Agosto 2021 en España: un mes histórico, ya veremos hasta cuándo

Este mes, en su conjunto, debemos considerarlo seco, pese a las tormentas finales irregularmente repartidas. Además, la ola de calor con temperaturas extremadamente altas ha dejado un mes cálido. Veamos con detalle todas estas circunstancias.

Ermita en Teruel bajo una tormenta
Las tormentas en la zona del sistema Ibérico han sido importantes. En Teruel capital este agosto ha llovido algo más del 260% de su valor normal. Otro dato a destacar es que en lo que va de año la oscilación térmica entre su mínima y máxima absoluta ha sido de 62,3 ºC, en enero hubo -21,0 ºC y ahora en agosto 41,3 ºC. En la imagen ermita en un pueblo de Teruel bajo una tormenta.

Este agosto que recientemente ha finalizado se mostrado típicamente veraniego, con una ola de calor histórica, aunque con algunos descensos térmicos que han moderado esos valores de récord. Las precipitaciones han sido inferiores a lo habitual y han estado muy irregularmente repartidas, con zonas del suroeste peninsular donde no ha llovido nada, mientras que en puntos del este peninsular las precipitaciones han sido importantes.

Por decenas, la primera se inició algo fresca, aunque poco a poco las temperaturas se recuperaron superándose los 40 ºC el día 5, con precipitaciones escasas o nulas, salvo en el oeste de Galicia y la cornisa cantábrica donde sí fueron de cierta cuantía.

La segunda decena estuvo caracterizada por la ola de calor histórica que trajo nuevos récords en muchas zonas del país, seguido de un importante descenso térmico, que acercó al mercurio a los cero grados en la meseta norte. Las precipitaciones quedaron reducidas a tormentas en el nordeste peninsular, más concretamente al sur del sistema Ibérico.

Finalmente, agosto ha terminado con temperaturas algo más elevadas de lo normal para estos días, pero con una clara tendencia a la baja. Lo que sí ha sido notable es el aumento de la inestabilidad en el este de la Península, con precipitaciones muy importantes, principalmente en el área levantina.

Temperaturas medias muy altas

Las máximas han sido muy superiores a los valores habituales de este mes en casi todo el país. Las excepciones las encontramos en algunas zonas de Galicia, de la cornisa cantábrica y del litoral sur y este peninsulares, donde han sido entre normales o ligeramente inferiores.

El habitual dominio anticiclónico durante gran parte del mes, junto con la entrada cálida de los días 11 al 17, ha provocado valores muy elevados en muchas regiones. En estaciones de AEMET, el valor más alto mensual se alcanzó en la localidad cordobesa de Montoro, el día 14, con 47,4 ºC, que a su vez representa un nuevo registro de temperatura máxima nacional.

El día 14, el observatorio cordobés de Montoro registró 47,4 ºC, un dato que se ha convertido en la nueva temperatura máxima nacional. Nunca antes se había registrado un valor tan alto entre los observatorios considerados por la AEMET. 

Los valores nocturnos se puede considerar que han sido ligeramente superiores a lo normal en la mayoría de las zonas. En estaciones de AEMET, que no son de alta montaña, el valor más bajo mensual se produjo el día 18 en Cuéllar, Segovia, con 2,0 ºC. Precisamente ese mismo día se registraba la temperatura mínima más elevada de agosto en España, en La Aldea de San Nicolás, en la isla de Gran Canaria, con 35,4 ºC.

En este mes se han batido numerosos récords de temperatura máxima absoluta o de temperatura mínima absoluta más altas. Nada más y nada menos que 18 observatorios de capitales de provincia superaron su valor absoluto de temperatura diurna mensual, algunos incluso la anual. Para no hacer la lista interminable, podemos destacar los 38,5 ºC del día 13 en Soria que son récord anual en esta capital, batiendo el que había desde julio de 1951. En el caso de los valores nocturnos sobresalen los 30,2 ºC de Jaén, que también suponen la temperatura mínima anual más alta de su serie.

Precipitaciones escasas

Mes más seco de lo normal si consideramos el conjunto del país, aunque con cantidades irregularmente repartidas, tanto geográficamente como temporalmente. Mientras que ha llovido mucho en pocas horas en puntos del este peninsular, con zonas que han superado los 150 l/m2 en el litoral de las provincias de Castellón y Valencia, en gran parte del suroeste peninsular prácticamente no ha llovido en todo el mes.

En porcentaje, ha habido zonas de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Teruel, Castellón y Tarragona, donde la precipitación ha superado el 300% de su valor normal. En cambio, en casi toda Andalucía, Extremadura, Murcia y en zonas aisladas de la mitad norte peninsular, así como en parte de ambos archipiélagos, las lluvias han sido inferiores al 10% de lo normal.

En este mes se han batido varios récords en observatorios principales de precipitación máxima absoluta en un día, destacando el producido en el aeropuerto de Salamanca el día 25 con 31,2 l/m2, superando el anterior de 1959.

Imagen del monasterio de San Juan de Duero, de la orden militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, del siglo XII, situado a las afueras de Soria.
Las máximas han sido muy superiores a lo normal, en el observatorio de Soria se ha batido el valor de temperatura máxima absoluta anual más alta, con 38,5 ºC. Imagen del monasterio de San Juan de Duero, de la orden militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, del siglo XII, situado a las afueras de Soria.

Consideraciones finales

Hemos terminado el verano meteorológico, el período más seco del año en todo el país. En situación atmosférica normal, deberían de empezar a llegar algunos temporales atlánticos de lluvia, aparte de los temibles aguaceros mediterráneos, de distinta intensidad y repartidos muy desigualmente. Por otro lado, los pronósticos estacionales siguen sin ser muy halagüeños, ya que prevén precipitaciones más escasas en la vertiente atlántica con temperaturas entre normales y ligeramente más altas, sobre todo en el sur peninsular.

Se mantiene la escasez de precipitaciones en muchas zonas del país, de tal modo que el agua embalsada está casi un 14% por debajo de la media de los últimos diez años.

Una vez terminado el año agrícola 2021, que va del 1 de septiembre al 31 de agosto, se mantiene la situación de escasez de precipitaciones en zonas de Aragón, de Cataluña, de Andalucía occidental y de ambos archipiélagos, que apenas superan el 50% de su valor medio de precipitación anual total acumulada, incluso en las Canarias hay zonas rondando el 25%.

Con esta situación, nuestras presas tienen un grave problema de reservas, el agua embalsada, a fecha de 31 de agosto, era de solo el 42,62% de su capacidad máxima, un 8% inferior a la misma fecha del año pasado, y nos encontramos por debajo de la media de los diez últimos años, en este caso casi un 14%. Debemos seguir pidiendo mucho cuidado con el agua si no queremos entrar en un duro período de sequía.