tiempo.com

Tipos de sequías: ¿las conoces todas?

La sequía fue una de las palabras de moda del pasado 2019 en España, donde en muchas zonas del interior y del oeste no llovió prácticamente nada durante meses. Existen distintos tipos de sequías. ¿Cuáles son? Aquí te lo contamos.

La sequía meteorológica es la más conocida. Pero...¿sabías qué existen otros tipos de sequía?

2019 fue el año de los extremos pluviométricos en España. Por un lado, en algunos observatorios del sureste peninsular fue el más lluvioso desde que comenzaron sus series, ya que durante la primavera y, sobre todo, a finales de verano y principios de otoño se sucedieron importantes eventos de precipitaciones de gran intensidad asociadas a gotas frías o DANAs (a lo que habría que añadir una serie de factores que acaban desembocando en episodios de esta magnitud).

Sin embargo, en el interior y en la mitad occidental de la Península Ibérica la situación era bien distinta. Desesperante para la gente del campo. En algunas zonas las lluvias no hicieron acto de presencia durante meses, y algunos de los pueblos de lo que se conoce como la España vaciada se quedaron sin agua, por lo que el abastecimiento se tuvo que realizar con camiones cisterna.

Afortundamente, las profundas borrascas atlánticas de diciembre y sus frentes muy activos asociados a ellas salvaron (al menos en parte) el año sobre la bocina, aunque todavía tendría que llover bastante para recuperar el déficit acumulado en todos esos meses.Puede llover y seguir habiendo sequía o viceversa en ciertas regiones. ¿Cómo puede ser esto? Mucha gente lo desconoce, pero hay distintos tipos de sequía.

La sequía meteorológica, la más conocida

En primer lugar, tenemos la sequía meteorológica, conocida por todos. Se trata de un período prolongado de tiempo (meses o incluso años) en el que las precipitaciones quedan muy por debajo de los valores medios de una zona determinada. Dada la compleja orografía peninsular, las sequías se suelen centrar en una área determinadas, y podemos tener sequías generales (ibéricas), cantábricas o mediterráneas, además de las canarias.

Sequía hidrológica

Las sequía meteorológica causa el resto de tipos de sequía. La hidrológica hace referencia a la falta de disponibilidad de agua dulce superficial y subterránea durante un período de tiempo determinado. Sin embargo, puede no coincidir en el tiempo con las sequías meteorológicas. Los acuíferos calizos pueden estar descargando agua meses después de un episodio importante de lluvias.

Sequía agrícola

Por otra parte, según el MITECO la sequía agrícola es cuando existe un "déficit de humedad en la zona radicular para satisfacer las necesidades de un cultivo en un lugar en una época determinada". Por ejemplo, en el litoral sureste puede haber o no sequía agrícola, dependiendo de si estamos ante cultivos de regadío (en muchas zonas el agua depende de una cabecera del Tajo cada vez más mermada y árida) o secanos.

Sequía socioeconómica

En último lugar, la sequía socioeconómica es aquella situación en las que ciertas actividades económicas o la población se ven afectados por la escasez de agua. La agricultura y el turismo suelen ser los sectores más sensibles a la falta de agua; en un contexto en el que las proyecciones climáticas señalan que los extremos pluviométricos se están extremando todavía más en nuestro país, que ya es de por sí vulnerable a la sequía.