Percepción de información agrometeorológica por trabajadores de áreas aledañas a la estación Yabú de Villa Clara, Cuba

M. Sc. Ismabel María Domínguez Hurtado(1)
Tec. Yamarys Pedraza Correa (2)
Tec. Maribel Montejo Perdigón(2)

INSTITUCIONES: (1) Centro Meteorológico Provincial de Villa Clara, Cuba, correo e: [email protected] (2) Estación Agrometeorológica Yabú. Correo –e: [email protected]

RESUMEN

Con el propósito de evaluar la percepción de los trabajadores agropecuarios sobre aspectos cognitivos relativos a la información agrometeorológica, se aplicaron encuestas sobre el tema. Respecto al empleo de la información el 96.9% de los encuestados afirmó que la información resultaba útil para su labor. Las fuentes de información meteorológica más frecuentes resultaron el noticiero nacional de televisión  y/o las emisoras nacionales de radio, con el 81.2% de los casos. El empleo de la información se destina fundamentalmente a la planificación. También se observó que el 15.6% de los trabajadores desconoce el término meteorología agrícola.

Palabras claves: percepción, información agrometeorológica.

Introducción

La misión de nuestro servicio meteorológico provincial consiste en “Suministrar información meteorológica y climática autorizada, confiable y oportuna sobre el estado y comportamiento futuro de la atmósfera.” Más adelante se agrega que “Está información está dirigida a velar por la seguridad de la vida y a reducir las perdidas de bienes materiales ante desastres naturales de origen meteorológico, contribuyendo directamente al bienestar de la comunidad y al desarrollo sostenible.”

Hoy, la información del tiempo atmosférico goza de gran actualidad en todos los medios de difusión social: prensa, radio, televisión, INTERNET, teléfono grabado… sin embargo, salvo el paso u ocurrencia de fenómenos meteorológicos adversos – como los huracanes o los procesos de sequía – donde la presencia meteorológica en los medios de comunicación social es elevada y de reconocido impacto, se desconoce si la información especializada despierta el interés de los receptores. 

Preguntas como ¿Comprenden los receptores la información meteorológica suministrada en los medios?¿Cuál de las vías de comunicación es más efectiva?¿Hacia donde debe enfocarse la ubicación de la información meteorológica local para ganar en comprensión? Puede orientar sobre el estado de este punto dentro del servicio nacional.

De ahí que el presente trabajo se trazara como objetivo rector evaluar la percepción de los trabajadores agropecuarios sobre aspectos cognitivos relativos a la información agrometeorológica.

Materiales y métodos

Se realizó una encuesta a 32 trabajadores de áreas aledañas a la estación agrometeorológica Yabú (Figura 1 a la 3) El cuestionario aplicado se muestra en el anexo 1 del presente trabajo.

Figura 1. Vista de la estación agrometeorológica Yabú (Villa Clara, CUBA). Imagen cortesía de E. Martínez (2006).

Figura 2. Otra vista de la estación agrometeorológica Yabú (Villa Clara, CUBA). Imagen cortesía de E. Martínez (2006).

Figura 3. Plazoleta de la estación agrometeorológica Yabú (Villa Clara, CUBA). Imagen cortesía de E. Martínez (2006).

El mismo contó de cinco interrogantes (Anexo). Se seleccionaron preguntas cerradas o de elección múltiple para facilitar el procesamiento posterior de los datos y la manipulación de los encuestadores. Las respuestas ofrecidas se procesaron a través de la estadística descriptiva, mediante análisis de frecuencias.

Resultados y discusión

Caracterización de la muestra

Los datos sobre los encuestados se reflejan en las figuras de la 4 al 8. 

Figura 4. Distribución por sexos.

Tal y como se aprecia, la muestra estuvo conformada por hombres en su mayoría (84.4% de los casos), contra un 15.6% de mujeres. Por su parte, las edades de los encuestados oscilaron entre los 27 y 64 años, con una media de 45 años. La mayoría de los encuestados se agrupan en el segundo (II) y cuatro (IV) intervalo de clases (véase tabla 1).

Tabla 1. Distribución de frecuencias por edades.

En cuanto al nivel educacional, predominan los gradurados de nivel superior, los que representan el 37.5% de los encuestados (véase figura 5).

Figura 5. Distribución de acuerdo con el nivel educativo vencido.

Las profesiones fueron clasificadas dentro de tres categorías: obreros, técnicos y dirigentes. Así, tal y como se aprecia en la figura 6, en el conjunto analizado se observó un predominio del personal técnico.

Figura 6. Distribución por catagoría ocupacional.

Análisis de las respuestas

Pregunta 1:

Se procesaron un total de 32 casos, de los cuales el 100% fue válido.

Tabla 2. Distribución de respuestas para la pregunta 1.

  Frecuencia %
31 96.9
No 1 3.1
TOTAL 32 100

Como se observa en la tabla 2, 31 encuestados consideran importante la información meteorológica para su trabajo, contra dos casos cuya respuesta fue negativa.

Pregunta 2:

La tabla 3 muestra el resumen realizado a partir de los resultados brindados por los encuestados sobre las fuentes de información meteorológicas más frecuentadas.

