Construcción de una garita meteorológica artesanal

Mi nueva garita paso a pasoXavier Abajo Veciana “tin” Joan Veciana Galofré “bricometeoman” xabajo(arroba)hotmail.comNota de la RAM. Por expreso deseo del autor, por el trabajo ilusionante bien hecho, reproducimos el trabajo completo de “tin” , a la hora de hacer su propia garita meteorológica. Gracias por compartir esta experiencia que para ti ha sido tan importante.Publicado en septiembre de 2004. Recuperado en agosto de 2009, sin modificaciones.   

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 19 Ago 2009 - 09:00 UTC

Introducción

Soy aficionado, apasionado a la meteorología desde que era muy pequeño. No sé exactamente cómo me contagié de esa “enfermedad” tan grave. Recuerdo que cuando estaba en el colegio y veía llover por la ventana, no podía dejar de mirar, mientras lo que se explicaba en clase dejaba de tener interés para mí.

Siempre veía los “partes” meteorológicos de TVE cuando ésta era la única emisora de televisión que había en España. El nacimiento de TV3 en Catalunya, fue para mí, y para otros tantos aficionados a la meteorología, una revolución. TV3 apostó desde el principio por una información meteorológica de calidad, que rápidamente contagió la “enfermedad” de la meteorología a mucha gente y agravó todavía más la mía. Dos personas, sin desmerecer a las demás, contribuyeron en buena medida a consolidar mi afición: Antoni Castejón y especialmente Alfred Rodríguez Picó, para mí el maestro de la comunicación meteorológica.

Fue en esa época cuando le propuse a mi tío la construcción de una garita meteorológica. No era una garita “oficial”, ni seguía las recomendaciones de la OMM porque no tenía doble persiana, ni suelo de listones alternos, ni chimenea, ni la puerta estaba orientada al norte. Era una garita de aficionado, la que me sirvió para empezar a tomar datos diarios. Después de 20 años de uso, había llegado al final de su vida útil, por lo que pensamos en la construcción de una nueva garita meteorológica.

Construcción de mi nueva garita meteorológica

Para empezar quiero agradecer el trabajo realizado por mi tío, un auténtico manitas del bricolaje. Él ha sido el “creador” de esta garita, el que hizo los planos y el que la ha montado. Cuando le propuse la idea de restaurar la vieja garita que tenía desde hacía 20 años y que también él construyó, no dudó un momento en proponer la construcción de una nueva garita. No sabía dónde se metía. Él sabía lo que le había costado la otra y no se imaginaba el trabajo que tenía ésta, mucho más complicada en su construcción ya que teníamos pensado hacer las persianas interiores desmontables para poderlas limpiar y repintar ya que por experiencia sé, y eso que la garita que tenía era de persiana simple, que la suciedad se mete por todos los sitios y con persiana fija es muy difícil limpiar y pintar. De todas maneras, disfrutó montándola y está muy orgulloso de su “criatura”

Yo soy el “instigador” el que tuvo la “brillante” idea de “robarle” 11 sábados seguidos por culpa de mi afición a la meteo. Bueno, yo también he hecho algo ¡eh!. Durante los dos meses y medio que ha durado la construcción, mientras mi tío montaba los sábados los elementos de la garita yo, de lunes a viernes, prácticamente a diario, hacía los trabajos “complementarios”: pintar, pintar, pintar y pintar. He acabado harto de tanto pintar, creo que es el trabajo más tedioso de la construcción de ésta garita. Aparte de la pintura, también fue bastante pesado el trabajo de tapar todas las juntas con sellador para madera ya que es una pasta de color marrón claro que me obligó a pintar nuevamente con dos manos (o tres) la garita una vez montada, que todavía es más difícil que cuando pinté una a una todas las lamas cuando todavía no estaban montadas.

El diseño de la garita ha sido totalmente artesanal ya que no he visto nunca una garita con las persianas interiores desmontables una a una ni sé si existe algo así. Teníamos fotos de garitas oficiales y de otras que habían construido otros aficionados pero no teníamos ninguna medida sobre la que basar los planos. Bueno sí, la única medida que teníamos era la del soporte de la vieja garita, que hemos aprovechado para la nueva ya que es de hierro y sólo necesitaba dos manos de pintura.

