El misterio de la falta de las nubes noctilucentes

 

¿Dónde están las NLCs (noctilucent clouds)? Una ola de calor acabó con ellas en niveles muy altos

 

 


 

A finales de mayo de 2017, los observadores en Europa comenzaron a ver las nubes azul eléctrico serpenteando sobre el horizonte occidental al atardecer. La estación del verano para las nubes noctilucent (NLCs) estaba comenzando aparentemente. Pero algo falló después.

Normalmente, las extrañas nubes aparecen en las semanas inmediatamente después de su primer avistamiento. Este año, sin embargo, algo misterioso sucedió. En lugar de crecer, las nubes desaparecieron. Durante las dos primeras semanas de junio de 2017, Spaceweather.com no recibió imágenes de las NLCs,  algo que no ha ocurrido en casi 20 años.



¿A dónde fueron? Los investigadores lo han descubierto: Ha habido una “ola de calor” en la mesosfera polar, una región en la atmósfera superior de la Tierra donde se forman las NLCs. Las temperaturas relativamente calientes han borrado las nubes.

Lynn Harvey, del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado, realizó el descubrimiento usando datos de temperatura de Microwave Limb Sounder a bordo del satélite Aura de la NASA. “A principios de mayo, la mesosfera de verano se estaba enfriando como de costumbre, acercándose a las bajas temperaturas requeridas para NLCs”, dice. Después de 21 de mayo, la temperatura dejó de enfriarse en el polo… “De hecho, se calentó un grado o dos durante la semana siguiente, y el calentamiento resultó en 2017 siendo la mesopausa de verano MÁS CALIENTE de la última década. “

Ella está describiendo la curva roja en este gráfico de 10 años de las tendencias de la temperatura mesosférica polar:

Evolución anual de la temperatura a 83 km de altura. “Una ola de calor” está ocurriendo en dicho nivel que no favorece el desarrollo de las NLCs

Las temperaturas cálidas son un anatema para las NLC. Las nubes heladas se forman a 83 kilómetros sobre la Tierra cuando la temperatura del aire baja por debajo de -128 ºC, permitiendo que las escasas moléculas de agua se reúnan y cristalicen en las partículas del humo de los meteoritos. Incluso un par de grados de calentamiento es suficiente para borrar las frágiles nubes.

“No sabemos por qué la mesosfera se calentó”, dice Cora Randall, profesora y presidenta del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Colorado. “Es probablemente un proceso complejo que implica la propagación de ondas de gravedad atmosférica, que afectan el flujo de aire y calor en la atmósfera superior”.

Mientras tanto, la ola de calor puede estar llegando a su fin. “En la última semana, la mesopausa del norte polar ha comenzado a enfriarse de nuevo”, dice Harvey. Esto significa que las NLC deberían regresar pronto, volviendo a la normalidad a medida que bajan las temperaturas. Los observadores del cielo de latitudes altas deben estar alertas para verlas después de la puesta del sol en las noches. El enfriamiento de la mesopausa ha hecho que a 16 de junio de 2017 las NLCs ya aparecieran de nuevo.

 

Spaceweather.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *