¿Es correcta la teoría de la conspiración de los infames 'chemtrails'?

Una encuesta a 77 científicos de alto nivel  y expertos en el tema dan la respuesta en un artículo revisado por pares sobre los chemtrails y la teoría de la conspiración

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 16 Ago 2016 - 16:08 UTC
¿es Correcta La Teoría De La Conspiración De Los Infames 'chemtrails'?

El primer artículo de una revista revisada por pares se centró en los llamados "chemtrails" y concluye que esta teoría de la conspiración (ver anexo para ideas básicas), ampliamente defendida por algunos, no es más que “niebla y aire”. Los creyentes en las estelas químicas sostiene que los senderos de condensación que aparecen detrás de los aviones no son simplemente estelas,  sino que hay algo más tenebroso, los chemtrails.

Los creyentes en las estelas químicas sostienen que los senderos de condensación que aparecen detrás de las aeronaves no solo son zonas donde se condensa el vapor de agua, sino que son rastros de productos químicos como bario y aluminio que, como poderosas fuerzas encubiertas, se esparcen en la atmósfera para influir en los patrones meteorológicos, climáticos y controlar nuestro comportamiento. Nada más y nada menos.

Si buscas  "chemtrails"   en tu navegador verás que te presenta innumerables fotos de líneas de condensación/estelas en el cielo, y que sus fervientes seguidores dicen que son pruebas de que algo extraño está pasando.

Sin embargo, el panel de científicos atmosféricos encuestados en este estudio afirman que el calor de los motores de aviación producen estelas de condensación vistos desde la superficie terrestre  y son conocidos simplemente como estelas. Lo mismo que ha pasado desde que los primeros motores de aviones alcanzaban hace décadas elevadas altitudes.

Investigadores de la Universidad de California, Irvine, la Institución Carnegie para la Ciencia y la organización sin ánimo de lucro Near Zero preguntaron a 77 químicos atmosféricos y geoquímicos si había pruebas y evidencias de programas de  pulverización química a gran escala, y 76 respondieron que no.

"La teoría de la conspiración de las estelas químicas crece con el origen y el boom de Internet, donde todavía se puede encontrar un número de sitios web que promueven esta marca en particular de  pseudociencia", dijo el coautor del estudio, Steven Davis, profesor asociado de la UCI de Ciencias del sistema Tierra. "Nuestro estudio encontró muy poco acuerdo en la comunidad científica con las afirmaciones de que gobiernos,  militares, líneas aéreas y otras agencias están en connivencia en un programa generalizado, nefasto para envenenar el planeta desde los cielos."

Con más vuelos comerciales en el cielo cada año, muchos aviones tienen que volar a altitudes superiores para acomodar el tráfico, lo que resulta en estelas de condensación que parecen durar más tiempo, según los expertos en el panel consultado. Varias estelas de condensación que se entrecruzan en el cielo es una prueba única que cada vez más las aeronaves están desplazando en las rutas aéreas.

Referencia

Quantifying expert consensus against the existence of a secret, large-scale atmospheric spraying program. Christine Shearer, Mick West, Ken Caldeira and Steven J Davis

Published 10 August 2016 • © 2016 IOP Publishing Ltd. Environmental Research Letters, Volume 11, Number 8

http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/11/8/084011

Anexo

Teoría de la conspiración de las estelas químicas

Las llamadas estelas químicas o quimioestelas (chemtrails en inglés) son un supuesto fenómeno que consiste, según los convencidos de su existencia, en que algunas estelas de condensación dejadas por aviones no son tales, sino que en realidad están compuestas por productos químicos. La existencia de dichas estelas químicas ha sido refutada por la comunidad científica, si bien casi todas las hipótesis de esta teoría de conspiración coinciden en que su objetivo sería causar algún tipo de daño a la población. Se trataría de una práctica conocida por unos pocos, quedando fuera de este término la dispersión de sustancias químicas para fines reconocidos (fumigación, sembrado de nubes, exhibiciones aéreas, etc.).

El término inglés «chemtrail» es una abreviación de la expresión inglesa «chemical trail», cuya traducción literal es estela química. En español el vocablo «quimioestela» es el resultado de la derivación de "estela" mediante el prefijo "quimio-".

El vocablo fue utilizado por primera vez por el periodista William Thomas en 1999, aunque la primera descripción del fenómeno data de 1997, por Richard Finke. Algunos partidarios de esta teoría defienden que las estelas químicas comenzaron años antes.

La comunidad científica se muestra escéptica respecto a la existencia de las quimioestelas y considera que se trata bien de estelas de condensación, o bien de cirrus.

Fuente del anexo: Wikipedia

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con chemtrail, estela de avión, en 16 Ago 2016 por Francisco Martín León
Publicidad