Los satélites meteorológicos #Cursodemeteo

La observación meteorológica dio un salto cualitativo en la década de 1960 con la puesta en órbita de los primeros satélites meteorológicos. Desde entonces, las capacidades de esos ingenios espaciales no han parado de crecer, proporcionándonos en la actualidad una enorme cantidad de datos.

La observación meteorológica dio un salto cualitativo en la década de 1960 con la puesta en órbita de los primeros satélites meteorológicos. Desde entonces, las capacidades de esos ingenios espaciales no han parado de crecer, proporcionándonos en la actualidad una enorme cantidad de datos, aparte de permitirnos observar desde su privilegiada posición la cobertura nubosa y las estructuras que forman las citadas nubes, como resultado de la dinámica atmosférica. Dependiendo del tipo de órbita que sigan esos satélites pueden ser polares o geoestacionarios. Estos últimos orbitan sincrónicamente con el planeta, de forma que con respecto a un observador fijo terrestre ocupan una posición fija en el cielo.

Esta entrada se publicó en Vídeos en 10 Dic 2014 por Francisco Martín León