Entrevista del mes: D. José María Cuadrat Prats, Presidente de AEC

D. José María Cuadrat Prats

Presidente de la Asociación Española de Climatología, AEC

 

http://www.aeclim.org/index.html

 

¿Cómo se encuentra la AEC en estos momentos a nivel de afiliados?, ¿quiénes se afilian, geógrafos, climatólogos, profesores de universidad,…?.

La AEC es una asociación de carácter científico que agrupa a más de 200 investigadores de distintas ciencias: geógrafos, físicos, meteorólogos, geólogos, biólogos, etc. Es la única asociación específicamente climática de ámbito estatal en España y está abierta a estudiosos procedentes de todos los campos del saber implicados o interesados en el conocimiento del clima, por lo que animo a los seguidores de RAM a incorporarse y participar en nuestras actividades.

¿Qué actividades desarrolla anualmente? ¿Podría citar algunas programadas para el 2006?

La AEC se fundó en 1997 y por su dinamismo ha pasado a ser referencia de los climatólogos españoles y lugar común donde los investigadores encuentran el foro adecuado de debate y contraste científico. En estos pocos años de existencia ha organizado cuatro congresos nacionales, varios cursos y seminarios especializados, ha editado siete libros y participado en diferentes foros de interés general: IPCC, CLIVAR, AEN/GET. La principal actividad para este año 2006 es la organización del V Congreso de Climatología, que se celebrará en Zaragoza los días 18 a 21 de septiembre, con el título “Clima, sociedad y medio ambiente”. Les hago llegar la 2ª circular, que podrán encontrar también en nuestra página web: www.aeclim.org, a la vez que les reitero mi invitación a participar en el mismo.

¿Cuales son sus proyectos futuros?

Nuestro reto es consolidar lo conseguido y avanzar con el mismo entusiasmo y vitalidad de estos años. El principal objetivo es mantener la organización periódica de Congresos, preparar nuevos seminarios y continuar nuestra proyección con la participación en aquellos ámbitos de interés para la climatología. En este mismo sentido, se han establecido relaciones con otras asociaciones climatológicas, nacionales e internacionales, y queremos seguir ampliando estos contactos.

La AME ha modificado sus estatutos para permitir la entrada a aficionados de la meteorología en la asociación ¿Ocurre o va ocurrir los mismo en la AEC?

El año pasado se adaptaron los Estatutos de la AEC a la nueva Ley Orgánica reguladora del derecho de asociación. Al igual que en su primera redacción, no existen restricciones para adquirir la condición de miembro de la misma.

Actualmente el cambio climático antropogénico y sus efectos en el siglo XXI son de temas de actualidad ¿Tiene la AEC una opinión oficial al respecto?

Como asociación, la AEC no ha expresado una opinión oficial respecto al cambio climático; sin embargo, de manera individual muchos de sus socios han participado en debates y manifestado sus opiniones en diferentes medios de comunicación, con explicaciones controvertidas en algunas ocasiones.

Después del cambio climático ¿cuál cree usted que es el tema de más actualidad desde el punto de vista climatológico?

En mi opinión, junto al cambio climático, uno de los temas ambientales de más actualidad son los riesgos climáticos asociados al clima. Los años noventa sorprendieron a la sociedad española con un conjunto de fenómenos de rango extraordinario que merecieron análisis desde la climatología: secuencias de sequía a comienzos de la década, episodios de granizo del verano de 1995, lluvias intensas con inundaciones en Andalucía el mismo año, con réplica en el invierno siguiente, desastre de Biescas, temporal de levante, inundaciones en el Norte durante el muy lluvioso invierno de 2000-2001. Y el siglo XXI nos ha sorprendido, entre otros extremos, con la ola de calor de 2003, la tormenta tropical “Delta” o la sequía de estos momentos. A escala mundial, inundaciones, huracanes, tormentas, sequías y temperaturas extremas están entre las mayores causas de muerte y pérdidas materiales por desastres naturales. No cabe duda de que los análisis climáticos son esenciales para evaluar la vulnerabilidad de las sociedades a las condiciones meteorológicas, con el objetivo de contribuir a la gestión y mitigación de sus efectos. Así lo ha entendido la OMM en su programa de Vigilancia Meteorológica Mundial, en colaboración con otras organizaciones. Y en el caso español, un buen ejemplo son los “Planes especiales de alerta y eventual sequía” que deben incorporar los Planes de Cuenca, en elaboración en estos momentos por el Ministerio de Medio Ambiente.

