Los coches eléctricos, el clima y salud

El informe del EEA/AEMA los confirma: los coches eléctricos son mejores para el clima y la calidad del aire

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 22 Nov 2018 - 17:13 UTC

Según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA, o EEA en inglés), publicado hoy, los automóviles con batería eléctrica emiten menos gases de efecto invernadero y contaminantes del aire en todo su ciclo de vida que los automóviles de gasolina y diesel.

La promoción de la energía renovable y la economía circular, incluido el uso compartido de vehículos y el diseño de productos que apoya la reutilización y el reciclaje, ayudará a maximizar los beneficios de cambiar a vehículos eléctricos.

El informe de la AEMA "Vehículos eléctricos desde la perspectiva del ciclo de vida y de la economía circular / Electric vehicles from life cycle and circular economy perspectives " revisa la evidencia actual sobre los impactos de los automóviles eléctricos en el cambio climático, la calidad del aire, el ruido y los ecosistemas, en comparación con los automóviles convencionales.
Los Coches Eléctricos, El Clima Y Salud

Ya en este momento, a lo largo de su ciclo de vida, un automóvil eléctrico típico en Europa produce menos gases de efecto invernadero y contaminantes del aire en comparación con su equivalente de gasolina o diesel. Las emisiones son generalmente más altas en la fase de producción de los automóviles eléctricos, pero éstas se compensan con creces por las menores emisiones en la fase de uso a lo largo del tiempo.

El informe confirma que las emisiones de gases de efecto invernadero de los vehículos eléctricos, con la combinación actual de energía de la UE y durante todo el ciclo de vida del vehículo, son aproximadamente un 17-30% más bajas que las emisiones de los automóviles con gasolina y diesel. Sin embargo, como se proyecta que la intensidad de carbono de la combinación de energía de la UE disminuirá, las emisiones del ciclo de vida de un vehículo eléctrico típico podrían reducirse en al menos un 73% para 2050.

Para la calidad del aire local, los vehículos eléctricos también ofrecen beneficios claros, principalmente debido a cero emisiones de escape a nivel de la calle. Sin embargo, incluso los vehículos eléctricos emiten partículas de la carretera, los neumáticos y el desgaste por rotura, recuerda el informe.

El cambio a vehículos eléctricos también podría reducir la contaminación acústica, especialmente en ciudades donde las velocidades son generalmente bajas y el tráfico a menudo se detiene.

El resultado de la comparación es menos favorable para los automóviles eléctricos cuando se analizan los impactos actuales de su producción en los ecosistemas y la toxicidad de los materiales involucrados. Estos impactos se deben principalmente a la extracción y procesamiento de cobre, níquel y materias primas críticas.

Los Coches Eléctricos, El Clima Y Salud

El informe sugiere que estos impactos podrían minimizarse a través de un enfoque de economía circular que facilite la reutilización y el reciclaje, especialmente de las baterías.

La EEA también ha publicado una nueva sesión informativa sobre los impactos ambientales y climáticos del transporte (new briefing on the environmental and climate impacts of transport). Según la información, las emisiones de gases de efecto invernadero del sector han estado aumentando en la UE desde 2014.

Las estimaciones preliminares para 2017 ubican las emisiones del transporte de la UE en un 28% por encima de los niveles de 1990, lo que indica que el sector no está actualmente en vías de alcanzar los objetivos a  largo plazo.

El transporte también continúa siendo una fuente importante de contaminación del aire, especialmente de partículas y dióxido de nitrógeno, y la principal fuente de ruido ambiental en Europa, señalan las notas informativas.

Otros elementos claves:

  • Los datos preliminares muestran que las emisiones promedio de CO2 de los automóviles nuevos en la UE aumentaron un 0,4% en 2017. Esta fue la primera vez que las emisiones promedio aumentaron desde que comenzó el monitoreo en 2010. Por el contrario, las emisiones promedio de CO2 de los nuevos vehículos comerciales ligeros continuaron cayendo en 2017, mostrando la mayor disminución anual (7.7 g CO2 / km) desde 2012.
  • Las matriculaciones de vehículos eléctricos con batería aumentaron un 51% en 2017, lo que representa un 0,6% de todas las nuevas matriculaciones en la UE. Las matriculaciones de vehículos eléctricos híbridos enchufables aumentaron un 35%, lo que representa un 0,8% de las nuevas matriculaciones.
  • En 2017, los autos de gasolina se hicieron más populares (53% de las nuevas matriculaciones) que los autos diesel (45%) por primera vez desde que comenzó el monitoreo.
  • La reducción del consumo de petróleo en el transporte sigue siendo un desafío, y la participación de la UE en energías renovables en el transporte aún está muy por debajo del objetivo del 10% establecido para 2020, teniendo en cuenta solo los biocombustibles que cumplen con criterios específicos de sostenibilidad. Hasta ahora, solo dos Estados miembros de la UE (Austria y Suecia) han alcanzado el objetivo del 10%.

22 nov. 2018

EEA /AEMA

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con clima, contaminación, ruido, salud, EEA, Coches eléctricos, en 22 Nov 2018 por Francisco Martín León
Publicidad