tiempo.com

Riesgos de olas de calor e inundaciones en Europa

El cambio climático afecta a todos los europeos, pero los grupos vulnerables, como los ancianos, los niños, los grupos de bajos ingresos y las personas con problemas de salud o discapacidad, son los más afectados

Una de cada diez escuelas y hospitales europeos también puede estar en riesgo de inundación y aproximadamente la mitad de esas instalaciones en las ciudades se encuentran dentro de islas de calor urbano intenso.

Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA o EEA por sus siglas en inglés), publicado recientemente, analiza estas desigualdades y cómo abordarlas a través de una adaptación equitativa al cambio climático.

El informe de la AEMA " Hacia una 'resiliencia justa'

Hacia una resiliencia justa trata de no dejar a nadie atrás en la adaptación al cambio climático. El informe describe qué grupos en Europa se ven más afectados por el cambio climático, qué tipo de medidas de adaptación pueden proteger a esos grupos y cómo la justicia social puede integrarse en las políticas y acciones de adaptación.

Cada vez más europeos vulnerables están cada vez más expuestos a peligrosas olas de calor, debido a la combinación del aumento de las temperaturas, la urbanización y el envejecimiento de la población, según el informe de la AEMA.

Las áreas propensas a inundaciones en algunos países tienden a tener una mayor proporción de personas mayores o desempleadas que tal vez no puedan reubicarse o pagar seguros o protección adecuada contra inundaciones para sus hogares. El análisis de la AEMA también muestra que casi la mitad de las escuelas y hospitales de las ciudades europeas se encuentran dentro de islas de calor urbano intenso, y una de cada diez escuelas u hospitales europeos puede estar expuesto a inundaciones.

Además, el informe de la AEMA señala que las medidas de adaptación al cambio climático rara vez benefician a todos en la misma medida. Asegurarse de que los grupos más vulnerables no se queden atrás ( construir una 'resiliencia justa' ) requiere que las medidas de adaptación beneficien específicamente a esos grupos y que no se vean excesivamente afectados por las cargas de la adaptación. Por ejemplo, se pueden realizar inversiones en espacios verdes en los lugares que más los necesitan para la refrigeración, la protección contra inundaciones y la mejora de la calidad de vida.

Según el informe de la AEMA, las políticas climáticas nacionales y de la UE actualmente enfatizan la necesidad de soluciones equitativas, pero la implementación práctica de tales soluciones sigue siendo escasa. La adaptación equitativa al cambio climático que garantice la justicia social requiere la participación de los propios grupos vulnerables , así como de los responsables de la toma de decisiones desde el nivel de la UE hasta los niveles nacional y local.

29 junio 2022

EEA AEMA

Esta entrada se publicó en Noticias en 04 Jul 2022 por Francisco Martín León