tiempo.com

La dificultad de predecir la nieve, las nevadas y sus efectos

Si predecir cuándo, dónde, y con qué intensidad va a precipitar es difícil, hacer las mismas preguntas con la nieve es aún más complicado

Predecir la nieve y nevadas no es tarea muy fácil. Imágenes de Tiempo.com y PXHERE

Se presentan unos días por delante donde las nevadas podrían verse en zonas bajas y habitadas poco habituales según las predicciones a más de 5 días, pero .......

Los que vivimos en zonas donde se siente el tiempo frío invernal y fuera de zonas muy altas nos hemos preguntado alguna vez si nevará, o no, o cuánta nieve se acumulará si lo hace. Responder a estas preguntas no se hace de forma inmediata y los meteorólogos y predictores tienen que emplearse a fondo usando los modelos numéricos de predicción como principal herramienta y la experiencia personal para este tipo de situaciones.

Esas mismas preguntas se hacen los gestores de movilidad, protección civil, gestores de riesgos, zonas turísticas de montaña, etc., pero evaluando los riesgos potenciales. La nieve causa muchos problemas y moviliza muchas personas, recursos y dinero para mitigar los efectos de su caída en ciertas zonas.

Predicciones y la física de la nieve: incertidumbre

La dificultad de predecir las precipitaciones sólidas en forma de nieve en una zona determinada, como Madrid y por citar un ejemplo, tanto en su intensidad como en sus totales acumulados se podría hacer con cierta fiabilidad a 3-4 días, en el mejor de los casos en zonas llanas y habitadas.

La dificultad de predecir la nieve se debe a los diferentes y complejos procesos que entran en juego a la hora de generar la nieve, frente a la lluvia, agua-nieve, nieve granulada o lluvia engelante, y que está caiga en el suelo.

Muchas veces la zona de nevadas, o de no nevadas, depende de las posible interacciones de sistemas sinópticos como el chorro polar, borrasca , chorro subtropical, anticiclones, etc. También depende de las interacciones y ubicación de masas de aire a nivel regional: interacción de frentes con la orografía, tipo y masas de aire previas, etc.

La cantidad de humedad disponible y ascensos puestos en juego podría generar una nevada ligera o una nevada intensa. Masas de aire frío o muy frío podrían generar la presencia de una nevada intensas o simplemente una nevada con nieve y, posteriormente, agua-nieve que dejaría la nieve en el suelo simplemente en charcos mixtos.

Hay muchos ingredientes o actores puestos en juegos para la generación de nevadas (o no) en ciertas situaciones.


El concepto del "embudo" meteorológico en las nevadas

En los meses fríos de latitudes medias, los meteorólogos pueden intuir la presencia de las condiciones generales para que se puedan dar una situación de nevadas a 5-7 días vista sin poder precisar el dónde, cuándo y cuánto nevará a nivel local, pero sí puede alertar de las probabilidades de nevadas. Estaríamos en la zona amplia de un “embudo” amplio donde se puede intuir a grandes rasgos nevadas a la vista en zonas amplias. A las autoridades competentes se alerta de que algo significativo puede ocurrir a largo plazo respecto a nevadas.

A medida que nos acercamos a la fecha de la nevada, 3-4 día y día D, se podría precisar algo más a nivel nacional o regional de estas posibles nevadas. El embudo se va estrechando. Los primeros avisos se pueden dar con cierta probabilidades.

Las acumulaciones e intensidades se pueden preciar algo más a 1-2 días vista tanto a nivel regional como local.

Concepto de "embudo" meteorológico en la predicción del tiempo

Nota. Este concepto de embudo meteorológico, se puede emplear en la predicción de otras variables meteorológicas.

"Soñar" con precaución

Cuando se analizan las predicciones a muy largo plazo de nevadas tenga en cuenta estas ideas. Es muy probable que el primer pronóstico de nevadas que observe en los mapas o escuche para dentro de unos días probablemente cambiará. No lo asuma como plena verdad y utilice las predicciones probabilísticas.

Predicción probabilista de precipitación, viento y temperatura a 2 m en un punto de la Meseta sur peninsular, según modelo ENS ECMWF

Cuando el día de la nevada se vaya acercando, tenga en cuenta que la nieve puede ser muy variable en distancias cortas.

Hay nevadas más fáciles de predecir:

  • Las nevadas de meses fríos frente a las nevadas de meses de transición
  • Las nevadas de frente cálido, efecto lago, etc. son más fáciles de predecir que otras nevadas, y esto lo saben los meteorólogos y predictores profesionales
  • Las nevadas son más fáciles de predecir en zonas altas que en zonas bajas
  • Hay efectos locales que pueden condicionar la nevada, cuando es poco intensa: efecto isla de calor de las grandes ciudades en nevadas ligeras
  • La masa de aire anterior a la nevada es crítica: su temperatura y humedad, así como el grado de su desplazamiento.

Otro hechos notorios son los impactos:

  • Mayor en zonas pobladas que en áreas deshabitadas
  • Momento de la nevada: fines de semana, primeras horas de mañana y ultimas horas de la tarde por el impacto en la movilidad, etc.
  • Tipo de nieve/lluvia. El caso de la lluvia engelante. Eventualmente el aire más frío convertirá ese aguanieve o nieve derretida en tramos de hielo la noche o la mañana siguiente?

La nieve tiene otras consecuencias cuando se genera con intensidad, persistencia o densidad, ya que puede generar situaciones de escasa visibilidad, acumulaciones indeseadas, caídas de árboles o la misma nieve desde tejados, etc. Cuando la nieve es ligera, pero se da en ambientes fríos, las superficies transitadas pueden congelarse especialmente en las zonas no soleadas de umbría o durante la noche.

En resumen, predecir tipo de nevadas, intensidad de nevadas, a varios días vista es muy complicado. Muchas variables controlan la llegada de la nieve a una zona y a otra no separada con una decena de kilómetros Su predicción y sus impactos no son tareas fáciles para los modelos numéricos y los meteorólogos y autoridades de protección civil lo saben. En los meses fríos donde se proveen nevadas habrá que consultar con más periodicidad los pronósticos fiables y tener en cuenta los consejos de los expertos. La tarea de predicción no es fácil en situaciones de nevadas. Y esto es lo que aparece en el horizonte a más de una semana vista: nevadas invernales en zonas poco habituales. Soñemos con ella, que es gratis, pero con precaución y sin alarmar.



Esta entrada se publicó en Noticias en 26 Dic 2020 por Francisco Martín León