Huracanes devastadores, chemtrails, control del tiempo y Patrick Roddie

Recientemente un programa de TVE entrevistó a  Patrick Roddie sobre los recientes huracanes devastadores (Harvey, Irma) y sus ideas sobre la “creación” de estos sistemas por el hombre. La polémica estaba servida

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 14 Sep 2017 - 17:52 UTC

Patrick Roddie, químico y activista de geoingeniería, piensa que los últimos y devastadores huracanes que han afectado a las islas del Caribe y ciertos estados de los EE.UU. se deben a la geoingeniería antropogénica y que el ser humano está generando estas estructuras destructivas a partir de los llamados chemtrails (o estelas químicas de aviones).

Patrick Roddie es un promotor del movimiento Stop Spraying US, y afirma haber llegado a esta conclusión anterior tras estudiar las imágenes de satélite aportadas por la NASA.

Según el portal que dirige: “Somos un grupo de ambientalistas que protestan por el programa global de chemtrails. Se conoce en los círculos gubernamentales, militares y académicos como "geoingeniería", "gestión de la radiación solar" o "inyección de sulfato estratosférico", pero debido a que es un programa de presupuesto encubierto y negro que sigue siendo oficialmente denegado, a pesar de las montañas de pruebas y cientos de patentes. Basta con mirar hacia arriba y lo verá en acción”.

La idea fundamental es que hay un programa (o varios y en otros tantos países) gubernamental y secreto que pretende controlar el tiempo, generando situaciones de eliminación de lluvias o por el contrario, aumentarlas. Las nano partículas inyectadas en el aire en capas altas pueden ser utilizadas como controladoras del tiempo en superficie. Así de simple, fácil y directo.

Los huracanes y los chemtrails

Según Patrick Roddie se han descubierto pautas sospechosas en las trayectorias de los huracanes Harvey e Irma. El activista asegura que en estas imágenes se distinguen elementos plumosos, bruma y patrones de ola que son habituales en las estelas de agentes químicos pulverizados; un hecho que pondría de manifiesto la intervención del hombre al haber materiales de geoingeniería alrededor de los huracanes.

Pruebas científicas

Los argumentos de Patrick son pocos convincentes, vagos, imprecisos y confusos. No hay evidencias científicas que lo prueben. Solo son especulaciones que han tenido mucho eco en Internet y redes sociales, sin soporte científico alguno.

Irma y Harvey fueron potentes huracanes que se desarrollaron en el periodo de máxima actividad de ciclones tropicales, CT, en el Atlántico (agosto-septiembre), coincidiendo con entornos favorables que se dan en esta época: ondas del este activas donde la convección se organiza cercana a las costas de África Occidental, recorrido por aguas calidas tropicales, baja cizalladura del viento (no existe El Niño que no favorece el desarrollo de CT en 2017). Además, estamos en unos años de fase positiva y activa de CT en el Atlántico, salvo cuando se da un episodio de El Niño.

Han existido grandes huracanes en estos periodos y en tiempos pasados que han sido más intensos que Irma y Harvey en el Atlántico. Pero no solo eso, estos “viejos e históricos huracanes” han causado más muertes que los más recientes. Se sale fuera de estas líneas hacer un estudio histórico y del grado destructivo de los huracanes pasados. En los siglos XIX y XVIII, no existían estelas de aviones (o como llaman los chemtralistas, chemtrails) y se dieron huracanes devastadores.

Los efectos del calentamiento de la Tierra por los gases efecto invernadero SÍ explican el aumento de la temperatura del mar, el aumento del nivel de las aguas a nivel global, la mayor calidez de las aguas de las zonas tropicales que sirven de combustible a los CT, pero la presencia de brumas, elementos plumosos y patrones de olas “sospechosas” no aportan nada a la posible formación e intensidad de los CT.

Las imágenes y datos de satélite

Las últimas imágenes facilitadas por la NASA muestran una claramente la presencia de potentes huracanes con estructuras nubosas complejas. Es imposible que evidencias tan débiles y seudo científicas de nubes inyectadas en la atmósfera, patrones de onda (que siempre han existido y existirán) hagan pensar que por estos motivos intensifiquen los huracanes y se hagan más grandes.

Lo que si es cierto es que los datos de satélite SÍ han ayudado a entender y predecir mejor científicamente a los CT y grandes huracanes. Incestando estos datos en modelos numéricos se han mejorado considerablemente su predicción y salvar muchas vidas con avisos y evacuaciones a varios días vista.

Los modelos numéricos de predicción

Los modelos numéricos de predicción son las principales herramientas para predecir el tiempo atmosférico, en general, y los huracanes en particular. Muchos modelos daban señales evidentes que Harvey e Irma iban a generar un fuerte impacto meteorológico en todos los sentidos, en especial las salidas del modelo del ECMWF/CEPPM.

Estos modelos basados en la ciencia y son científicamente robustos, pero imperfectos. No tienen en cuenta las estelas de condensación de los aviones, y aun así predicen huracanes intensos y devastadores cuando se dan los ingredientes científicamente probados.

Climatología de los grandes huracanes

Aunque hay pocos datos climatológicos de la historia reciente de los huracanes mayores, y menos aún en la era de los satélites, todo parece indicar que no hay una tendencia al aumento de ellos en el Atlántico en las últimas décadas, incluso, algunos autores afirman que hay cierta disminución en su número. Por el contrario, las estelas de aviones (o chemtrails para sus seguidores) han aumentado con el tráfico aéreo a nivel global. Hay algo que no cuadra aquí.

Tirar piedras en su propio tejado

Parece absurdo que los geoingenieros americanos o de otros países tiren nano partículas para modificar y generar lluvias o CT devastadores sobre si mismos. Ni EEUU puede evitar que se vea afectado por huracanes intensos en sus costas porque climatológicamente es así, ni Rusia puede evitar o reducir sus tormentas veraniegas mortíferas como las afectadas este verano de 2017 sobre Moscú.

Prensa amarillas y sensacionalista

La atmosfera es más compleja y no lineal de lo que piensa Patrick y sus correligionarios, y no basta espolvorearla con pequeñas partículas para modificar y controlar el tiempo.

Es una pena que un programa público de TVE tenga presentadores de nivel tan amarillo y sensacionalista, alejado de la realidad científica, y traiga a seudo expertos en la materia. Si hay dudas en estos temas, pregunte a expertos de la OMM y de AEMET, que hay buenos y cercanos. O incluso a los expertos del Área del Tiempo de RTVE.

El sensacionalismo barato y los titulares amarillos están todavía presente en estos programas de entretenimiento seudo científico. Una pena, y nadie dentro de RTVE hace nada para impedirlo.

Esta entrada se publicó en Actualidad y está etiquetada con chemtrails, Harvey, Irma, huracanes devastadores, control del tiempo, Patrick Roddie, en 14 Sep 2017 por Francisco Martín León
Publicidad