tiempo.com

Estallido de nubes noctilucentes en el sur y el volcán de Tonga

¿Causó el volcán de Tonga un estallido de nubes noctilucentes (Noctilucent Cloud, NLC)? Los científicos tratan de encontrar la respuesta

Secuencia de nubes noctilucentes del 14-23 de enero de 2022. NASA

Sin embargo, nuevos datos de la nave espacial AIM de la NASA confirman que algo sucedió en la mesosfera. Esta secuencia de 8 días muestra las NLC que florecen alrededor del Polo Sur después de la erupción del volcán.

Las NLC son las nubes más altas de la Tierra. Se forman cuando el vapor de agua se eleva desde la Tierra hasta el borde del espacio donde las moléculas de H2O pueden adherirse a motas de polvo de meteorito. Las NLC son, literalmente, humo de meteorito helado.

Las NLC a fecha de 25 de enero de 2022 rodeando todo el Polo Sur y amplias zonas de la Antártida. NASA

El 15 de enero de 2022, el volcán Tonga lanzó una columna de cenizas, aerosoles sulfurosos y vapor de agua a más de 55 km de altura, solo 30 km por debajo de donde se forman las NLC. En los días que siguieron a la erupción, el afloramiento natural pudo haber transportado vapor de agua el resto del camino hasta la zona noctilucente.

Los datos del Microwave Limb Sounder (MLS) de la NASA muestran que el tiempo en la mesosfera (donde se encuentran las NLC) sí cambió días después de la erupción. Las temperaturas bajaron y el vapor de agua aumentó, como se observa en la siguiente figura.

Cambios de temperatura, izquierda, y vapor de agua, derecha, estimadas por satélite en la mesosfera.

Ambos cambios potencian las nubes noctilucentes. ¿Pero fue Tonga responsable? Todavía no lo sabemos. Los investigadores examinan los datos en busca de un vínculo directo. Manténganse al tanto.

Spaceweather.com

Esta entrada se publicó en Fotos y animaciones en 28 Ene 2022 por Francisco Martín León