Entrevista del mes: Adrián Revert Ferrero, Presidente de AVAMET

Asociación Valenciana de Meteorología Josep Peinado, www.avamet.org

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 04 Mar 2019 - 17:30 UTC
Adrián Revert Ferrero, Presidente de AVAMET

- Cuéntanos cuáles fueron los inicios de AVAMET, ¿de quién partió la iniciativa de poner en marcha la asociación?
Los inicios de AVAMET ( www.avamet.org ) se remontan a principios de los 2000: por aquella época, con la eclosión de internet y de los foros, miles de aficionados a la meteorología se dieron cuenta de que no estaban tan solos como creían en esta peculiar afición. El foro de Meteored (ahora Tiempo.com) fue uno de los lugares donde los aficionados valencianos compartían sus experiencias meteorológicas y a partir de ahí surgieron grandes amistades. Hacia el año 2008, una veintena de estos aficionados encabezados por Josep Peinado (MeteoValència) decidieron ir más allá y formar una asociación meteorológica valenciana. Tras años de esfuerzo, la asociación nació oficialmente a finales de 2010, pocos meses después de la repentina e inesperada muerte de Josep Peinado, a quien se decidió homenajear poniéndole el nombre de la asociación por su enorme contribución al nacimiento de AVAMET y su rigor como observador meteorológico.

- ¿Qué objetivos persigue la asociación y cuáles son las principales actividades que lleváis a cabo?
AVAMET es una asociación sin ánimo de lucro y nuestro principal objetivo es fomentar la afición y el conocimiento meteorológico en la Comunitat Valenciana. Otros de nuestros objetivos son, siempre de forma altruista y teniendo como eje central la meteorología: colaborar con las autoridades, estimular la investigación, colaborar en la realización de proyectos y fomentar la unión entre los aficionados.
Nuestras actividades son variadas: una de las principales es la divulgación, con el fin de dar a conocer la meteorología y la climatología valenciana. Para ello, instalamos estaciones meteorológicas en puntos de interés donde previamente no había datos y establecemos convenios de colaboración con otras asociaciones y entidades públicas o privadas. Nuestra finalidad es poder conocer mejor los datos meteorológicos en tiempo real y divulgarlos a través de internet, además de crear bancos de datos climatológicos. A día de hoy, la MXO (MeteoXarxaOnline), denominación que recibe nuestra red de estaciones meteorológicas, cuenta con más de 450 puntos de observación y la base de datos de la asociación tiene guardados casi 5 millones de datos diarios (registros de temperatura, humedad relativa, precipitación, viento y presión atmosférica).
Con el fin de fomentar la unión de los socios de AVAMET y el aprendizaje en diversas cuestiones relacionadas con la meteorología, realizamos múltiples actividades como jornadas divulgativas, conferencias, reuniones o excursiones, además de concursos. Estamos creando una gran unión de los aficionados a la meteorología valencianos, desde el norte de Castellón hasta el sur de Alicante y desde el interior hasta el litoral, y creo que estamos demostrando que juntos podemos hacer muchas más y mejores cosas que estando separados.

Socios de AVAMET que asistimos a la asamblea anual de AVAMET en enero de 2019, día de las elecciones a la nueva Junta Directiva de la asociación

- ¿Cuántos socios sois ahora mismo? ¿Cada uno de vosotros dispone de una estación meteorológica o hay socios que no?
AVAMET empezó con unos 20 socios en 2011 y a partir de 2014-2015 el número de socios comenzó crecer rápidamente, llegando a 100 en julio de 2015, a 200 en mayo de 2017 y a 300 en septiembre de 2018. A finales de febrero de 2019 ya somos un total de 345 socios. Inicialmente la mayoría de los socios se concentraban en las comarcas centrales valencianas (sur de Valencia y norte de Alicante), siendo la línea València-Requena el límite norte y la ciudad de Alicante el límite sur.
Pero a medida que íbamos creciendo como asociación y teníamos más presupuesto, empezamos a realizar muchas actividades por todo el territorio y eso se ha visto reflejado. Por ejemplo, desde que en 2014 instalamos la primera estación propia de AVAMET en la provincia de Castellón (Portell de Morella) y sobre todo desde 2015, con la instalación de la estación en el emblemático santuario de Sant Joan de Penyagolosa (Vistabella del Maestrat), el número de socios de las comarcas del norte se ha disparado. Lo mismo sucedió en el sur de la provincia de Alicante tras la instalación de la estación de la isla de Tabarca.
Respecto a si cada socio tiene estación o no, la respuesta es no. En mi caso, soy de Ontinyent (Valencia) y vivo muy cerca de varias estaciones meteorológicas de otros compañeros de AVAMET y también de la estación de AEMET, con datos desde 1900, aunque sí que tengo un pluviómetro manual. Muchos nos hemos hecho socios de AVAMET porque, aunque no tenemos una estación meteorológica, queremos poner nuestro granito de arena y apoyar económicamente a la asociación para que pueda desarrollar proyectos en zonas donde si no fuese por AVAMET no habría datos, ya que la asociación está muy comprometida en divulgar la meteorología y la climatología de poblaciones pequeñas y sin datos.
Gracias a ello hemos podido dar a conocer el clima de lugares tan singulares como Casas del Río, aldea de Requena situada en el Valle del Cabriel donde se registran unos 75 días de helada en invierno mientras en julio la temperatura media de las máximas es de unos 36ºC y se alcanzaron los 44,7ºC en 2017. En pocos años hemos registrado más de 300mm diarios en varias estaciones y bastantes mínimas inferiores a los -10ºC, pero el registro que más me ha impactado a lo largo de estos años son los excepcionales 30,0ºC de temperatura mínima de Benimaurell (Alicante) el 14 de mayo de 2015, día en el que se registraron 45ºC en puntos del prelitoral de la provincia de Valencia.
Gracias a la aportación de todos y cada uno de los socios podemos mantener y ampliar la red de estaciones meteorológicas y webcams propias de la asociación. Solamente por eso ya vale la pena ser socio de AVAMET, aunque hay muchísimas más ventajas.

Preparando la instalación de la estación meteorológica de Vistabella del Maestrat - Sant Joan de Penyagolosa (Castellón), en mayo de 2015

- Aunque sois una red de aficionados, eso no es incompatible con que alguno de vosotros se dedique profesionalmente a la Meteorología ¿Es el caso? ¿Contáis con algún meteorólogo, climatólogo, hombre/mujer del tiempo… entre vuestros socios?
Pienso que uno de los hechos que más está impulsando el crecimiento de la Asociación Valenciana de Meteorología es la heterogeneidad de nuestros socios: siendo un grupo de más de 300 personas, los miembros de AVAMET tenemos diferentes formaciones y eso es realmente enriquecedor, porque la asociación es un nexo entre personas apasionadas por la meteorología, tanto desde el punto de vista de los aficionados como de los profesionales del sector. El hecho de tener a gente especializada en cuestiones muy diversas, relacionadas o no con la meteorología, y con tantas ganas de trabajar por la asociación, permite que dentro de AVAMET haya diversos grupos de trabajo sobre diferentes temáticas.
Efectivamente, contamos con socios que se dedican o se han dedicado profesionalmente a esta ciencia, por ejemplo, en la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), la Fundación para la Investigación del Clima (FIC) y el CEAM (Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo). También contamos con investigadores y docentes del ámbito universitario, muchos de ellos especializados en Climatología o en Física de la Atmósfera. Y con hombres y mujeres del tiempo de diversos medios de comunicación como À Punt, Mediterráneo Televisión o Tiempo.com. En definitiva, hay muchos socios de AVAMET que se dedican profesionalmente a este mundo.

Estación meteorológica propia de AVAMET de El Pinós - El Rodriguillo (Alicante), instalada en julio de 2017

- Una de las cosas que más llama la atención de vuestra asociación es la completa red de estaciones que habéis ido tejiendo en la Comunidad Valenciana y lo útil que resulta el acceso en tiempo real a los datos de ella a través de vuestra web ¿Cuántas visitas recibe a diario vuestra página? ¿Cuál ha sido el récord hasta ahora?
El número de visitas a la página web tiene una clara tendencia al alza desde que en 2015 empezamos a promocionar la asociación en las redes sociales. Si nos conoce más gente es más fácil que alguien se asocie y se instale una estación meteorológica. Y como la red de estaciones va creciendo y vamos efectuando mejoras en la web, recibimos más visitas y hay más gente que quiere unirse a AVAMET. Por lo tanto, al ser más socios podemos desarrollar más proyectos. Es como una espiral ascendente que de momento no parece tener techo y tenemos muy buenas perspectivas de futuro. Se ha notado también la promoción de los medios de comunicación, sobre todo a través de la nueva radio y televisión pública valenciana, À Punt.
Algunos datos concretos: en 2018 superamos los 8 millones de visitas, pero es que solo en enero de 2019 la web ha recibido casi 1,4 millones de visitas, es decir, una media de unas 45.000 diarias: lo curioso es que enero de 2019 ha sido extremadamente seco en gran parte del territorio. Se han notado las visitas los días más fríos, con algunos picos superiores a las 100.000 diarias, pero lo cierto es que la lluvia interesa más: el 19 de noviembre de 2018 recibimos 233.875 visitas, cifra que de momento es nuestro récord diario. Ese día llovió bastante en la comarca de la Safor (Valencia), pero no fue nada excepcional. El 19 de diciembre de 2016, con 150-300mm en amplias zonas y puntos de casi 400mm tuvimos 63.330 visitas y en su momento nos quedamos impactados. Dos años después ese mismo número de visitas lo recibimos en días con el paso de un frente de poniente y lluvias muy débiles. ¡Es alucinante el crecimiento de la web!

