tiempo.com

La plataforma de hielo Brunt de la Antártida finalmente se rompe

En febrero de 2019, una grieta que abarcaba la mayor parte de la plataforma de hielo Brunt en la Antártida parecía lista para generar un iceberg de, aproximadamente, el doble del tamaño de la ciudad de Nueva York o del gran Londres

Imagen del iceberg A-81 del 24 de enero de 2023, arriba, y zona de su origen, abajo.

La pregunta entre los científicos no era si la creciente grieta terminaría de atravesar la plataforma y se rompería, sino ¿cuándo? Ahora, casi cuatro años después, ha hecho precisamente eso.

Según la British Antarctic Survey (BAS), la ruptura ocurrió a última hora del 22 de enero de 2023 y produjo un nuevo iceberg con un área de 1550 kilómetros cuadrados. El Centro Nacional de Hielo de EE . UU. lo ha denominado Iceberg A-81. El témpano es visible en esta imagen, adquirida el 24 de enero de 2023 con el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Terra de la NASA.

El hielo glacial de la plataforma se aleja del interior de la Antártida y flota en el este del Mar de Weddell. (Como referencia, la Península Antártica y sus plataformas de hielo están ubicadas en el lado opuesto del Weddell). La plataforma ha sido durante mucho tiempo el hogar de la Estación de Investigación Halley del British Antarctic Survey, donde los científicos estudian los procesos meteorológicos terrestres, atmosféricos y espaciales. BAS informó que la estación, que se reubicó tierra adentro en 2016 a medida que se ensanchaba la grieta, no se vio afectada por la ruptura reciente.

Imagen amplia de la zona tomada por Landsat-8

La ruptura se produjo a lo largo de una grieta conocida como Grieta o Fisura 1 (Chasm 1 en la figura). Esta grieta comenzó a crecer en la década de 1970, seguido de un período de latencia, y luego reanudó el crecimiento en 2012. Continuó alargándose durante casi una década, extendiéndose hasta 4 kilómetros por año a principios de 2019. Pero incluso este crecimiento acelerado se desaceleró. Es decir, hasta el verano antártico de 2022-2023, cuando la fisura se aceleró y finalmente rompió McDonald Ice Rumples, una protuberancia sumergida de lecho rocoso que sirvió como punto de fijación para esta parte de la plataforma. Varios factores pueden haber contribuido a la finalización de la ruptura, incluida la falta de hielo marino para ayudar a resistir o "empujar" contra las tensiones en la plataforma de hielo en 2023.

La segunda imagen, adquirida con el sensor Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 , muestra la extensión de la Fisura 1 el 12 de enero de 2021, aproximadamente un año antes de la ruptura. Observe varias otras grietas en la parte noreste de la plataforma. La “nueva grieta” en esa imagen finalmente se separó en febrero de 2021 y formó Iceberg A-74 .

La rápida formación de grietas subsiguientes, hasta las Fisuras 1 y 2, y el reciente desprendimiento hacia el noreste deja en claro que estas áreas de la plataforma son dinámicas con tensiones poco conocidas”, dijo Christopher Shuman, de la Universidad de Maryland, condado de Baltimore, glaciólogo con base en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

La ruptura (desprendimiento) de los icebergs de las plataformas de hielo es parte de un proceso cíclico natural de crecimiento y descomposición en los límites de las capas de hielo de la Tierra. A medida que el hielo glacial fluye desde la tierra y se extiende sobre el mar, las áreas de plataforma más alejadas de la costa se vuelven más delgadas. Estas áreas están estresadas por las borrascas y las mareas y se adelgazan a medida que se derriten desde arriba o desde abajo, lo que finalmente las hace más propensas a formar grietas y romperse.

En cuanto al "nuevo" Brunt, queda por ver cómo responde el complejo hielo glacial flotante al evento de desprendimiento más reciente. Según Shuman: "No tenemos una idea sólida de lo que realmente es 'normal' para esta inusual plataforma de hielo".

Imágenes de NASA Earth Observatory por Lauren Dauphin, utilizando datos MODIS de NASA EOSDIS LANCE y GIBS/Worldview y datos Landsat del Servicio Geológico de EE. UU . Texto de Kathryn Hansen.

NASA Earth Observatory

Esta entrada se publicó en Noticias en 25 Ene 2023 por Francisco Martín León