En la siguiente foto se puede ver ese soporte, con la garita que tenía hasta ahora:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Mi vieja garita estaba bastante deteriorada aunque no lo parezca. Cuando la hicimos hace 20 años no pensamos en los efectos de la intemperie sobre la madera y, por ejemplo, tanto el techo como el suelo como el fondo eran de madera de conglomerado, nada apropiada para resistir los efectos de la humedad y la lluvia. La pintura tampoco era muy apropiada. Era una pintura Titanlux “esmalte sintético 566 D Blanco Decoración”, de muy buena calidad y sobre todo de un blanco brillante muy bonito y con una excelente cubrición con sólo un par de capas pero con el defecto de que hace piel y la madera no respira con lo que con el paso del tiempo, como se ve en la foto, acaba decapándose. También es cierto que hacía como diez años que no la repintaba pero vamos que no es la más adecuada para una garita. Para la nueva he utilizado una pintura a poro abierto para que la madera respire y con un fondo protector contra la pudrición.

Se puede ver también en la siguiente imagen que el techo no era tampoco el más apropiado, ya que era de plástico, que aunque estaba pintado de blanco, podía absorber calor:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

El interior de mi vieja garita no tenía doble persiana, ni suelo listonado, ni chimenea. En aquellos tiempos no pensamos mucho en las recomendaciones de la OMM. Yo solo quería una garita sencilla para poner los 2 termómetros que tenía y empezar a hacer observaciones:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Era la hora de darle la merecida jubilación y preparar el soporte para su “hermana”.

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

La siguiente imagen es un poco triste. El nuevo soporte de la vieja garita, hasta la instalación de la nueva ya que todavía había dentro los instrumentos, son dos sillas de plástico. En el suelo se pueden ver los restos de la “extracción” de la garita de su soporte, trozos de la madera de conglomerado podrida.

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Era el momento de empezar la construcción de la nueva garita. Lo primero es planear sobre papel los elementos principales con sus medidas:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Las primeras maderas recién cortadas y preparadas para empezar a trabajar. No hay ni la mitad de la madera que finalmente ha conformado la garita pero es la estructura exterior (faltan los pilares de 40X40 mm) sobre la que después recalculamos las medidas para las dobles persianas interiores. No podíamos comprar toda la madera al mismo tiempo precisamente por eso, ya que en el montaje siempre puede haber algunas holguras que después nos podrían causar problemas para encajar las persianas interiores. La tabla que se ve al fondo es el techo interior de la garita, donde va la chimenea. A la derecha los tubillones de 9 mm de diámetro que servirán para mechar las lamas. En primer plano las lamas de 50X9 mm:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Primer paso: como la garita será más grande que el soporte en que irá encajada, necesitamos hacer una base de la medida exacta de ese soporte, a partir de la cual montaremos toda la garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal
Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal
Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Un viejo termómetro de madera al que se le rompió la columna de alcohol, que me regalaron en un programa de Catalunya Ràdio que hacía Alfred Rodríguez Picó, sirvió de improvisada escuadra. El perro también quería salir en la foto:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

         

La primera estructura de la garita terminada. El cuadro interior es el que se apoyará sobre la base metálica. El exterior, es el que delimitará la estructura exterior y el que soportará la base de listones alternos.