- ¿Cómo lleváis a cabo el control de calidad de vuestra red de estaciones?
Este es uno de los temas que más nos ha preocupado siempre. Cantidad no siempre implica calidad y creo que en el caso de AVAMET estamos muy concienciados con ello. Somos conscientes de que con más de 400 estaciones emitiendo datos en tiempo real es muy probable que se puedan emitir datos incorrectos, de modo que durante los últimos años hemos trabajado para garantizar la máxima calidad de los observatorios y que, si en caso de avería, alguna estación reporta algún dato incorrecto, este desaparezca de la web y no se guarde en la base de datos.
Tenemos un grupo de socios voluntarios (Grupo de Mantenimiento de AVAMET) que controlan la calidad de los datos. Nuestra web permite deshabilitar manualmente cualquier variable de cualquier estación y, además, hace unos meses implementamos un sistema automático de filtrado de datos, con lo cual los datos dudosos o claramente erróneos desaparecen de la web hasta que el propietario de la estación subsana la avería. También efectuamos revisiones periódicas de la base de datos para asegurar que no se han almacenado datos erróneos.
Este año 2019 implementaremos las auditorías para las estaciones de los socios y otorgaremos sellos de calidad a aquellas estaciones que las superen: no se aceptará cualquier modelo de estación, ni de garita, ni de pluviómetro, y se deberán seguir unas directrices en cuanto a la instalación de los diferentes sensores. Además, para superar la auditoría de pluviometría será obligatorio contar con un pluviómetro manual homologado (por ejemplo, un Hellmann) y corregir los datos de lluvia de la estación automática con los del pluviómetro manual. Aunque hasta la fecha no habíamos podido implementar las auditorías de las estaciones, no se han dejado incorporar a la red aquellas estaciones instaladas sin tener en cuenta unos mínimos de calidad.
Por último, estamos trabajando en desarrollar un distintivo de calidad de la serie de datos. Es importante que los datos emitidos por las estaciones sean correctos, pero es exactamente igual de importante que las series estén completas y sean homogéneas, de modo que se recompensará a todos aquellos socios que se preocupen por ello.

Excursión a las Islas Columbretes (Castellón) en octubre de 2017 para la instalación de la estación meteorológica, situada más de 50km mar adentro

- ¿Qué tiene que hacer un aficionado en vuestra zona con una estación meteorológica para pertenecer a vuestra red?
Para que una estación meteorológica forme parte de la red MXO se deben cumplir dos requisitos: que su propietario sea socio de AVAMET y que la estación cumpla con esos mínimos de calidad de la instalación. Hay que señalar que para todos aquellos socios que no dispongan de un servidor propio, desde AVAMET les ofrecemos gratuitamente una conexión FTP a nuestro servidor para subir los datos.
Además, si un socio se encuentra interesado en adquirir una nueva estación puede recibir asesoramiento en todas las etapas del proceso, es decir, en la compra, la instalación, la publicación de los datos a través de internet y el posterior mantenimiento. Este punto es importante porque hay aficionados que, con toda la buena voluntad se compran y se instalan una estación, pero muchas veces ni es un buen modelo de estación ni se instala de forma correcta, de modo que los datos no son válidos. Desde AVAMET intentamos orientar a los aficionados para que, teniendo en cuenta que van a hacer el esfuerzo de comprarse e instalarse una estación, los datos que se emitan sean correctos.

