Geoingenería: volcán hecho por el hombre

¿Un volcán hecho por el hombre podría frenar en el calentamiento global, como la hacen los volcanes naturales?

Francisco Martín León Francisco Martín León 16 Ago 2019 - 01:00 UTC
Los volcanes y sus erupciones tienen un alto impacto en el clima de la Tierra

A lo largo de la historia de la Tierra, las erupciones volcánicas han enfriado periódicamente la Tierra. Aunque la mayoría de las erupciones no son lo suficientemente grandes como para influir en los patrones climáticos mundiales, especialmente las grandes erupciones pueden tener un impacto global

Cuando se arroja una gran cantidad de cenizas a la atmósfera, las partículas reflejan los rayos del sol hacia el espacio, bajando la temperatura en la Tierra.

En un nuevo artículo, publicado en la revista Geophysical Research Letters, los científicos consideraron la posibilidad de replicar los efectos refrescantes de una erupción volcánica, un "volcán hecho por el hombre" para combatir el cambio climático.

"A nadie le gusta la idea de jugar intencionalmente con nuestro sistema climático a escala global", dijo Ken Caldeira, investigador de la Carnegie Institution for Science, en un comunicado de prensa. "Incluso si esperamos que estos enfoques nunca tengan que ser utilizados, es realmente importante que los comprendamos porque algún día podrían ser necesarios para ayudar a aliviar el sufrimiento".

Los investigadores de Carnegie colaboraron con científicos en China e India para determinar si la geoingeniería solar podría replicar los efectos de enfriamiento de una erupción volcánica. Los científicos diseñaron un modelo para comparar los efectos de una liberación a corto plazo de partículas y el mantenimiento a largo plazo de una capa de aerosol en la atmósfera.

Ambas estrategias arrojaron temperaturas más frescas en la Tierra. Cuando las partículas se extienden por la atmósfera y reflejan los rayos del sol hacia el espacio, la tierra se enfría más rápido que los océanos del planeta. Sin embargo, la afluencia de cenizas a corto plazo -- el volcán real-- produjo una mayor diferencia de temperatura entre tierra y mar que el proyecto de geoingeniería a largo plazo.

Aunque ambos escenarios arrojaron totales de precipitación más bajos, el mayor gradiente de temperatura causado por la auténtica erupción volcánica resultó en una mayor caída de la precipitación.

"Cuando un volcán se apaga, la tierra se enfría sustancialmente más rápido que el océano", dijo Lei Duan de Carnegie. "Esto interrumpe los patrones de lluvia de forma que no esperaría que ocurrieran con un despliegue sostenido de un sistema de geoingeniería".

Los autores del nuevo estudio concluyeron que la mejor manera de combatir el cambio climático es reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Sin embargo, los científicos dijeron que es importante considerar las soluciones de geoingeniería.

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con volcán, cambio climático, geoingienería, en 16 Ago 2019 por Francisco Martín León
Publicidad