Algún lector de la RAM nos pregunto si la AEC tenía alguna revista boletín o publicación periódica ¿qué podemos decirle?

En estos momentos la AEC no tiene ninguna publicación periódica. Hasta ahora ha editado los libros correspondientes a las Actas y Ponencias de los Congresos, parte de las cuales pueden encontrarse en su página web.

Me gustaría conocer su opinión respecto a la conveniencia o no de un hipotético trasvase de agua de la cuenca del Ebro a otras cuencas deficitarias. ¿Cuál es la opinión del presidente de la AEC al respecto?

La política de trasvases entre cuencas responde a un viejo modelo de política hidráulica, materializada en embalses, trasvases y agua abundante y barata para el fomento de actividades productivas, hoy muy discutida y cuestionada por su alto coste económico, social y medioambiental. La política de aguas del siglo XX fue ante todo una política de obras, condicionada por la irregular distribución temporal y espacial de los recursos, y una economía fundamentalmente agraria. La política actual y futura no puede excluir la ejecución de obras, principal garantía de la oferta de agua; pero es innegable que las ideas presentes se fundan en el valor primordial del medio ambiente, en la conservación de los recursos, en la gestión de la demanda frente a la oferta, en la formación en nuevas tecnologías y en la necesidad de incrementar el gasto en investigación y desarrollo en el ámbito del agua. En definitiva, estos son los nuevos valores que asume la Directiva Marco del Agua, cuyas exigencias nos apremian.

Otra cuestión sería respecto a la climatología del Pirineo y prepirineo Aragonés. ¿Existe algún libro o monografía específico sobre ese tema? Conozco varios de sus trabajos sobre el clima de Aragón, pero, quizás por su complejidad, creo que la zona que comento no está del todo bien tratada en la literatura científica.

Las áreas de montaña son muy complejas desde el punto de vista climático y su conocimiento en detalle es difícil; con el inconveniente añadido de la escasez de observatorios. En el caso del Pirineo y Prepirineo no hay ninguna publicación que contemple de forma global el clima de esta región, al modo, por ejemplo, de Kerbe para Pirineo francés o de Balseinte para el conjunto de las montañas galas. Las más amplias son las de Creus (Alto Aragón occidental) y Del Valle (Prepirineo). Tenemos, en cambio, trabajos parciales que analizan alguno de los elementos del clima: precipitaciones y temperaturas (Beguería, Cuadrat, Creus, De la Riva, Del Valle, Lorente, Puigdefábregas, Villar), hielo y clima (Chueca, Julián), nieve (Ferraz, López Moreno), cambio climático (Saz, Creus), modelos y tendencias (Rasilla) y buen número de investigaciones aplicadas a la hidrología con amplios análisis climáticos, desarrolladas en el Instituto Pirenaico de Ecología, bajo la dirección de García Ruiz. Además de pequeñas monografías que editó el Centro Meteorológico Territorial de Aragón.

-¿Es mucha la distancia entre la percepción del clima-cambio climático de los medios de comunicación y la de los investigadores?

Es cierto que la percepción del clima de periodistas y climatólogos no siempre es coincidente. Probablemente ninguna otra especialidad periodística tenga que enfrentarse a cuestiones tan amplias y complejas como las climáticas, y las ambientales en general. Esta complejidad hace difícil un análisis objetivo y conduce en ocasiones al alarmismo y a divulgar información que coloca en el mismo saco hechos científicamente comprobados y otros que están en proceso de evaluación. Por otra parte, en el periodismo domina la premura de la comunicación y a veces se hacen comentarios simplificados que quitan rigor a la noticia. En el investigador, en cambio prima el análisis y la reflexión, lo que crea diferentes ritmos que no siempre son aceptados por ambas partes, de ahí la necesidad de mayor acercamiento entre los medios de comunicación y los investigadores.

