Remite la ola de calor en España

Remite la ola de calor que ha afectado desde el día 1 de agosto de 2018 a prácticamente toda la península. Dará paso a temperaturas más bajas de lo normal en muchas zonas del país

Colaboración Francisco Martín Colaboración Francisco Martín 07 Ago 2018 - 07:39 UTC

Durante la ola de calor que afectó a gran parte de la península entre el 1 y 6 de agosto se registraron temperaturas diurnas que superaron los 45ºC en puntos del suroeste

Las temperaturas mínimas también fueron muy elevadas: en muchas regiones no se bajó de 25º C algunas noches.

Remite La Ola De Calor En España

A partir de mañana y hasta el jueves se espera un acusado descenso de las temperaturas, con una diferencia de 15-17ºC menos en algunos puntos con respecto a los registros de este fin de semana

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), adscrita a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica, la ola de calor que afecta a gran parte de la península desde el primer día del mes finaliza hoy día 6, aunque mañana martes todavía se pueden superar los 40ºC en algunos puntos del valle del Guadalquivir.

Aunque para conocer más detalles en cuanto a la intensidad de la ola de calor será necesario disponer de los datos completos procedentes de la tupida red de estaciones de Aemet distribuida por todo el país, hasta el momento se han registrado temperaturas máximas muy altas, especialmente en zonas bajas del suroeste peninsular.

Destacan los 45,6ºC de Montoro (Córdoba) o los 46,4ºC de El Granado (Huelva) el día 3; el día 4 se registraron los valores más elevados: 46,0ºC  en Badajoz y 46,6ºC en El Granado. La previsión de temperaturas máximas en general superiores a los 42-44ºC propició la emisión de avisos de nivel rojo (riesgo extremo) en diversas comarcas de Andalucía, Extremadura y Galicia a lo largo de algunos días de la ola de calor. 

En cuanto a registros extremos, en las estaciones de la red principal se superó el valor absoluto en Madrid-Cuatro Vientos (40,8ºC el día 3, frente a los 40,6ºC registrados el 24 de julio de 1995) y en Reus-Aeropuerto (39,8ºC el día 4, frente a los 38ºC del 27 de agosto de 2010) La primera serie tiene una antigüedad de 73 años, y la segunda, de 65.

Hay que destacar asimismo que las noches fueron muy calurosas, y así, se superaron varios récords de temperatura mínima más alta. En Barcelona- El Prat, se batió el anterior récord durante dos jornadas consecutivas: el día 4 registró 27,2ºC y el día 5 27,3ºC. El registro máximo anterior databa del 1 de agosto de 2006, con 26,8ºC. La serie arranca en 1924. En Madrid-Retiro el día 3 tuvo lugar la noche más calurosa desde al menos 1920, con 25,9ºC. El récord anterior, de 25,4ºC, se midió en agosto de 2012. Otros observatorios con las mínimas más altas de su serie fueron Navacerrada (21,2ºC), Pontevedra (23,7ºC), Badajoz aeropuerto (26,2ºC), Castellón-Almassora (26,5ºC) o Tortosa (26,8ºC).

Las temperaturas mínimas suelen registrarse a últimas horas de la madrugada o primeras de la mañana, y el que sean tan altas implican que el calor es muy fuerte durante toda la noche. En este sentido, cabe destacar que durante la madrugada del viernes a sábado, en muchos puntos de Extremadura y Andalucía occidental se superaban los 33ºC a medianoche, lo cual dificultó sin duda el descanso nocturno.

La ola de calor que afectó a España también se dejó notar en el país vecino, Portugal, donde se activaron numerosos avisos rojos por altas temperaturas (riesgo extremo), llegando a superarse en zonas del centro y sur del país los 46ºC. En los próximos días el calor seguirá afectando a zonas del centro y este de Europa, donde hay numerosos avisos por altas temperaturas de nivel naranja (riesgo importante) e incluso rojo en Suiza, Croacia y Polonia. En estos países pueden alcanzarse o superarse los 35º C.

Aunque es muy difícil asociar un fenómeno meteorológico concreto (por ejemplo, una ola de calor) al cambio climático (para ello deben realizarse estudios de atribución a posteriori), las proyecciones indican que precisamente las olas de calor podrían ser más frecuentes e intensas en un escenario de calentamiento global de origen antropogénico.

Remite La Ola De Calor En España

UN DESCENSO GENERALIZADO Y ACUSADO

La llegada de aire fresco de procedencia atlántica propiciará un descenso generalizado y acusado de las temperaturas a partir del martes, y que hasta el jueves se extenderá por todo el país. Así, las temperaturas, que durante la ola de calor han llegado a estar entre 7 y 13º C por encima de lo normal en algunas zonas del noroeste y norte del país, pasarán a estar entre 5 y 10ºC por debajo de los valores medios en esas mismas zonas, dando lugar el jueves 9 a temperaturas máximas entre 15 y 17º C más bajas que las del domingo 5 o lunes 6. Además, el descenso térmico vendrá acompañado de tormentas, que en zonas del tercio norte, nordeste y entorno del Sistema Ibérico pueden ser fuertes e ir acompañadas de rachas de viento intensas y granizo.

Ministerio para la Transición Ecológica

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con España, ola de calor, Agosto 2018, en 07 Ago 2018 por Francisco Martín León
Publicidad