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Después del primer día de trabajo, empieza la tediosa labor de pintar una a una todas las piezas. Primero 2 capas de protector antipudrición para la madera y luego pintura acrílica blanca a poro abierto:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Aquí no hay ni la mitad de la madera. Se puede imaginar el trabajo de pintar una a una cada pieza, varias capas. Paciencia. La radio al lado, el taburete para no cansarse y poco a poco ir haciendo:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Mientras tanto vamos haciendo pruebas de cómo va a quedar la base:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Así es cómo tiene que quedar:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Una vez pintada, encolada y clavada ya tenemos terminada la base sobre la que se sustentará toda la garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Podemos ver su doble suelo alistonado alterno por la parte frontal:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Desde la esquina:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y desde el lateral:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Detalle del alistonado alterno:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Empezamos a ensamblar la primera de las paredes exteriores:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y seguimos pintando:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Detalle del ensamblado de una de las paredes interiores. Vemos que las lamas van mechadas y ensambladas en los orificios que hemos practicado en los listones laterales. Primero las insertamos todas en uno de los listones:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Los últimos detalles de la garita se van concretando. Detalle de los imanes que sujetan la persiana interior izquierda:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Ahora, aparte de poner el techo con la chimenea y el techo superior, solo faltaba tapar las juntas entre las lamas y los listones para que quedaran perfectamente ensambladas todas las piezas. Esto que parecía que sería rápido me llevó casi 3 semanas debido a que la selladora que utilicé era de color marrón y manchó bastante la madera, así que tuve que pintar de nuevo toda la garita como mínimo con 2 capas más. Será por pintura. Excepto el suelo, que “sólo” lleva 2 capas de pintura blanca (aparte de las 2 del barniz antipudrición), el resto de la garita lleva como mínimo 4 o 5 capas de pintura:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Mientras tanto, la vieja garita parece pedir a gritos su relevo:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Realmente su estado es lamentable. Al “extraerla” de su base prácticamente se desmoronó. Aquí se puede ver el suelo descompuesto de conglomerado:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Por su parte trasera la pudrición del conglomerado ha afectado incluso a los pilares. Aunque mi intención era conservarla o regalarla, no tiene solución. Con profunda tristeza, tendrá que ir directamente al vertedero:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Como recuerdo de la que fue mi primera garita, al menos he podido aprovechar su soporte metálico. Después de un par de capas de pintura, lo preparo para la nueva garita nivelándolo y anclándolo de nuevo con cemento al suelo ya que he cambiado su posición. Antes, la puerta de la garita estaba orientada al SE ya que esa es la orientación de la terraza. Ahora he dispuesto el soporte paralelo a la barandilla de la terraza de manera que la puerta se abrirá hacia el NE. No es el norte geográfico exacto pero creo que es suficiente para que el sol no entre en el interior cuando abra la puerta. Imagen del soporte en el proceso de nivelamiento:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y sigo tapando juntas:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Entre junta y junta aprovecho para colocar la chimenea en su lugar y sellarla con silicona:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Una vez acabada la tarea de sellar las juntas y repintar la garita, instalo el techo principal y lo sello también con silicona:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Aprovechando unas lamas y listones que habían sobrado, hemos montado un soporte para los instrumentos para no tener que poner ganchos en el interior de la garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y por fin llega el gran día. Antes de instalar la garita en la terraza, montamos la puerta y su pestillo:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Como si fuésemos “cirujanos gariteros”, para no manchar la garita, que tanto ha costado de pintar, trabajamos con guantes:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Los últimos detalles de la garita se van concretando. Detalle de los imanes que sujetan la persiana interior izquierda:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Ahora, aparte de poner el techo con la chimenea y el techo superior, solo faltaba tapar las juntas entre las lamas y los listones para que quedaran perfectamente ensambladas todas las piezas. Esto que parecía que sería rápido me llevó casi 3 semanas debido a que la selladora que utilicé era de color marrón y manchó bastante la madera, así que tuve que pintar de nuevo toda la garita como mínimo con 2 capas más. Será por pintura. Excepto el suelo, que “sólo” lleva 2 capas de pintura blanca (aparte de las 2 del barniz antipudrición), el resto de la garita lleva como mínimo 4 o 5 capas de pintura:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Mientras tanto, la vieja garita parece pedir a gritos su relevo:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Realmente su estado es lamentable. Al “extraerla” de su base prácticamente se desmoronó. Aquí se puede ver el suelo descompuesto de conglomerado:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Por su parte trasera la pudrición del conglomerado ha afectado incluso a los pilares. Aunque mi intención era conservarla o regalarla, no tiene solución. Con profunda tristeza, tendrá que ir directamente al vertedero:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Como recuerdo de la que fue mi primera garita, al menos he podido aprovechar su soporte metálico. Después de un par de capas de pintura, lo preparo para la nueva garita nivelándolo y anclándolo de nuevo con cemento al suelo ya que he cambiado su posición. Antes, la puerta de la garita estaba orientada al SE ya que esa es la orientación de la terraza. Ahora he dispuesto el soporte paralelo a la barandilla de la terraza de manera que la puerta se abrirá hacia el NE. No es el norte geográfico exacto pero creo que es suficiente para que el sol no entre en el interior cuando abra la puerta. Imagen del soporte en el proceso de nivelamiento:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y sigo tapando juntas:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Entre junta y junta aprovecho para colocar la chimenea en su lugar y sellarla con silicona:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Una vez acabada la tarea de sellar las juntas y repintar la garita, instalo el techo principal y lo sello también con silicona:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Aprovechando unas lamas y listones que habían sobrado, hemos montado un soporte para los instrumentos para no tener que poner ganchos en el interior de la garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y por fin llega el gran día. Antes de instalar la garita en la terraza, montamos la puerta y su pestillo:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Como si fuésemos “cirujanos gariteros”, para no manchar la garita, que tanto ha costado de pintar, trabajamos con guantes:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y por fin. 22 de mayo de 2004. INAUGURAMOS LA NUEVA GARITA. Instalamos la garita en su soporte, montamos el techo superior y lista para cortar la cinta. Que ilusión:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Salud y larga vida a la nueva garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Los primeros “instrumentos” instalados en la garita: el termómetro de máxima, el termómetro de mínima y el evaporímetro. La “máxima” fue de 3 copas, la “mínima” 1 copa y el evaporímetro “evaporó” todo el cava perfectamente:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

