StoreWindows10

Y después de Flora... ¿seguirán las nevadas o volverá el sol?

En las últimas horas ha llegado el primer aviso del invierno climatológico con nevadas, viento y el desarrollo de la borrasca Flora sobre el Mediterráneo. ¿Será algo puntual o el sol volverá ser el protagonista? Aquí te lo contamos.

Samuel Biener Samuel Biener 14 Dic 2018 - 08:40 UTC
Tras las nevadas de las últimas horas, tendremos unas horas de tranquilidad...a la espera de nuevos sistemas frontales.

Diciembre comenzaba con estampas que no solemos asociar al inicio del invierno climatológico: numerosas personas abarrotando los paseos marítimos, algún valiente disfrutando de un chapuzón en la playa, terrazas llenas... Los hasta 25ºC que alcanzamos en algunos puntos del litoral mediterráneo ayudaban. Habían llegado las calmas, y amenazaban con no irse durante una buena temporada.

Al menos hacía frío de noche y la niebla nos dejaban en algunos sitios estampas espectaculares, mientras que en el norte se escapaban algunas lluvias casi sin querer. Sin olvidar los problemas habituales de contaminación atmosférica en las grandes ciudades españolas, asociados a las altas presiones y al estancamiento del aire.

Sin embargo, aprovechando el pasillo que se ha formado entre el anticiclón escandinavo y el de las Azores (este último se ha retirado ligeramente hacia el sur) se ha colado una vaguada que finalmente se ha desgajado, y que además al llegar al Mediterráneo ha favorecido el desarrollo ciclogenético conocido como Flora, que se ha dejado sentir durante las últimas horas en el este y Baleares.

Durante los próximos días estaremos bajo el jet stream: el viento del oeste irá ganando intensidad

La Península Ibérica, bajo el jet stream

Tras este primer aviso del invierno, y con Flora retirándose ya hacia la zona de Túnez, ¿qué es lo que debemos esperar durante los próximos días? ¿Volveremos a las terrazas para disfrutar del sol del mediodía, o seguiremos con el frío, la nieve y el viento? Según el modelo Europeo, vamos a tener un poco de todo. Tanto los amantes del "buen tiempo" como del "mal tiempo" estarán conformes.

Durante los próximos días estaremos situados bajo el jet stream, es decir, entre borrascas/vaguadas y anticiclones/dorsales, aire frío/aire cálido, estabilidad e inestabilidad. De acuerdo con el modelo Europeo, el anticiclón escandinavo se desplazará hacia al este debido al empuje de las profundas borrascas atlánticas, que seguirán circulando sin pausa a corto y medio plazo.

Sin embargo, todo indica que el jet stream presentará una serie de ondulaciones (dorsales y vaguadas). De cara al fin de semana y al martes/miércoles de la semana que viene podrían cruzarnos frentes muy activos, con precipitaciones que serían más abundantes en el norte y oeste, con nieve en las montañas.

Durante el resto de días la situación estará más tranquila al penetrar la dorsal por el suroeste. Es decir, se irán alternando las masas de aire tropical y polar, el anticiclón y las borrascas atlánticas, el sol y las precipitaciones. El Mediterráneo se quedará por ahora un poco al margen con esta circulación de poniente. Además, en el noroeste el viento soplará con bastante intensidad, por lo que el estado del mar volverá a ser noticia en esa zona.

Pendientes de un CSE hacia finales de mes

A largo plazo, tendremos que estar pendientes de la situación, ya que parece que la tendencia es que se consoliden las altas presiones en el norte, y que las borrascas atlánticas pierdan algo de fuelle. Eso sin olvidar el Calentamiento Súbito Estratosférico (CSE) que se espera de cara a Navidad, que podría afectar a la circulación general, aunque por ahora es demasiado pronto para especular sobre sus consecuencias en nuestra zona.

Publicidad