- ¿Cuál crees que es la segunda “joya de la corona” de vuestra página web o de vuestras actividades?
Aunque es innegable que el mayor atractivo de AVAMET a día de hoy es nuestra red de estaciones meteorológicas y las aplicaciones que hemos creado a partir de sus datos (mapas, gráficos, estadísticas, tablas climáticas, análisis de episodios…), nuestra visión es que AVAMET debe seguir siendo mucho más que una red de estaciones meteorológicas.
Creo que el hecho de poder conocer a otros apasionados de la meteorología a través de la asociación es uno de nuestros puntos más fuertes. Somos muchas personas unidas por la misma afición y es imposible acudir a alguna actividad y no congeniar con nadie. AVAMET es el nexo de unión entre mucha gente que, vivamos cerca o vivamos a más de 200km, tenemos muchas cosas en común. A la mayoría nos apasionan las lluvias, las nevadas o las tormentas. A muchos nos gusta el frío y nos resultan interesantes las inversiones térmicas. A algunos también les gusta el viento o incluso el calor. Unos preferimos el viento de gregal (nordeste), otros el de levante y otros el de xaloc (sureste), pero tenemos en común que el viento de poniente no nos hace demasiada gracia a la mayoría.
En AVAMET puedes conocer a cientos de personas a través de internet, mediante las redes sociales de la asociación o mediante divertidos concursos como el AVAPRED. También a través de los diferentes encuentros (jornadas formativas, quedadas, reuniones, cenas…). Gracias a compartir experiencias con gente de similares inquietudes estamos forjando grandes amistades a lo largo y ancho de toda la Comunitat Valenciana.

Algunos ejemplos de mapas de temperaturas y precipitación que se pueden encontrar en nuestra web, obtenidos a partir de los datos de las estaciones de la red de AVAMET. Se van actualizando en tiempo real

- ¿Contáis con algún tipo de financiación o ayuda pública?
A día de hoy AVAMET no cuenta con ningún tipo de ayuda pública, de modo que la financiación de la asociación se produce a través de las cuotas anuales de los socios. El presupuesto anual de AVAMET siempre ha sido muy limitado y hasta 2018 no superamos la barrera de los 10.000€ anuales. Es evidente que, con un presupuesto tan escaso, la materialización de tantos proyectos se ha debido a la acción voluntaria de los socios, que son el motor de nuestra asociación.
AVAMET tiene firmados convenios de colaboración con diversas entidades públicas como la Generalitat Valenciana y numerosos ayuntamientos valencianos. En muchos casos las entidades han financiado la compra de estaciones meteorológicas que a día de hoy forman parte de nuestra red. Nuestros datos son utilizados para múltiples fines como la gestión de las emergencias, el control del estado de las carreteras o la investigación, pero a día de hoy seguimos sin recibir ninguna subvención pública y uno de nuestros retos de futuro es poder conseguir subvenciones que garanticen el mantenimiento de la infraestructura actual y el crecimiento sostenible de la asociación.
Hasta la fecha, el único ingreso externo procede de una colaboración con la Fundación para la Investigación del Clima (FIC), una entidad privada que se dedica a la investigación en diversos campos (meteorología, climatología, cambio climático, medio ambiente y cooperación al desarrollo), a quienes agradecemos enormemente su contribución a nuestra asociación.

- ¿Tenéis relación con otras asociaciones? ¿Lleváis a cabo algún proyecto en común con alguna de ellas?
Tenemos relación con diversas asociaciones meteorológicas como ACAMET (Asociación de Cazatormentas y Aficionados a la Meteorología), AMETSE (Asociación Meteorológica del Sureste) y SOMIB (Societat d’Observadors Meteorològics de les Illes Balears) a través de la Meteofederación, una entidad que surgió en 2014 para agrupar a las asociaciones de aficionados a la meteorología de España. También forma parte de AVAMET una asociación meteorológica local denominada AMEAL (Associació d’Amics de la Meteorologia d’Albocàsser), que dispone de una estación meteorológica en dicho municipio de la provincia de Castellón.
Además, hemos firmado convenios de colaboración con distintas asociaciones y entidades vinculadas a la defensa del medio ambiente como Acció Ecologista - Agró, ADENE y el Instituto de Ecología Litoral. Gracias a Acció Ecologista - Agró pudimos instalar una estación meteorológica en el Tancat de la Pipa, en el corazón del Parque Natural de la Albufera de València. Fruto del convenio con ADENE (Asociación en Defensa de la Naturaleza de Enguera) hemos podido instalar tres estaciones meteorológicas en el término municipal de Enguera (Valencia) y hemos desarrollado actividades como charlas meteorológicas. Y, por último, gracias al convenio con el Instituto de Ecología Litoral tenemos una estación meteorológica en la isla de Tabarca (Alicante).

