tiempo.com

Hoy es nuestra marmota, la Candelaria: previsión del invierno restante

Según la meteorología popular, el tiempo que hace hoy, 2 de febrero -día de la Candelaria- ofrece las claves de cómo se comportará meteorológicamente la segunda mitad del invierno. La única forma de conocer posibles tendencias es recurriendo a modelos probabilísticos y técnicas estadísticas.

Candelaria e invierno
El día de la Candelaria (2 de febrero) hace alusión a las candelas, que simbolizan la llegada de la luz. La noche invernal va quedando atrás, acercándonos cada vez más a la primavera.

El 2 de febrero no es un día más del calendario. La Candelaria tiene una gran significación en el mundo agrícola, ya que marca, aproximadamente, la mitad del invierno. El crecimiento de los días (las horas de sol) se hace cada vez más evidente a estas alturas del año. Los fríos y oscuros días del invierno van dando paso a unas jornadas con unos tintes cada vez más primaverales. Ese importante cambio en el ambiente –simbolizado por las velas o candelas (la victoria de la luz sobre las tinieblas)– marcaba, en la antigüedad, la vuelta a las labores del campo, tras el parón impuesto por la falta de luz y los rigores invernales.

Saber cómo se comportaría el tiempo durante la segunda mitad del invierno era importante de cara a la planificación de las tareas agrícolas, lo que llevó –de la mano de la meteorología popular– a vaticinar el comportamiento atmosférico a largo plazo a partir del tiempo observado el 2 de febrero. Ello dio origen a algunos dichos y refranes alusivos a la Candelaria. Uno de los más conocidos es el que afirma que “Si por la Candelaria plora (o “llora”, en referencia a la lluvia, en otras versiones), ya está el invierno fora, y si no plora, ni dentro ni fora.” A la vista del tiempo dominante este 2 de febrero de 2022; con los cielos despejados y ausencia de lluvias, salvo en Canarias, no podemos dar por terminado el invierno (días de tiempo invernal).

Si hacemos caso al refrán, con los cielos despejados y la ausencia de lluvias de hoy, salvo en Canarias, no podemos dar por terminado el invierno.

Una variante del refrán afirma que “Cuando la Candelaria llora, ya está el invierno fora; pero si da en reír; el invierno por venir” Aquí “reír” es lo contrario que llorar (plorar); es decir, lucir el sol, lo que se cumple a pies juntillas el día de hoy. De lo anterior se deduce que podemos esperar un tiempo puramente invernal lo que resta de estación; en las próximas seis semanas. El que se cumplan o no estos refranes ha de verse únicamente como algo anecdótico, fruto de la casualidad. La única herramienta que tenemos a nuestro alcance para poder tener algún indicio (sin certeza) del tiempo que dominará en febrero y durante la primera mitad de marzo, son los productos de predicción mensual y estacional elaborados a partir de técnicas estadísticas y modelos probabilísticos.

Tendencias para lo que resta de invierno

Tras un mes de enero extraordinariamente seco en la Península y Baleares, en el que ha dominado un bloqueo anticiclónico que no parece dispuesto a romperse, la falta de lluvias (agudizada en muchas zonas del sur peninsular por la persistencia de la sequía meteorológica desde que comenzó el año agrícola [1 de octubre]) comienza a verse con preocupación. Los mapas de anomalías de precipitación prevista para esta primera semana de febrero y las tres siguientes, no invitan al optimismo. Tal y como puede verse en los mapas de la figura anexa, hasta mediados de mes, prácticamente en toda la Península y en Baleares, las precipitaciones estarán por debajo de la media, particularmente en Galicia, el Cantábrico y gran parte de la vertiente atlántica peninsular.

Mapas de Copernicus
Mapas de anomalías de precipitación en Europa para las 4 semanas de febrero de 2022. Todo apunta a que seguirá dominando el tiempo seco en la mayor parte de España. Fuente: Copernicus.

Con la vista puesta en las dos últimas semanas del mes, esas anomalías negativas de precipitación se mantendrán en la zona de la Península de influencia atlántica, lo que resulta de un claro dominio de las altas presiones en nuestro ámbito geográfico. Tanto en el área mediterránea como en Canarias, los mapas de anomalías apuntan a la normalidad en el comportamiento pluviométrico, con más lluvia de la normal la tercera semana en las costas de Castellón y Valencia, lo que vendría de la mano de una situación de vientos húmedos de levante. En cualquier caso, con este tipo de producto de predicción no podemos hacer una lectura fina en cuanto a la resolución espacial.

Mapas del ECMWF
Fila superior: Mapas de anomalías de precipitación (izquierda) y temperatura (derecha) durante la primera semana de marzo de 2022. Fila inferior: ídem, para la segunda semana de marzo de 2022. Fuente: ECMWF.

El segundo mosaico de mapas que acompaña estas líneas nos ofrece información sobre las tendencias de cara a la primera mitad de marzo, lo que coincide con el tramo final del invierno. Estos mapas del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo siguen la misma línea que los anteriores, de Copernicus, para el presente mes de febrero. Se mantienen precipitaciones en la media o por debajo, y anomalías positivas de temperatura. Ninguno de los mapas disponibles con las últimas actualizaciones, apunta a un marcado cambio de tiempo (temporales atlánticos generosos en lluvias y nevadas) en las próximas seis semanas. En esta ocasión, todo apunta a que aunque la Candelaria (hoy, 2 de febrero) no plora, el invierno parece estar fora.