Los ríos furiosos de Islandia

En Islandia, un país rico en fenómenos geológicos, abundan los volcanes y los casquetes polares. Incluso los ríos del país están conectados con el paisaje del fuego y el hielo

Francisco Martín León Francisco Martín León 07 Ago 2019 - 02:00 UTC
Los coloridos ríos de Islandia en verano

Los ríos más grandes de Islandia por volumen, Þjórsá y Ölfusá, una vez fluyeron hacia la costa como un río, uniéndose a unos 25 kilómetros de la costa moderna. Luego, hace unos 8.700 años, se separaron cuando una erupción depositó la gran lava Þjórsá, el flujo de lava más grande del país. Los ríos de hoy corren sus cursos separados, fluyendo hacia el suroeste a lo largo de los lados este y oeste del flujo de lava.

Imagen del 6 de junio de 2019 por Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8

Los ríos son visibles en estas imágenes del suroeste de Islandia, adquiridas el 6 de junio de 2019 por Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8. Las imágenes muestran los ríos en la temporada de verano cuando están libres de hielo (en invierno están propenso a inundaciones por atascos de hielos). La vista panorámica (arriba) muestra las ubicaciones del río en relación con Reykjavík, la capital de Islandia. Las vistas detalladas (abajo) muestran los ríos que serpentean a través del paisaje moderno.


El río Ölfusá no es el río más largo de Islandia

El río Ölfusá no es el río más largo de Islandia, mide solo 25 kilómetros desde su cabecera hasta el océano. Sin embargo, mueve un promedio de 423 metros cúbicos de agua por segundo, más que cualquier otro río del país.

A medida que el río fluye por la ciudad de Selfoss, puedes ver hilos de agua azul claro en las zonas más oscuras. El agua de manantial y el agua glacial alimentan esta parte del río y, dadas sus diferencias de temperatura y densidad, no se mezclan bien. Las áreas oscuras indican agua de manantial bastante translúcida (conocida como "ríos negros" en Islandia). Las áreas de color azul claro son las aguas glaciales, que adquieren una apariencia opaca debido a los sedimentos ("harina glacial") suspendidos en el agua.

El llamativo parche rojo en la orilla oriental del río es hierro ferroso disuelto, también conocido como hierro pantanoso. Según Emmanel Pagneux, de la Universidad de Islandia, el pantano llega al río Ölfusá a través de zanjas que alguna vez se construyeron para drenar los humedales y convertirlos en pastos.


El río Þjórsá es el más largo de Islandia (230 kilómetros) y el segundo más grande en volumen, con un promedio de 370 metros cúbicos de agua por segundo. En esta vista, vemos el río donde se encuentra con el Océano Atlántico en el lado sur de la isla. Ver imagen superior.

Antes de desembocar en el océano, el río se trenza, a medida que los canales de agua fluyen alrededor de pequeñas islas temporales de sedimento grueso. Las áreas oscuras cerca de la desembocadura del río son arena volcánica húmeda.

Cuando el agua ingresa al océano, el marcado contraste de color se debe nuevamente a dos tipos de agua que no se mezclan bien: en este caso, agua glacial y agua de mar de diferentes temperaturas y densidades.

Imágenes de NASA Earth Observatory de Joshua Stevens, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de EE. UU. Historia de Kathryn Hansen con interpretación de imágenes por Emmanuel Pagneux, Universidad de Islandia.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Islandia, río, deshielo, en 07 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad