tiempo.com

Imagen desde el espacio de Sargassum (sargazos)

Autor: ESA. En la imagen de abajo, el satélite Envisat capturó un gran grupo de sargazos - alga marina libre y flotante- mencionada a menudo en el conocimiento náutico como enredadora de naves. La imagen fue tomada en la costa este de los Estados Unidos en el Atlántico Norte.Palabras clave: sargazos, Atlántico, algas, CO2, Meris, Envisat

Figura 1. Un enjambre de sargazos - alga marina libre y flotante- vista por satélite. Imagen capturada el 4 de septiembre de 2008 por el instrumento MERIS de Envisat en la costa este de los Estados Unidos en el Atlántico Norte. El grupo de algas se centra en 35°45' N y 66°21' W y su diámetro es de cerca de 45 kilómetros. Créditos: ESA

La primera imagen basada en los satélites conocida de Sargassum o sargazos fue adquirida por el sensor óptico de resolución media del espectrómetro de la proyección de imagen de Envisat (MERIS) en el golfo de México occidental durante el verano de 2005.

La capacidad de supervisar el Sargassum de forma global permite que los investigadores entiendan mejor la productividad primaria del océano y que predigan mejor el cambio de clima.

El Sargassum, como cualquier otra vegetación marina flotante, absorbe el dióxido de carbono atmosférico (CO2) - el gas de efecto invernadero más importante que contribuye al calentamiento del planeta - con fotosíntesis y la convierte en el carbón orgánico. Este proceso se conoce como productividad primaria.

Con productividad primaria los océanos absorben la mitad del CO2 emitido a la atmósfera, así que tienen una influencia profunda en clima. La absorción creciente del CO2 amplifica la acidez en el agua y puede llevar a una disminución del mejillón y de las poblaciones de crustáceos en algunas partes del mundo.

Los modelizadores del clima están preocupados si la capacidad de los océanos de absorber el CO2 se pude deteriorar como resultado de un clima cambiante. Para entender mejor productividad primaria y cómo los océanos responden al calentamiento del planeta, es necesario supervisar la cantidad de clorofila en la vegetación marina.

El instrumento MERIS puede detectar la clorofila, el compuesto fotosintético verde en las plantas que captura la energía de la luz del sol necesaria para la fotosíntesis, usando el índice máximo de la clorofila (MCI).

Figura 2. Sargazos flotando en el Golfo de México, el 2 de junio de 2003, cerca de Corpus Christi, Texas. Créditos: Tracy Villareal, University of Texas, Marine Science Institute.

Figura 3. Sargazos deambulando en el Golfo de México durante el verano de 2005, detectado por el sensor MERIS del Envisat. Créditos: ESA.

Más en:

http://www.esa.int/esaEO/SEMH61AWYNF_index_0.html
http://www.esa.int/esaEO/SEMHO6ARR1F_index_0.html

Esta entrada se publicó en Reportajes en 02 Ene 2009 por Francisco Martín León