Sobre la intensificación rápida de los huracanes: récords de 2017

Una de las cosas que está llamando la atención a los meteorólogos es la rápida intensificación  de los huracanes de 2017, además de su fuerza. Pero la rápida intensificación no es bien conocida ni simulada por los modelos numéricos de predicción

INTENSIFICACIÓNES EN 2017

En los días de septiembre de 2017 se ha visto como el huracán Maria ha desarrollado un ojo muy pequeño (ojo de aguja de alfiler), como escribió el experto del Centro Nacional de Huracanes Jack Beven el lunes 18 de septiembre de 2017 por la noche, cuando la tormenta tropical alcanzó la categoría 4 de intensidad.

Esa contracción interna del ojo de un huracán puede ser un indicador revelador de lo que los expertos en huracanes llaman técnicamente "intensificación rápida". Pero este hecho se ha visto de forma parecida en los huracanes Harvey, Irma, José y después Maria, que se han fortalecido rápidamente - y con demasiada frecuencia. Además lo han hecho justo antes de golpear tierra.

La intensificación rápida es un fenómeno peligroso que los científicos y meteorólogos todavía están tratando de entender. "No es un hecho común. Típicamente, eso ocurre en quizás el 5 por ciento de nuestras previsiones ", dijo Mark DeMaria, subdirector interino del Centro Nacional de Huracanes.

El huracán Maria afectando de lleno a Puerto Rico. CIMSS

Pero DeMaria dijo que esta temporada está viendo eventos de intensificación más rápidos de lo habitual y que Maria, en particular, parece haber establecido un récord para la rápida intensificación de los huracanes en el Atlántico.

"Mirando hacia atrás a través de los registros, Maria pasó de una depresión tropical a un huracán de Categoría 5 en sólo dos días y medio", dijo. "No se pude encontrar ningún otro ciclón tropical en nuestro registro histórico que pasara tan rápido de una depresión a un huracán de categoría 5."

Ese es un gran problema, porque la intensificación rápida prepara el entorno para los peores escenarios. Lamentablemente, eso fue lo que le sucedió a la isla caribeña de Dominica el lunes por la noche, golpeada por Maria con la máxima categoría 5.

DEFINICIÓN DE INTENSIFICACIÓN RÁPIDA

El Centro Nacional de Huracanes define técnicamente la intensificación rápida como un aumento de la velocidad del viento de al menos 35 millas por hora (56 km/h) en 24 horas.

Las cuatro de las tormentas tropicales atlánticas más intensas en 2017 la batieron con facilidad:

  • En la tarde del 24 de agosto, un día antes del aterrizaje, Harvey fue un huracán de categoría 1 con vientos de 85 millas por hora o 137 km/h. Veinticuatro horas más tarde, en tierra firme en Texas, la tormenta era de categoría 4 con vientos de 130 millas por hora o 209 km/h.
  • A las 11 de la mañana del lunes 4 de septiembre, el huracán Irma ya era una fuerte tormenta de categoría 3 con vientos de 120 millas por hora o 193 km/h. Pero Irma luego se fortaleció radicalmente más, convirtiéndose en una súper tormenta tropical de categoría 5, con vientos de 180 millas por hora o 290 km/h en sólo 24 horas.
  • Después de Irma a mediados del día 7 de septiembre, el huracán José fue una tormenta de categoría 1 con vientos de 90 millas por hora, 145 km/h. Veinticuatro horas más tarde, se clasificó como una categoría 4 de gama alta con vientos de 150 millas por hora, 241 km/h.
  • Maria tuvo su "ojo de aguja de alfiler" y apareció cuando el huracán María alcanzó la intensidad de categoría 4, a pesar de haber sido una categoría 1 apenas 12 horas antes. Pero María no había terminado. La tormenta tropical saltaría más lejos a la categoría 5 fuerza, aumentando finalmente en intensidad por 65 millas por hora, 104 km/h, en 24 horas.

En resumen, y para 2017:

Harvey: Cat 1 a Cat 4 en 24 horas

Irma: Cat 3 a Cat 5 en 24 horas

Jose: Cat 1 a Cat 4 en 24 horas

Maria: Cat 1 a Cat 4 en 12 horas, y Cat 1 a Cat 5 en 15 horas

La mayoría de los registros de intensificación rápida de los principales huracanes del Atlántico fueron establecidos por el fenomenal huracán Wilma de 2005. Sin embargo, Maria se ha unido a Wilma como la tormenta tropical más rápida en intensificarse desde una depresión tropical a huracán Cat 5 (54 horas).

LA INTENSIFICACIÓN ES DIFICIL DE PREDECIR

"Una de las cuestiones claves es que sigue siendo bastante difícil de predecir en el día a día. Y, por supuesto, es algo que nos gustaría mucho poder predecir, especialmente cuando una tormenta se intensifica y está cerca de la tierra", dijo Gabriel Vecchi, un experto en huracanes de la Universidad de Princeton.

Mientras que los científicos no entienden completamente la intensificación rápida, saben que tiene algo que ver con los huracanes que están en un ambiente altamente favorable para la intensificación, en general.

El rápido fortalecimiento tiende a ocurrir cuando las aguas son cálidas, cuando el agua caliente es profunda (en septiembre de 2017 la iso de 26ºC llegaba a los 130 m de profundidad en ciertas zonas caribeñas), cuando la atmósfera está húmeda y cuando hay poco flujo de viento adverso (cizalladura débil del viento) que podría interrumpir el desarrollo la tormenta, según documentos de investigación sobre el tema y entrevistas con expertos.