-¿No tendrá la naturaleza un modo de autorregulación para reconducir una situación como la que se avecina? del mismo modo en que lo ha tenido en otros momentos de la historia de este planeta.

El clima de la Tierra es la expresión de un amplio sistema físico, complejo y rico en conexiones, donde todos sus elementos mantienen continuos ajustes internos de autorregulación. En relación con la situación que se nos avecina, el padre de la “Teoría Gaia”, James Lovelock, en su reciente libro “The Revenge of Gaia”, asegura que el cambio climático ya no tiene retorno. El científico, cuya teoría establece que la Tierra funciona como si fuera un organismo vivo autorregulado, cree que será precisamente este mecanismo autorregulador el que impedirá que los seres humanos controlen la evolución del efecto invernadero y que, por el contrario, actuará en el futuro para amplificar el calentamiento que generan las actividades humanas, con todas sus consecuencias negativas para nuestro modo de vida. Confiemos en que se equivoque.

Ahora que aún tenemos reciente la llegada de "Vince" como tormenta tropical a la Península Ibérica, ¿se han realizado estudios desde España de las perturbaciones conocidas en inglés como "tropical-like cyclones" en el Mediterráneo? ¿Es posible acceder a dichos estudios?

Creo que se está en ello, pero en una fase inicial todavía. El acceso será, como siempre, a través de las publicaciones de los trabajos, cuando éstas se materialicen.

¿Son posibles huracanes con estructuras e intensidad más complejas que los que son catalogados como categoría 5, como el actual "Wilma" que ha batido un récord de presión mínima en el Océano Atlántico?

La categoría 5 es la máxima de la escala, y por tanto no puede haberlos de categoría superior (supongo que estará definida al estilo de "huracanes de intensidad … o más"), pero no me cabe duda de que podrán darse en el futuro huracanes más intensos que el Wilma.

¿Se debería incluir una información climatológica en las predicciones diarias que salen en los medios de comunicación? Si es así ¿cuál sería?.

Podrían incluirse comparaciones respecto a los valores normales pero esto haría las predicciones más farragosas, por lo que quizás sea mejor reservar estas comparaciones para las predicciones de tiempo más anómalo.

Desde hace tiempo están prolifererando numerosas redes meteorológicas controladas por organismos autonómicos que no están integradas en la red climatológica del INM ¿se podrían usar en el futuro como datos significativos para realizar estudios climatológicos?

Cuanta más información se tenga, mejor a la hora de realizar estudios climatológicos, pero habrá que tener cuidado con la homogeneidad y control de calidad de las observaciones.

Internet, las estaciones meteorológicas automáticas para aficionados han hecho crecer la afición a la meteorología de forma notoria en nuestro país. ¿Ha ocurrido lo mismo con la climatología?

Yo creo que sí, pues la difusa frontera entre ambas disciplinas es cuestión únicamente de escala temporal. Cuando se lleva un tiempo registrando datos se desea hacer una estadística de los mismos, y surgen preguntas de tipo climatológico: qué variabilidad tienen, si son mayores o menores que hace 20 o 30 años, etc.

Recomiéndanos 5 cinco portales de climatología que usted tiene en sus “Favoritos de su PC”, tanto a escala nacional como internacional.

Tengo únicamente marcadas páginas de contenido climatológico como la propia de la AEC y otras con datos climáticos globales, pero a ninguna de ellas calificaría como portal. Recientemente he incorporado una dirección que quizá pueda interesar a algunos lectores de RAM: espere.net. Es una “Enciclopedia Climática, en varios idiomas, financiada por la Unión Europea, que explica de forma muy didáctica el fundamento del sistema climático y permite importar imágenes y figuras. Contiene, además, referencias que pueden ser útiles a muchos aficionados a la climatología.

Desde la RAM. Agradecemos la gentileza de José María Cuadrat Prats para nuestros lectores y deseamos lo mejor para la AEC y sus socios. Hasta siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *