronóstico de composición atmosférica y evaluaciones

CAMS, Copernicus Atmosphere Monitoring Service implementado por ECMWF, realiza predicciones del ozono a nivel global.

OMM

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Capa de ozono, Agujero del ozono, ozono, ozono troposférico, agujero de ozono, en 21 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad