Las lluvias mortíferas de la India y el cambio climático: ¿encajan?

Las lluvias devastadoras de la India encajan con las previsiones del cambio climático, según recientes estudios de los científicos

Las “lluvias de un siglo” que azotaron el estado indio de Kerala y desplazaron a 1,3 millones de personas el pasado agosto de 2018 están en línea con las predicciones de los científicos sobre el clima, que advierten que lo peor está por venir si el calentamiento global no disminuye.

Las lluvias monzónicas de las que dependen los granjeros en el estado del sudoeste para su alimento y sus medios de vida descargaron dos veces y media la cantidad normal de agua en todo el estado la semana pasada, según meteorólogos indios.

Las Lluvias Mortíferas De La India Y El Cambio Climático: ¿encajan?

Es difícil atribuir un solo evento climático extremo, como la inundación de Kerala, al cambio climático, dijo Roxy Mathew Koll, un científico del clima en el Instituto Indio de Meteorología Tropical en Pashan, cerca de Mumbai.

Al mismo tiempo, "nuestra investigación reciente muestra un aumento de tres veces en las lluvias extremas generalizadas durante 1950-2017, lo que lleva a inundaciones a gran escala", dijo.

En toda la India, las inundaciones causadas por las fuertes lluvias de los monzones se cobraron 69,000 vidas y dejaron a 17 millones de personas sin hogar durante el mismo período, según un estudio del que es coautor, publicado el año pasado en Nature Communications.

En Kerala, los 35 embalses principales del estado estaban llenos de agua de lluvia el 10 de agosto, lo que obligó a las autoridades locales a abrir las compuertas de la presa Idukki por primera vez en 26 años.

"Estas inundaciones que estamos viendo en Kerala ahora están básicamente en línea con las proyecciones climáticas", dijo Kira Vinke, científico del Instituto de Investigación de Impacto Climático de Potsdam en Alemania.

"Si continuamos con los niveles actuales de emisiones, lo cual no es poco probable, tendremos riesgos inmanejables", dijo a una agencia de noticias.

Los patrones climáticos detrás de estos aguaceros destructivos son bien conocidos, incluso si la huella digital del calentamiento global aún es difícil de distinguir de lo que los científicos llaman "variabilidad natural".

El rápido calentamiento en el Mar Arábigo y la masa de tierra cercana hace que los vientos del monzón fluctúen e intensifiquen durante breves períodos de tres a cuatro días, explicó Koll.

Durante esos períodos, la humedad del Mar Arábigo se vierte hacia el interior.

"Puntos calientes" del sur de Asia

"En la última década, debido al cambio climático, el sobrecalentamiento de la masa de tierra conduce a la intensificación de las lluvias monzónicas en el centro y sur de la India", dijo la experta en monzones Elena Surovyatkina, profesora de la Academia Rusa de Ciencias y científica principal de PIK.

Los cambios observados hasta ahora han ocurrido después de un aumento en la temperatura superficial promedio de la Tierra de solo 1º C  por encima de los niveles preindustriales.

Según las tendencias actuales, las temperaturas medias anuales de la India aumentarán de 1,5 ° C a 3 ° C en comparación con ese punto de referencia a mediados de siglo, según un informe del Banco Mundial titulado "Puntos de acceso del sur de Asia"/ "South Asia's Hotspots".

"Si no se toman medidas correctivas, los cambios en los patrones de lluvia y el aumento de las temperaturas le costarán a India 2.8 por ciento de su PIB y arrastrarán los niveles de vida de la mitad de su población para 2050", dijo el Banco Mundial en un comunicado.

El tratado sobre el clima de 196 naciones de París llama a limitar el calentamiento global a "muy por debajo" de 2º C, y 1.5º C si es posible. Sin embargo, las promesas nacionales voluntarias de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, incluso si se respetan, aún verían un aumento de las temperaturas de al menos 3º C.

Las inundaciones no son el único problema al que se enfrentará la floreciente población de India -y altamente vulnerable- como consecuencia del calentamiento global.

"Lo que veremos con el cambio climático en India es que la estación húmeda será más húmeda y la estación seca más seca", dijo Vinki. "Ya estamos observando que el monzón es cada vez más difícil de predecir con los métodos tradicionales".

Si las emisiones de carbono creadas por el hombre continúan sin disminuir, algunas regiones en el noreste de India podrían literalmente volverse inhabitables para fines de siglo debido a una combinación mortal de calor y humedad durante las olas de calor, según una investigación reciente. De hecho, grandes franjas del sur de Asia, incluida la cuenca del Ganges-Brahmaputra, podrían acercarse al umbral de la supervivencia al aire libre.

Las ciudades costeras, por su parte, son especialmente vulnerables al aumento del nivel del mar, impulsado por el derretimiento de las capas de hielo y la expansión del agua oceánica, por un lado, y la subsidencia debida al exceso de desarrollo y al agotamiento de las capas freáticas, por el otro.

Esta entrada se publicó en Noticias en 02 Sep 2018 por Francisco Martín León