Mapas de riesgos de quemaduras solares por radiación UV

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los Estados Unidos y cobra miles de vidas cada año. A la edad de 70 años, uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel

Francisco Martín León Francisco Martín León 13 Ago 2019 - 01:00 UTC
Las quemaduras de sol pueden causar problemas en la piel, especialmente por las generadas por radiación ultravioleta, UV

Ahora, la NASA está ayudando a los funcionarios de salud pública a rastrear la causa principal de la enfermedad: la sobreexposición a la radiación ultravioleta.

El Programa de Ciencias Aplicadas de la NASA / Applied Sciences Program se ha asociado con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) para crear el primer mapa disponible públicamente de radiación ultravioleta (UV) para todos los condados en los Estados Unidos contiguos. Ver aquí.

El conjunto de datos, que abarca 2005-2015, está disponible en la red de seguimiento nacional de salud pública ambiental de los CDC, que brinda información y datos sobre problemas de salud relacionados con factores ambientales.

Animación superior muestra promedios mensuales en 2015 de radiación UV

Los funcionarios de salud pública, los planificadores de la ciudad o las personas preocupadas por la exposición al sol pueden saber cuánta radiación ultravioleta está cayendo sobre cada condado cada mes, lo cual es un paso importante para ayudar a reducir los riesgos de cáncer de piel.

"Antes de esto, no ha habido una verdadera medida integral de exposición a la radiación UV", dijo Yang Liu, profesor asociado de la Escuela de Salud Pública Rollins de la Universidad Emory. “La gente ha estado estudiando la exposición al sol utilizando indicadores muy crudos. Estamos analizando las longitudes de onda UV específicas que pueden causar cáncer de piel ".

Aunque el cáncer de piel es causado por la radiación ultravioleta, los diferentes tipos de radiación UV pueden tener diferentes efectos. Los dos que juegan un papel importante en el cáncer de piel son los rayos UVA y UVB.

Rayos UVA

Los rayos UVA penetran profundamente en la piel para causar daño genético a las células; los rayos UVA están relacionados con daños en la piel a largo plazo, como las arrugas.

Rayos UVB

Los rayos UVB son los rayos principales que causan quemaduras solares y pueden dañar directamente el ADN en las células de la piel.

Los mapas en esta página muestran la cantidad promedio de radiación UV por metro cuadrado que llega a la superficie en diferentes partes del país.

Liu y su equipo utilizaron una ecuación para combinar las diversas longitudes de onda de la radiación UV para imitar la intensidad de una quemadura solar, una medida llamada "dosis diaria ponderada eritemalmente".

Los investigadores también dieron más peso a las áreas más pobladas. Por ejemplo, la medición es más alta en áreas más pobladas, lo cual es útil para estudiar los efectos de la exposición a los rayos UV sobre la salud de la población.

"Piense en esto como un mapa de riesgos, que muestra la probabilidad de que una persona se queme en un área", dijo Liu. "La idea es producir un indicador de exposición a los rayos UV que los investigadores de salud pública puedan utilizar para vincular la incidencia del cáncer de piel".

La animación superior muestra promedios mensuales en 2015. Las cifras a continuación muestran el promedio mensual en enero, cuando la exposición a los rayos UV es más baja, y junio, cuando la exposición es más alta.

Los datos UV provienen del Instrumento de Monitoreo de Ozono en el satélite Aura de la NASA. Los datos fueron procesados por el equipo de investigación de la Universidad Emory y la Universidad de Iowa.


Los investigadores encontraron que los niveles nacionales de radiación UV aumentaron significativamente de 2005 a 2015. Específicamente, vieron aumentos en el sur y oeste de los EE. UU., lo que probablemente se debió a altitudes más altas. En general, los niveles de radiación UV son más altos en altitudes más altas, ya que el aire es más delgado, más seco y más limpio y tiene menos dispersión y absorción de UV.

Pero no está claro cuál es el principal impulsor de este aumento en la exposición a los rayos UV, dijo Liu. Los posibles factores son la disminución de las emisiones de ozono o de aerosol en la superficie, o un cambio en la capa de nubes. Para comprender las complejidades más finas de los datos, Liu dice que necesitan una serie de tiempo más larga. Pero los datos siguen siendo útiles para aprender sobre los posibles impactos humanos.

"Esta es la primera vez que tenemos este conjunto nacional de datos de exposición a rayos UV", dijo Heather Strosnider, líder del equipo de desarrollo científico en la Sección de Seguimiento de Salud Ambiental de los CDC. "Estos datos pueden ayudarnos a aprender más sobre las poblaciones en riesgo e incluso podrían ayudarnos a identificar áreas para la divulgación de prevención del cáncer de piel".

Strosnider espera combinar esta información con otros conjuntos de datos para identificar áreas de preocupación basadas en una mayor exposición a los rayos UV y factores de riesgo adicionales para el cáncer de piel, como el empleo en profesiones que requieren más tiempo en el sol.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, utilizando datos del Instrumento de Monitoreo de Ozono (OMI) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y Zhou, Y., et al. (2019). Historia de Kasha Patel.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Reportajes y está etiquetada con Radiación UV, Quemadura de piel, Cáncer de piel, en 13 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad