El incendio de Seseña: consideraciones meteorológicas

El incendio de un cementerio de neumáticos, la pasada madrugada de 13 de mayo de 2016 cerca de Madrid, se analiza desde el punto de vista meteorológico.

El almacén ilegal de neumáticos que se encuentra situado en la localidad de Seseña (Toledo), pero ubicado también en parte en la comunidad de Madrid, ha tenido en vilo a dicha localidad y otras limítrofes como Aranjuez. La nube tóxica no se desplazó a otros puntos poblados de la zona. Algunos vecinos han tenido que ser desalojados por la cercanía potencial de la nube tóxica resultante de la quema, presuntamente intencionada, de las gomas de las ruedas allí almacenadas de forma masiva e ilegal.

La nube negra y tóxica que se generó, y que sigue activa, se desplazó hacia zonas alejadas de los grandes núcleos urbanos de la capital y área metropolitana (si el viento hubiera sido de sur, otras consecuencias nefastas hubieran ocurrido). Una baja situada al norte de Italia y un anticiclón al norte de las Islas Británicas favorecían el flujo de componente norte sobre la Península en ambiente relativamente inestable primaveral.

La situación sinóptica era “favorable”, ya que:

Alejaba la nube tóxica negra de las grades zonas pobladas y la llevaba a zonas menos habitadas
Los vientos elevaban la nube y la mantenían alejada de la superficie de la tierra
No existía inversión en capas bajas que la retuviera y evitará su dispersión
Por la tarde del 13 aumentaba levemente la inestabilidad (mejor dispersión) y posibilidad de chubascos que podría reducir o eliminar el incendio, cosa que no ocurrió

Día 13

El incendio era visible desde varios puntos de Madrid. Obligó a corta la autopista R-4 por obras al quemarse parte de un tendido eléctrico, pero no causó cortes de tráfico (día de salida de puente festivo en Madrid Capital) al no reducir la visibilidad en carreteras

En la siguiente imagen se observa el punto caliente del incendio desde satélite:

El Incendio De Seseña: Consideraciones Meteorológicas
Imagen IR del canal 3.7 um de 06 UT donde se muestra el punto activo del incendio, en negro. Este canal es muy sensible a los focos de calor, incluso los de pequeño tamaño.

La presunta trayectoria prevista de la nube generada se podía intuir en las salidas groseras de un modelo de dispersión de baja resolución:

El Incendio De Seseña: Consideraciones Meteorológicas
Trayectoria determinista (un solo modelo, GFS) prevista de las partículas situadas a 500 m de la zona del incendio según el modelo de dispersión HYSPLIT-ARL de la NOAA a 24 h partiendo de las salidas del 13 a las 00 UTC

Como se puede aprecia las grandes zonas pobladas de Madrid se vieron alejadas de la trayectoria de la nube tóxica. No se dispone de información de modelos de dispersión de contaminantes de mejor resolución.

Día 14

Durante el día 14 permanece el viento en capas bajas de componente N-NE de forma que la nube tóxica se desplazaba hacia zonas del 2º cuadrante y se situaba de nuevo sobre zonas con poca población, salvo barrios de Seseña. Así se muestran en las figuras de trayectorias tanto en su versión determinista y probabilista. La ausencia de inversión y la presencia del calentamiento diurno en la zona del incendio hacia presagiar condiciones similares a la del día anterior.

Trayectoria determinista prevista de las partículas situadas a 500 m de la zona del incendio
Trayectoria determinista prevista de las partículas situadas a 500 m de la zona del incendio según el modelo de dispersión HYSPLIT-ARL de la NOAA a 24 h partiendo de las salidas del 13 a las 00 UTC
Trayectorias probabilistas previstas de las partículas situadas a 500 m de la zona del incendio según el modelo de dispersión HYSPLIT-ARL
Trayectorias probabilistas previstas de las partículas situadas a 500 m de la zona del incendio según el modelo de dispersión HYSPLIT-ARL de la NOAA a 24 h partiendo de la salidas del 14 a las 00 UTC, usando varios modelos de predicción

Hay que resaltar que el incendio y la nube tóxica se ha desarrollado en unas condiciones meteorológicas que han permitido que el riesgo para los grandes núcleos de población de Madrid y Toledo fueran mínimos y afectando sólo a áreas muy limitadas. La nube negra y tóxica a medida que se alejaba de su fuente, se dispersaba (resultado no mostrado aquí) y sus impactos son menores corriente abajo (Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, etc..)

¿Qué hubiera pasado con este incendio, presuntamente intencionado, en condiciones de vientos del sur en capas bajas o estabilidad marcada? Graves problemas hubieran ocurrido y mucha más población se hubiera visto afectada. Ahora los políticos tienen tiempo de apagar y desmantelar este almacén - bomba de contaminación potencial antes de que otro hecho similar pueda ocurrir.

Muchos madrileños y toledanos han vivido con este lugar potencialmente contaminante muy cerca de sus casas y trabajos durante mucho tiempo. El mismo cementerio ilegal que ha sido denunciado por organizaciones civiles nacionales, europeas y ecologistas sin resultados positivos por parte de la administración estatal (MAGRAMA e Interior) y de las comunidades afectadas (Madrid y Castilla - La Mancha). Toca actuar ya y dejar la desidia política a un lado.

Esta entrada se publicó en Noticias en 14 May 2016 por Francisco Martín León