Se observa que el noticiero nacional de televisión (NTV) y/o emisoras nacionales de radio es seleccionada con mayor frecuencia como la primera fuente informativa, seguida por el telecentro provincial TELECUBANACÁN y/o las emisoras provinciales de radio. En todos los casos, los encuestados prefieren aquellas fuentes que prefijan un horario fijo de emisión, es decir, aquellas transmitidas en espacios fijos (en horario y programa), de lo cual que los receptores poseen un hábito creado de consulta a estas fuentes.

Tabla 3. Distribución de fuentes de información meteorológicas (ordenadas según encuestados).pinche sobre la tabla

Pregunta 3:

Sobre la frecuencia de recepción de la información meteorológica (véase figura 7), la mayoría de los encuestados (23 casos) respondió hacerlo siempre, mientras que 9 afirmaron hacerlo casi siempre.

Figura 7. Frecuencia de recepción de la información meteorológica.

Pregunta 4:

En la figura 5 aparecen los resultados del procesamiento de la pregunta 4. Se observa que las mayoría de los encuestados (70.8%) usan la información con fines de preparación (Para planificar lo que haré en los próximos días), seguidos de cerca por aquellos que se manifiestan por el consumo de información meteorológica con un propósito cultural (Para conocer como está el tiempo).

Figura 8. Usos de la información meteoroloógica.

Ninguno de los encuestados manifestó emplear la información meteorológica para elaborar informes sobre las labores realizadas o sobre las conclusiones de una campaña o con fines legales y comerciales (por ejemplo la tramitación o reclamación de pólizas de seguro, transportación de productos al mercado). Lo anterior evidencia cierta asociación del concepto meteorología con pronóstico del tiempo atmosférico, en detrimento del conocimiento de los encuestados sobre las aplicaciones asociadas con la climatología.

Pregunta 5:

En la tabla 3 aparecen las palabras claves extraídas de los conceptos brindados por los encuestados. El 15.6% de los encuestados afirmó que no conocía nada de la especialidad (dentro de esta cifra se computan las respuestas “No sé”, así como aquellas no dadas, entiéndase preguntas en blanco).

Tabla 3. Frecuencia de utilización de palabras claves para conceptuar meteorología agrícola.

Palabra clave empleada en la conceptualización Frecuencia
Concepto 1
Ciencia 3
Rama 1
Conocimiento 2
Opción 1
Parte 1
Información 1
Relación 4
Combinación 1

La palabra más empleada resultó ser relación y es que la casi totalidad de las respuestas dadas se apoya en la significación intrínseca que normalmente se desprende. Resultó raro – solamente un encuestado – asoció la meteorología agrícola con el suministro de información a la producción pecuaria y a la producción forestal; siendo más común en las respuestas, la vinculación con aspectos relativos a las fitotecnia, el riego o, en menor medida, a la protección fitosanitaria.

En sentido general, se considera que los resultados anteriores corroboran las observaciones realizadas por Ramos (2005), quien plantea:

“Muchas circunstancias condicionan la alta visibilidad social de la meteorología contemporánea. En nuestro país, la incesante elevación del nivel cultural de la población ha propiciado la emergencia de millones de evaluadores públicos cada vez más instruidos y exigentes, altamente críticos del trabajo de los meteorólogos, jueces de la ciencia, de sus procedimientos y de la propiedad de su terminología, que monitorean las 24 horas del día el trabajo del Servicio Meteorológico Nacional. Como resultado, en los últimos 40 años la población cubana ha pasado de la lectura pasiva a la lectura analítica del pronóstico del tiempo, circunstancia que ha acrecentado de manera conmensurable los retos para quienes los elaboran. Los meteorólogos, al emitir sus mensajes cotidianos exponen también sus aciertos o desaciertos, y se encuentran entre los especialistas que inducen en el público una percepción objetiva de la función social de la ciencia. Únicamente la Medicina y la Pedagogía, por su ejercicio funcional y cotidiano, ueden competir con la Meteorología en cuanto a ese punto.

Hoy, el Instituto de Meteorología dispone de medios técnicos muy avanzados —redes de estaciones, radares, satélites, modelos matemáticos computadorizados— capaces de trabajar de manera integrada. No obstante, la mejor tecnología y su empleo acertado valdrán lo que valen el talento, la preparación y la experiencia de los hombres y mujeres que la operan. Es preciso señalar que el buen resultado en la presentación cotidiana del pronóstico del tiempo se asocia también de manera concomitante al éxito alcanzado por los meteorólogos en el dominio de las técnicas de la comunicación pública.”

Conclusiones

En la muestra estudiada se observa que la información meteorológica resulta útil a la mayoría de los encuestados, sin embargo existe desconocimiento entre los especialistas sobre el concepto y alcance de la meteorología agrícola.

Se observa que el noticiero nacional de televisión (NTV) y/o emisoras nacionales de radio es seleccionada con mayor frecuencia como la primera fuente informativa, seguida por el telecentro provincial TELECUBANACÁN y/o las emisoras provinciales de radio.

Los encuestados manifiestan mantenerse siempre informados sobre la situación meteorológica, información que emplean mayoritariamente para la planificación.

Bibliografía:

Ramos Guadalupe, R. L. (2005): El primer aviso de ciclón tropical. En Habana Radio. 29 de septiembre de 2005. La Habana.

 
 

Pinche sobre la imagen para descargar en pdf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *