¿Qué está pasando con el hielo de Groenlandia?

Las condiciones de la ola de calor afectaron a Groenlandia a principios del verano ártico en junio de 2019, lo que provocó una fusión generalizada en toda la superficie de la capa de hielo, según investigadores del Instituto Meteorológico de Dinamarca, DMI.

Francisco Martín León Francisco Martín León 18 Jul 2019 - 00:00 UTC
El hielo en Groenlandia se está derritiendo con las altas temperaturas

Aunque inusualmente temprano, este evento de muy altas temperaturas relacionado con el tiempo no tiene precedentes, según la científica del clima, la Dra. Ruth Mottram, quien ha publicado una evaluación exhaustiva que detalla los principales cambios a largo plazo que se producen en la segunda capa de hielo más grande del planeta, en la revista Remote Sensing.

La investigación, en la que participaron científicos de DMI, la Universidad Técnica de Dinamarca y el Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia, combinó 30 años de observaciones satelitales de la altura de la superficie, la masa y el movimiento de la capa de hielo con la producción de modelos climáticos. En conjunto, este trabajo proporciona un ‘control de estado actual de las capas de hielo y ayuda a establecer el grado de pérdida de hielo debido a la fusión de la superficie o de otros procesos oceánicos, como la generación de icebergs hacia el mar.

Perdidas de hielo acelerada

Un promedio de 255 gigatoneladas de hielo se perdió cada año entre 2003 y 2016, según los hallazgos del equipo de investigación.

Preocupantemente, la pérdida de hielo muestra una marcada aceleración triple (83 Gt) en comparación con la década anterior y es consistente con estudios similares en los polos Norte y Sur, y una preocupación potencial para la comunidad internacional.

La pérdida de hielo en la tierra es un indicador potencial del cambio climático y contribuye directamente al aumento del nivel del mar, lo que representa un riesgo para las personas que viven cerca de la costa en todo el mundo.

“Las pérdidas en Groenlandia han elevado el nivel del mar en aproximadamente medio milímetro cada año durante el período observado”, explica la Dra. Mottram. También enfatiza la importancia de continuar con el monitoreo, ya que los científicos aún tienen que entender completamente las razones de la variabilidad interanual que observan.

Cambio de la altura de la capa de hielo de Groenlandia entre 1995-2017
Cambio de la altura de la capa de hielo de Groenlandia entre 1995-2017

Casi toda la pérdida de hielo se debió a cambios en el balance de masa de la superficie, con un adelgazamiento que se encuentra prácticamente en todas partes. En algunos lugares, la superficie de la capa de hielo disminuyó en más de dos metros y medio por año entre 1995 y 2017, según las mediciones que utilizan altímetros de radar espaciales.
Los investigadores señalan un aumento de la fusión y cambios en las tasas de nevadas en disminución.

La tasa de flujo de hielo y el nacimiento de iceberg de los glaciares también se pueden medir desde el espacio, y el estudio concluyó que todos menos uno de una muestra representativa de 28 glaciares de Groenlandia se habían retirado sustancialmente desde la década de 1990.

Tales cambios se encontraron en las áreas alrededor de Jakobshavn Isbrae en el oeste de Groenlandia y en el glaciar Helheim en el sureste de Groenlandia con el aumento del flujo de hielo que extrae más hielo del interior, lo que contribuye a un adelgazamiento de la capa de hielo.

Los conjuntos de datos de observación utilizados en este estudio se han desarrollado a través de la Iniciativa de Cambio Climático de la Agencia Espacial Europea. Al cubrir 21 componentes claves del sistema climático de la Tierra, incluida la información sobre la criosfera y la capa de hielo de Groenlandia, las series de tiempo continuo y de largo plazo se generan mediante la fusión de misiones históricas de satélites con los satélites actuales, incluidos los Sentinels de Copernicus.

Conocidas como variables climáticas esenciales, proporcionan la evidencia empírica de un clima cambiante y apoyan a los responsables de la toma de decisiones y políticas para abordar las consecuencias.

Mapas de la velocidad de hielo de Groenlandia
Mapas de la velocidad de hielo de Groenlandia

Este último estudio utilizó estas observaciones para validar e identificar mejoras en el clima existente y los modelos informáticos de la capa de hielo, que se utilizan para simular el estado actual de la hoja de servicios y predecir cómo puede cambiar en el futuro.

A pesar de los grandes avances realizados en la comprensión de los datos, los modelos y las observaciones no coincidieron completamente en ciertas áreas, como el sur de Groenlandia, ni las simulaciones fueron capaces de capturar completamente la variabilidad en la pérdida de hielo de un año a otro.

Los autores enfatizan la importancia de continuar con el monitoreo preciso de la capa de hielo para ayudar a investigar y modelar sus procesos dinámicos y señalar a los satélites Copernicus Sentinel como elementos de monitoreo y de los cambios generados.

“Con Sentinel-1 y -3, pasamos de ser solo capaces de tomar una breve instantánea de las velocidades de flujo de la capa de hielo o los cambios en el frente de partos que comienzan a ser capaces de monitorear la hoja de datos de Groenlandia de forma remota, casi en tiempo real.

"Ahora obtenemos repeticiones consistentes, semanales, y con tanta riqueza de datos podemos entender con mayor precisión cómo responde Groenlandia a un entorno cambiante".

Ver trabajo en Journal Remote Sensing.

ESA www.esa.int

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Groenlandia, deshielo, en 18 Jul 2019 por Francisco Martín León
Publicidad