Cielos polvorientos y llenos de humos en Australia

Una enorme nube de polvo serpenteaba sobre Australia a mediados de febrero de 2019, llevada hacia el sureste por vientos fuertes y secos. El polvo enrojeció los cielos sobre Sydney y convirtió la calidad del aire en "peligrosa" en partes de Nueva Gales del Sur.

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 16 Feb 2019 - 22:41 UTC
Cielos Polvorientos Y Llenos De Humos En Australia

La nube de polvo es visible en este mapa, producido con los datos recopilados el 13 de febrero de 2019, con el Ozone Mapping Profiler Suite (OMPS) en el satélite NOAA-20. El mapa muestra las concentraciones relativas de aerosol, con concentraciones más bajas en amarillo y concentraciones más altas en marrón anaranjado oscuro.

Cielos Polvorientos Y Llenos De Humos En Australia

Ese mismo día, el conjunto de radiómetros con imágenes de infrarrojo visible (VIIRS) del satélite Suomi NPP adquirió esta imagen de color natural del polvo. Según informes de prensa, el penacho de polvo se extendía 1.300 kilómetros sobre tierra y otros 1.000 kilómetros mar adentro.

Las estaciones de monitoreo de la calidad del aire alrededor de Sydney informaron niveles elevados de PM10, partículas menores de 10 micrómetros que pueden ingresar a los pulmones y causar problemas de salud. Según la Oficina de Medio Ambiente y Patrimonio de Nueva Gales del Sur, el aire en partes de la región de North West Slopes alcanzó niveles peligrosos, el peor nivel en el índice de calidad del aire.

Observe el humo de los incendios que se mezclan con el penacho de polvo. El incendio arbustivo de la meseta de Tingha, por ejemplo, permaneció fuera de control y se quemó 125 kilómetros cuadrados (48 millas cuadradas) en la mañana del 13 de febrero, según el Servicio de Bomberos Rural de Nueva Gales del Sur.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, utilizando datos de Suomi VIIRS de la NASA EOSDIS / LANCE y GIBS / Worldview, y datos de NOAA-20 OMPS cortesía de Colin Seftor (SSAI). Texto de Kathryn Hansen.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con polvo, fuego, humo, Australia, en 16 Feb 2019 por Francisco Martín León
Publicidad