En términos generales, lo que parece estar viendo este año - similar a la catastrófica temporada de huracanes del Atlántico de 2005 - es que el medio ambiente es muy favorable a los huracanes. Las tormentas activan sus motores y encuentran que el combustible es del más alto grado, y hay un pozo profundo y cálido debajo de ellas. Luego se alejan, y no hay nada que los interrumpa en su desarrollo.

LA INTENSIDAD POTENCIAL

Un concepto científico clave que ayuda a explicar cómo este ambiente crea las condiciones para la intensificación rápida del huracán es la idea de "intensidad potencial", definida como la fuerza máxima que un huracán puede alcanzar teóricamente en un entorno dado. Eso no significa que la tormenta llegue realmente allí, pero cuando las intensidades potenciales son altas, entonces las tormentas tropicales son capaces de intensificarse.

"La intensificación rápida parece ocurrir cuando la intensidad potencial está lejos de la intensidad real", dijo Jim Kossin, científico de huracanes de la NOAA y de la Universidad de Wisconsin en Madison. "La intensificación rápida se da cuando hay mucho espacio en aguas muy cálidas y profundamente cálidas que han estado creando una intensidad potencial muy alta”

"Pero nada de esto es, necesariamente, suficiente. Los científicos no entienden la chispa necesaria para crear una intensificador rápida, que es lo que hace que resolver este problema atmosférico sea tan difícil”.

Lo que lo hace tan misterioso es que lo que llamamos condiciones necesarias, no siempre son suficientes ", dijo Kieran Bhatia, investigador postdoctoral de la Universidad de Princeton, quien estudia el tema:" Sabemos que ciertos umbrales deben ser cumplidos para que se produzca una intensificación rápida, pero no significa que tan pronto como se alcancen se iniciará una intensificación rápida".

Una de las cosas más sorprendentes sobre la intensificación rápida es que, según una investigación reciente, parece separar efectivamente las tormentas que alcanzan altas intensidades de las que no lo hacen. En un estudio de 2015, Chia-Ying Lee de la Universidad de Columbia y sus colegas encontraron que los huracanes en todo el mundo tienden a dividirse en dos grupos grandes - los que alcanzan una intensidad relativamente baja, y los que se vuelven bastantes fuertes. Y el estudio encontró que el 79 por ciento de las últimas tormentas tropicales, las fuertes, experimentan una intensificación rápida.

Los investigadores, por lo tanto, infieren que este proceso puede ser fundamental para determinar cuántas tormentas fuertes se forman y cómo cambiará bajo el calentamiento global. "Una comprensión completa de las tormentas más intensas en el clima actual o en los climas futuros (o pasados) puede necesitar incluir algún entendimiento de la intensificación rápida", escribió Lee y sus colegas.

El experto en huracanes del MIT, Kerry Emanuel, también ha proporcionado razones para pensar la intensificación rápida podría empeorarse en un clima más cálido. Sin embargo, está poco claro si estos cambios están aún en curso y pueden documentarse en los datos del huracán. Ciertamente, el comportamiento de los huracanes en el Atlántico este año ya está promoviendo la investigación en tiempo real: como dicen los tuits, esta temporada seguramente sólo aumentará las preguntas sobre el fortalecimiento rápido de las tormentas.

Anexo

Datos de las intensificaciones más rápidas:

  • Más rápida intensificación desde una depresión tropical hasta un huracán (vientos sostenidos de superficie en un minuto) - 12 horas

Blanche 1969 - 35 mph (55 km / h) a 85 mph (140 km / h) - de 0600 UTC a 1800 UTC 11 de agosto

Harvey 1981 - 35 mph (55 km / h) a 130 km / h - desde 1200 UTC 12 de septiembre a 0000 UTC 13 de septiembre

  • La más rápida intensificación desde una depresión tropical hasta un huracán de Categoría 5 (vientos sostenido de superficie de 1 minuto) - 54 horas

Wilma 2005 - 35 mph (55 km / h) a 170 mph (275 km / h) - desde 0000 UTC 17 de octubre a 0600 UTC 19 de octubre

Maria 2017 - 35 mph (55 km / h) a 160 mph (258 km / h) - desde 1800 UTC 16 de septiembre a 0000 UTC 19 de septiembre

  • La intensificación más rápida de una tormenta tropical a un huracán de categoría 5 (vientos sostenidos en superficie en 1 minuto) - 24 horas

Wilma 2005 - 70 mph (110 km / h) a 170 mph (275 km / h) - de 0600 UTC 18 de octubre a 0600 UTC 19 de octubre

  • Caída de presión máxima en 12 horas - 83 mb

Wilma 2005 - 975 mb a 892 mb - desde 1800 UTC 18 de octubre a 0600 UTC 19 de octubre

  • Caída de presión máxima en 24 horas - 97 mb

Wilma 2005 - 979 mb a 882 mb - desde 1200 UTC 18 de octubre a 1200 UTC 19 de octubre

NHC, Wunderground.com, Washington Post, Wikipedia, NOAA, CIMSS-UNW

Esta entrada se publicó en Actualidad en 27 Sep 2017 por Francisco Martín León