El botijo en el mundo

  

El botijo es uno de los símbolos españoles más llamativos y representativos. Otros países de clima cálido y seco lo utilizan  ¿Dónde?

 

 

 

 


El funcionamiento del botijo es simple y eficaz: el botijo suda para enfriar el agua de su interior. Se presenta el trabajo de  Andrés Martínez de Azagra, de la Universidad de Valladolid, elaboró un mapa para Journal of Maps

Esquema del funcionamiento del botijo. Andrés Martínez de Azagra & Jorge Del Río (2015).  

El botijo depende, por una parte,  de la humedad del aire externo, el botijo tampoco funciona igual en todos los lugares del planeta. Si el calor es húmedo el botijo no enfría.  Si el botijo no transpira, como los de adorno que están recubiertos por cerámica, entonces no suda ni enfría.

“El clima mediterráneo es una excepción en el mundo porque se caracteriza por un verano seco”. Para conocer en qué lugares podría funcionar el mecanismo del botijo, el profesor Andrés Martínez de Azagra, de la Universidad de Valladolid, elaboró un mapa para Journal of Maps con los países con condiciones potencialmente adecuadas para su funcionamiento.

En naranja, zonas aptas para que el botijo funcione. / Martínez de Azagra y Del Río. Fuente: Andrés Martínez de Azagra & Jorge Del Río (2015).  

 

“Por eso este tipo de mecanismos de refrigeración son conocidos en países como Túnez o Marruecos. Además, alguien que vive en Londres o en París tampoco necesita un botijo porque los veranos no son tan cálidos. La esencia del botijo es que alguien que estaba segando a 40 ºC, en pleno verano, podía conservar agua a unos 20 grados”.

Los autores apuntan en el trabajo de referencia que “El resultado de este trabajo es un mapa que evalúa las áreas adecuadas para el desarrollo de jarras de refrigeración por agua, ampliando su rango potencial mucho más allá de las regiones mediterráneas. El área global adecuada para este propósito mide alrededor de 44,884 mil kilómetros cuadrados.

Casi el 71.8% del área potencial para botijos coincide con regiones secas. Sin embargo, en regiones cálidas y secas, esta técnica de enfriamiento no es útil cuando el agua potable es escasa. Y la ausencia de depósitos locales de arcilla también actúa como un factor limitante. Por otro lado, en lugares áridos y fríos, las pequeñas depresiones de punto de rocío junto con la poca necesidad de agua de refrigeración son las principales razones para un uso limitado de estos lanzadores. Algunos lugares están lejos de regiones secas, pero en esas áreas el uso práctico de botijos se reduce a uno o como máximo dos meses al año.

El mapa mundial que proporcionamos aquí también sirve para identificar las áreas donde difundir esta técnica, utilizada en España durante siglos, pero aún desconocida en muchas regiones del mundo a pesar de su utilidad”.

Este antiguo mecanismo tiene también aplicaciones en arquitectura y en la agricultura de regadío. ¿Qué hay más eficaz que un botijo?

 

Referencia

Andrés Martínez de Azagra & Jorge Del Río (2015).  World map of potential areas for the use of water cooling pitchers (botijos), Journal of Maps, 11:2, 240-244, DOI: 10.1080/17445647.2014.935499

 

 

Fuente: SINC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *