Condiciones preexistentes del ciclón "asesino" Nargis en el Océano Índico

NASA Al inicio de mayo de 2008, el ciclón Nargis pasó sobre Birmania (Myanmar) después de formarse en la bahía de Bengala.

Colaboración Francisco Martín Colaboración Francisco Martín 20 Abr 2009 - 22:41 UTC

“Una condición preexistente” en el  norte del Océano Índico alimentó la intensificación repentina del  ciclón tropical Nargis del año pasado momentos antes de su avistamiento en tierra  y entrar  mortíferamente en Birmania, según un nuevo estudio de NASA junto con universidades de la zona. El ciclón se convirtió en el peor desastre natural en Birmania y uno de los ciclones más mortales de toda los tiempos.

Científicos en la Universidad  nacional de Taiwán, Taipei, y del Laboratorio de Propulsión a Chorro  de la NASA, Pasadena, California, utilizando datos de los altímetros basados en los satélites, las medidas  térmicas de profundidad del océano y  un modelo del océano para analizar las condiciones  presentes a la hora del desarrollo del ciclón severo. Nargis se intensificó desde un ciclón tropical relativamente débil de categoría 1 a un monstruo de categoría 4 durante sólo 24 horas antes de hacer avistamiento en tierra el 2 de mayo de 2008.

El autor principal I-I Lin de la Universidad  Nacional de Taiwán y su equipo encontró que las condiciones oceánicas de Nargis crearon la receta perfecta para el desastre. Los ciclones prosperan sobre las capas cálidas de agua del océano que están por lo menos  a 26 ºC. Mientras que atraviesan el océano, enfrían el agua superficial y traen agua profunda y fría hasta la superficie, un proceso que limita su capacidad de consolidarse, e incluso los debilitan mientras que se desarrollan. Sin embargo, Nargis pasó sobre una característica cálida preexistente del océano en la bahía de Bengala, donde las aguas cálidas del océano se extendían más profundamente que normales, a partir  de 73 a 101 metros.

Nargis pasando por el sur de Birmania el 2 de mayo de 2008. Fuente: NASA.

"Esta capa de agua gruesa y cálida anormal, que se formó alrededor de un mes anterior, mantuvo las aguas  frías a más profundidad de la superficie, aumentando la energía disponible para aprovisionar de combustible el crecimiento  del ciclón en un 300 %, "  dijo Lin. " Combinándolas  con otras condiciones atmosféricas conducentes a la consolidación del ciclón, esta característica cálida del océano permitió que Nargis alcanzara velocidades de 115 nudos [213 kilómetros por hora] en tierra. Si Nargis no hubiera encontrado esta característica cálida del océano,  no habría tenido probablemente la suficiente energía  como para intensificarse  tan rápidamente."

La intensificación rápida de Nargis ocurrió predominante sobre las regiones cálidas del océano donde las temperaturas superficiales del mar llegaron a ser de entre 30 y 30.2 º C y las alturas superficiales del mar se situaban sobre 6 a 20 centímetros más de  lo normal. Entre el 1 y 2 de mayo de 2008, la tormenta se intensificó desde categoría 1 a  categoría 4. Cuando Nargis pasó brevemente fuera de la región cálida del océano el 2 de mayo, se debilitó algo, sólo para consolidarse de nuevo mientras que volvía a las características cálidas del océano. Las características cálidas del océano en el golfo de México contribuyeron  también a la intensificación rápida de los huracanes Katrina y Rita en 2005.

Precipitación total estimada a partir de datos de satélites de Nargis en las fechas señaladas al pie de figura. Fuente: NASA-TRRM.

Lin dijo que la investigación contribuirá a mejorar nuestra comprensión de y capacidad de pronosticar acontecimientos catastróficos como Nargis en el futuro, reduciendo víctimas mortales y la característica. "Tal capacidad se necesita particularmente en los países en vías de desarrollo, donde menos supervisión y sistemas de alarma avanzados de ciclones pueden dejar a las gentes con poco tiempo para escaparse de desastre, "  dijo.

Los científicos compararon la estructura térmica de las aguas superiores del océano dentro de la característica cálida del océano durante la tormenta con su estructura termal bajo condiciones climatológicas normales. Los datos del estudio vinieron del programa internacional Argo,  Jason-1 satélite de la NASA,  GEOSAT  de la USA Navy y  de los programas de toma de datos para la temperatura global y la salinidad. Los datos basados en los satélites fueron utilizados para derivar la estructura termal del océano superior en regiones donde no hay disponibles medidas directas convenientes.

"Esta investigación muestra una ventaja potencial significativa al usar los datos de altímetros para la previsión meteorológica operacional y las predicciones tropicales de las intensidades de los ciclones, "  dijo el co-autor Tim Liu del estudio del JPL. " Los análisis actuales de huracanes incluyen variaciones en el calor del océano, que se pueden revelar por los altímetros del océano. Los satélites de la NASA como Jason-1 y la misión de Jason-2  analizan  el océano y hacen contribuciones importantes al monitoreo y a la predicción operacional de ciclones tropicales, como lo hacen otros satélites de la NASA."

Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la revista Geophysical Research Letters.

Para más información sobre Jason-1  y los programas de los satélites altimétricos, visite: http://sealevel.jpl.nasa.gov.

Textos de la NASA: http://www.nasa.gov/

Esta entrada se publicó en Noticias en 20 Abr 2009 por Francisco Martín León
Publicidad