StoreWindows10

Los "peros" de la primera semana de canícula

Ayer arrancó la canícula. Eso significa que, por estadística, estamos ante los días más calurosos del año en nuestro país. Sin embargo, este verano anda algo revuelta la cosa y habrá "peros".

Juan José Villena Juan José Villena 16 Jul 2018 - 15:57 UTC
Semana de chapuzones en el mar o la piscina, propia de la canícula.


De Virgen (Carmen) a Virgen (agosto) el calor aprieta de firme reza el refranero. El saber popular tiró de memoria para avisar de un hecho climático constatable: la canícula o, lo que es lo mismo, el periodo más cálido del año en nuestro país. Esta nomenclatura hace referencia a la estrella de Sirio, de la constelación Canis Maior, que entre los días 15 de julio y 15 de agosto alcanza su máximo esplendor coincidiendo con la "calina".

Por tanto, ya hallegado la época abrasadora por excelencia, aunque por el momento se está mostrando bastante comedida… a excepción del sureste peninsular. Ayer la Comunidad Valenciana vivió el día más cálido del año según la AEMET y hoy sus ciudades más litorales han superado los 35ºC debido al viento del oeste. Fuera de este rincón de la vertiente mediterránea, las temperaturas se están manteniendo en valores normales o incluso algo más frescos de lo habitual. ¿Continuará así esta semana?

Muchos ratos de sol, pero también de tormentas

La depresión que esta mañana ha descargado aguaceros en Cataluña esta noche ya será historia y mañana, en general, predominarán los claros en casi todo el país. Solo lloverá de forma débil y puntual en las cercanías del Cantábrico y Pirineos. Sin embargo, la troposfera continuará muy dinámica y a partir del miércoles deparará una nueva lengua de aire frío.

Miércoles, jueves y viernes serán días variables en las sierras del tercio norte peninsular. Por allí las mañanas serán soleadas, salpicadas de cúmulos y nubes bajas, pero las tardes se tornarán tormentosas. La Cordillera Cantábrica y los Pirineos acapararán gran parte de los chubascos vespertinos, pero también se extenderán a Galicia y el Sistema Ibérico. En el resto del país predominarán los claros.

El fin de semana podría traer más ratos de sol, especialmente el domingo. En la jornada del sábado los modelos de predicción aún anticipan chubascos en las montañas que lindan con el Mediterráneo e incluso en el sur del Golfo de Valencia.

Calor, pero sin exageraciones

De momento no hemos vivido ninguna ola de calor y, salvo sorpresa mayúscula, parece que esta semana también nos libraremos. La disposición de la vaguada, que se posará sobre el noroeste peninsular, dejará entreabierta la puerta al aire tropical continental en la vertiente mediterránea. Las muchas horas de sol y ese leve matiz africano dejará temperaturas máximas bastante altas en el interior de la mitad este peninsular: de hasta 37ºC en Murcia, Albacete o Zaragoza. En el resto el calor será más llevadero. ¡A disfrutarlo!

Publicidad