tiempo.com

El humo rompe penosos récords en Canadá y llega a Europa

Durante más de un mes, decenas de grandes incendios  se han desarrollado en la Columbia Británica. Desde principios de julio de 2017, los incendios forestales han quemado bosques de coníferas estresados ??por el calor, la sequía y las infestaciones de escarabajos del pino de montaña.

A principios de agosto, otro grupo de intensos fuegos ardieron en los Territorios del Noroeste cuando un frente frío empujó la región con fuertes vientos.

Los intensos fuegos y los persistentes vientos del sur han llevado cantidades extraordinarias de humo hacia el norte sobre los Territorios del Noroeste de Canadá y las provincias de Yukon y Nunavut. Cuando el sensor VIIRS en el satélite Suomi NPP adquirió los datos de la imagen anterior el 15 de agosto de 2017, una pesada capa de humo se desplazó sobre el norte de Canadá. La imagen es un mosaico compuesto de varios pasos del satélite porque el área afectada es muy grande.

Una vista más detallada de los fuegos cerca del lago Athabasca (abajo), capturada por el satélite Aqua el 14 de agosto de 2017, muestra el humo que fluye hacia el norte. Ese humo se unió a otra banda de humo de fuegos en Columbia Británica, BC. Los fuegos en BC fueron tan intensos que produjeron varias nubes pirocumulus, que llegaron hasta 13 kilómetros en la atmósfera.

Los penachos de humo resultantes fueron lo suficientemente espesos y lo suficientemente altos en la atmósfera para romper un récord.

Según Colin Seftor, investigador atmosférico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, el OMPS (Ozone Mapping and Profiler Suite) de Suomi NPP registró valores del índice de aerosol (AI) de hasta 49,7 el 15 de agosto de 2017, más de 15 puntos más alto que el récord anterior establecido en 2006 por los incendios en Australia.

Los valores máximos de AI también rompieron récords el 14 de agosto (49,4) y el 13 de agosto (39,9). Los aerosoles son partículas sólidas o líquidas (como humo, gotas marinas y ceniza volcánica) que pueden impedir que la luz pase a través de la atmósfera. El índice de aerosoles por satélite se generó por primera vez en 1978 a través de mediciones de Nimbus-7.

"El índice de aerosol se ve afectado por el espesor de aerosol y la altitud", dijo Seftor. "Los valores superiores a 6 o 7 a menudo reflejan un evento de pirocúmulos, que puede elevar el humo hacia arriba en la estratosfera, donde los vientos pueden transportarlo miles de kilómetros." Otras circunstancias, como la mezcla de humo con las nubes, pueden contribuir a altos valores de IA.

"Si y cuando un penacho de humo sobrevuela áreas pobladas, puede convertir el día en noche", agregó Mike Fromm del Laboratorio de Investigación Naval de los Estados Unidos. Hay mucho aerosol en el aire.

"Los pronósticos a cinco días del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus muestran que se espera que grandes cantidades de humo se extiendan hacia el Alto Ártico en los próximos días", dijo Mark Parrington, del Centro Europeo de Predicciones Meteorológicas de Mediano Plazo.

Imágenes de la NASA Earth Observatory de Joshua Stevens, utilizando los datos de la OMPS de Suomi NPP proporcionados por cortesía de Colin Seftor (SSAI), con datos MODIS y VIIRS de LANCE / EOSDIS Rapid Response. Historia de Adam Voiland.

Instrumento (s):

Suomi NPP - VIIRS
Suomi NPP - OMPS
Aqua – MODIS

NASA Earth Observatory

Tuit de la posible llegada de los humos canadiense a Europa:

Esta entrada se publicó en Noticias en 20 Ago 2017 por Francisco Martín León