Tenemos un problema grave con la sequía en España

Septiembre ha acabado y, con él, también el año hidrológico 2018-2019. La situación actual es grave, la falta de agua y las sequías prolongadas evidencian la mala gestión y la sobreexplotación de los recursos hídricos en toda la Península Ibérica.

Natacha Payà Natacha Payà 09 Oct 2019 - 09:06 UTC
Sequía
La falta de precipitaciones y sequías prolongadas, luchan contra la mala gestión y la sobreexplotación del agua.

El año hidrológico 2018-2019 ha finalizado y se ha 'coronado' como el cuarto año más seco del siglo XXI. Por si fuera poco, también se sitúa entre uno de los más secos y con menos precipitaciones desde 1965, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Falta de lluvia y mala gestión

Las expectativas estaban puestas en las lluvias del mes de septiembre, el último del año hidrológico. Sin embargo, estas no pudieron evitar el carácter seco de este año. Tenía que llover bastante. Al final, las precipitaciones registradas durante estos últimos doce meses -del 1 de octubre del 2018 al 30 de septiembre del 2019- se han situado un 17 % por debajo de la media anual de nuestro país, con un total de 533,7 litros por metro cuadrado.

La situación hídrica es grave, pero estos problemas de escasez no siempre están relacionados a la falta de precipitaciones. La mala gestión y la sobreexplotación del agua son dos factores a tener muy en cuenta. Estos últimos meses las cuencas del Mediterráneo han recibido un gran aporte hídrico, pero eso no ha sido suficiente para que los embalses apenas hayan aumentado de nivel, ¿a qué se debe?

El alto consumo en regadío y en agricultura intensiva tienen bastante culpa, acaparan casi el 80 % de este recurso. Las lluvias torrenciales de la Vega Baja, en Alicante, son un claro ejemplo de mala gestión. La cuenca del Segura actualmente se encuentra en alerta con un 28,2 % de reserva hídrica.

La sequía, el peor de los enemigos

Las sequías son un fenómeno habitual en la Península Ibérica, pero con el cambio climático los períodos secos cada vez serán más duraderos e intensos. Según el nuevo informe de WWF (World Wildlife Found), la escasez del agua asolará España y Portugal si no se erradica de golpe la mala gestión y la sobreexplotación de los recursos hídricos. Ambos países comparten un modelo de gestión de agua que prioriza los grandes consumos.

Parece que la situación es decadente. El año hidrológico 2019-2020 ha comenzado con la misma ausencia de lluvias que vacía nuestros embalses, hay un 22,67 % de agua embalsada menos que hace un año. Ya están al 40 % de su capacidad. Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, los embalses acumulan 22.656 hectómetros cúbicos. En la última semana hemos perdido 400.

El nuevo año hidrológico se ha estrenado, y la verdad es que ha empezado con mal pie. Aunque no han pasado más que unos días, el mes de octubre lleva un 90 % menos del valor de las lluvias normales. Según los datos de la AEMET, el primer día ya llovió la mitad de lo que se suele registrar en el conjunto español para esa fecha. A ver si se confirman los cambios de la próxima semana.

Publicidad