tiempo.com

Sorprendente riesgo extremo de incendios en España ¡en pleno febrero!

La escasez de precipitaciones junto con las altas temperaturas para la época elevan, a nivel máximo, las posibilidades de incendios forestales en gran parte del territorio español en pleno mes de febrero.

Incendios España
El año hidrológico comienza a sufrir las consecuencias del calentamiento global.

El Servicio Europeo de Información sobre Incendios Forestales de Copernicus advierte, mediante un mapa de anomalías extremas, del alto o muy alto nivel de riesgo de incendio que tiene la mayoría de España este 19 de febrero de 2022. A pesar de ser una estampa muy atípica para estos meses, los incendios durante los inviernos serán cada vez más frecuentes con el cambio climático. El clima más cálido al que nos estamos adentrando, volverá a las regiones secas más secas y supondrá un inicio en la temporada de incendios más temprana y una finalización más tardía.

No solo un clima más cálido contribuye a la aparición de incendios, también se han de cumplir unas condiciones meteorológicas favorables para la existencia de este fenómeno. En España, los más habituales son el deshielo prematuro de nieve, episodios de vientos secos e intensos y la persistencia de anticiclones en el primer trimestre del año favoreciendo la ausencia de lluvias.

Anomalías de precipitación y temperaturas

A pesar de que las sequías en España son un fenómeno recurrente, sobre todo en los meses de verano, el cambio climático está amplificando la frecuencia de estos eventos extremos.

Enero de 2022 ha sido el segundo mes más seco del siglo XXI alcanzando la séptima posición desde que comenzó la serie en 1961. De ese modo, podemos afirmar, según datos de AEMET, que el pasado mes es el quinto enero más seco en 61 años. Todos estos datos llegan tas un otoño catastrófico, donde las precipitaciones han estado por debajo del 30% de la media histórica.

Además, por si fuera poco, también hemos sufrido récords en cuanto a temperaturas se refiere, ubicándose en el décimo enero más cálido de este siglo. Todo ello propiciado por el bloqueo anticiclónico que llevamos experimentando en España en el último mes y medio, impidiendo así, que se produzcan lluvias generalizadas.

Tras estos escalofriantes datos, la AEMET augura, desgraciadamente, una persistencia de la sequía meteorológica durante al menos tres semanas más. De momento, no se observan situaciones de precipitaciones generalizadas en el horizonte meteorológico y se prevé una primavera menos lluviosa y con temperaturas más cálidas de lo normal.

Los embales españoles en estado crítico

A fecha de 17 de febrero, la reserva hídrica española está al 44,3% de su capacidad total. Los embalses almacenan actualmente 24.882 hectómetros cúbicos de agua, disminuyendo en la última semana en 160 hectómetros cúbicos (el 0,3% de la capacidad total actual de los embalses). A estas alturas del año anterior, las reservas estaban a más del 52%.

España se encuentra, hasta el momento, en el segundo año hidrológico más seco del siglo XXI en España.

En este punto, solo en siete ocasiones a lo largo de la historia, los embalses han estado en cifras inferiores a las actuales coincidiendo, justamente, con los periodos más importantes de sequías que se ha sufrido en España.

La sequedad marcada en los siete periodos anteriores han tenido una duración larga en el tiempo, de hasta seis años de sequía, por lo que a pesar de llevar casi dos meses sin llover, algo común en los inviernos españoles, aún no se puede hablar de un nuevo periodo importante de sequía hasta, por lo menos, después de la primavera.