La doble persiana desmontable tal y cómo va dispuesta en el interior de la garita:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y ya instalada en el interior, con el soporte para los instrumentos:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Detalle de la doble persiana derecha:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

El interior:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

La puerta:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Vista del lateral:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

El suelo de listones alternados:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Imponente:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Mi estación meteorológica al completo: la garita, a su izquierda el Hellmann, a su derecha el pluviómetro de la Davis, y arriba a la derecha la veleta de forja y en su mástil la veleta y anemo de la Davis:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

¿Dónde está Wally? Hasta desde la calle se ve:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Y la nueva garita empieza a “trabajar”:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Para finalizar, hemos instalado la placa solar que alimenta el “extractor solar” de la chimenea.

Hemos estado pensando un sistema adecuado para colocar la placa solar de tal manera que pudiéramos orientarla en los ejes X e Y para conseguir captar la luz del sol con la máxima eficiencia posible. Sabíamos el mecanismo que queríamos, el que utilizan los espejos retrovisores de los coches, pero no se nos ocurrió nada parecido y más barato. Al final hemos optado precisamente por esto. Hemos utilizado un espejo retrovisor interno de coche y encima, con unas bridas de plástico, hemos puesto la placa solar. La placa siempre estará orientada al sur, pero dependiendo de si estamos en verano o en invierno, podemos darle más o menos inclinación (azimut) para aprovechar al máximo la radiación solar.

Detalle del “retrovisor solar” con la placa unida con un par de bridas de plástico:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Hemos montado el “retrovisor solar” en el mástil de madera dónde también he instalado un “viejo” pluviómetro electrónico de la marca Rain-O-Matic, que no utilizaba desde hacía tiempo, y que he rescatado por su eficiencia y sencillez de funcionamiento, aunque su sensibilidad sea sólo de 1mm:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Detalle del mástil, con el pluviómetro electrónico y la placa solar, con la inclinación adecuada:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Habiendo acabado ya el trabajo de construcción de la garita en sí misma, faltaba todavía instalar en su interior los instrumentos que tenía. Para el psicrómetro, decidí cambiar el soporte por uno más pequeño y de madera ya que el anterior estaba bastante deteriorado. Aproveché el viejo termómetro de Catalunya Ràdio que he mostrado anteriormente como nuevo soporte:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

En un “Todo a 100” he comprado un “tupper” pequeño que me sirve, atornillado a la base con dos tornillos, como depósito de agua del termómetro húmedo. Se puede ver también en esta imagen el estado del viejo soporte del psicrómetro. Todo lo que sea de metal y no esté bien protegido acaba oxidándose con el tiempo, y más si está en contacto con el agua:

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Los instrumentos ya finalmente instalados en la garita. De izquierda a derecha: la probeta del Hellmann de 120 mm, el termómetro de máxima y mínima de mercurio (muy preciso), las tablas psicrométricas, el psicrómetro en su nuevo soporte, el contador del pluviómetro electrónico Rain-O-Matic, dos sensores T/H de Oregon Scientific, el sensor T/H de la Davis, y la botella de agua destilada para el psicrómetro.

Construcción De Una Garita Meteorológica Artesanal

Conclusión

Después del trabajo que ha costado la construcción de ésta garita, ha merecido la pena. Hemos disfrutado viendo cómo iba tomando forma y cómo las piezas iban encajando según teníamos previsto. Sabemos que es una garita bien hecha y de larga duración, por los materiales que hemos utilizado y la construcción en sí misma. El salto de calidad respecto a la vieja garita que tenía es importante. En los primeros días después de la instalación y comparando las lecturas entre la nueva garita y la vieja, que todavía conservo para comparar los datos, las diferencias de temperatura son realmente sorprendentes, de hasta 3ºC en las horas de máxima insolación, mientras que por la noche se igualan. Realmente, la incorporación de la doble persiana, la chimenea, el techo superior de madera y no de plástico y el suelo listonado, como indica la OMM, tiene que notarse de alguna manera y este ejemplo es espectacular.

Esta entrada se publicó en Reportajes en 19 Ago 2009 por Francisco Martín León
Publicidad