Jornada formativa en emergencias para socios de AVAMET en el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana, en l’Eliana (Valencia). Abril de 2018. La jornada surgió fruto del convenio de AVAMET con la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias

- ¿Qué relación mantenéis con AEMET? ¿Veis factible en un futuro que vuestros registros puedan llegar a formar parte del banco de datos de la Agencia?
Siendo AEMET el organismo oficial y competente en meteorología en España y siendo uno de los objetivos principales de AVAMET la colaboración con organismos oficiales, desde que se fundó la asociación hemos colaborado en la medida de nuestras posibilidades con AEMET.
Tenemos una relación fantástica con la Delegación Territorial de AEMET en la Comunitat Valenciana: hemos preparado algunas jornadas sobre meteorología junto a ellos y muchos socios de AVAMET son observadores de AEMET. También tenemos un jardín meteorológico en la localidad de Fontanars dels Alforins (Valencia) con instrumental de AEMET y de AVAMET: está compuesto por una estación automática y otra manual de AEMET y por dos estaciones automáticas de AVAMET, una de nuestro socio Meteontinyent y la otra de la asociación. La finalidad de ello es comparar los datos que reportan los diferentes tipos de instrumentales.
Una de nuestras metas es que se oficialicen los datos de la red de estaciones de AVAMET que superen las auditorías de calidad. Para ello, se está trabajando desde la Meteofederación con el fin de conseguir un convenio de colaboración con AEMET que esperamos que impulse dos aspectos que consideramos esenciales: las sinergias entre AEMET y las asociaciones de aficionados a la meteorología y que los observatorios que superen las auditorías puedan formar parte del banco de datos de la Agencia Estatal de Meteorología en el futuro.

- ¿Qué líneas de trabajo ha trazado para los próximos 4 años la Junta Directiva de AVAMET que presides?
El principal reto que tenemos actualmente es garantizar el mantenimiento de la red de estaciones meteorológicas, además de asegurar la calidad de los observatorios y la fiabilidad de todos los datos que se emiten en nuestra red de estaciones. Es por ello que vamos a fomentar la transferencia de conocimientos sobre estaciones meteorológicas (instalación, mantenimiento, software…) desde los socios con más nociones hacia el resto de socios, con el fin de mejorar la autonomía de cada estación y de instruir a los socios miembros del Programa de Voluntariado. Como novedad de dicho programa, vamos a remunerar a los socios voluntarios mediante el pago de kilometraje si se desplazan para solucionar las averías de nuestras estaciones.
Tenemos claro que el crecimiento de la red de estaciones propias de AVAMET debe ser sostenible y por ello estamos desarrollando un Plan Estratégico de Estaciones Propias, que cuenta con una fase participativa en la que estamos dándole voz a los socios para que puedan proponer ubicaciones de futuras estaciones. En cualquier caso, pensamos que AVAMET necesita recibir alguna subvención pública que nos permita poder contratar a personal para poder garantizar a largo plazo ese crecimiento sostenible.
Otro reto importante es conseguir la integración de los nuevos socios a la vida social de AVAMET. Pretendemos seguir impulsando el divertido concurso de predicción meteorológica (AVAPRED) y crear un nuevo concurso de fotografía (AVAFOTO), además de continuar desarrollando diferentes actividades (jornadas formativas, encuentros, charlas divulgativas…) y de publicar una nueva revista anual. Con la finalidad de atraer el interés por la meteorología entre los más jóvenes hemos lanzado una nueva cuota juvenil reducida y queremos desarrollar un proyecto meteorológico en centros educativos (AVASCOLES): hay muchos centros y profesores interesados en compartir experiencias y materiales didácticos sobre meteorología y consideramos que es necesario coordinar sus esfuerzos.
Finalmente, otro de nuestros objetivos es la colaboración con AEMET y otras entidades, asociaciones, medios de comunicación y empresas. Consideramos vital ganar relevancia en la comunidad científica mediante acuerdos con las universidades. Además, tenemos previstas mejoras progresivas en la página web de AVAMET con el fin de introducir nuevas herramientas de análisis meteorológico y climático.

Comida en la isla de Tabarca (Alicante) tras la instalación de la estación meteorológica. Septiembre de 2017

- ¿A qué piensas que es debido que en las comunidades mediterráneas –en particular en la Comunidad Valenciana– haya tanta afición a la Meteorología?
Pienso que se debe a tres factores. El primero de ellos es la existencia de fenómenos extremos, sobre todo lluvias torrenciales. Los valencianos decimos que aquí “Plou poc però per al poc que plou, plou prou”, dicho que significa que para lo poco que llueve, llueve bastante. Tenemos un régimen pluviométrico muy irregular y, en general, pocos días de precipitación, algo que es desesperante para la mayoría de aficionados, pues estamos sedientos de emociones meteorológicas. Pero todos sabemos la intensidad con la que nos puede llover y los acumulados que podemos registrar cuando se dan las condiciones propicias para ello. A día de hoy hay muchas fechas que siguen presentes en la memoria colectiva de nuestra sociedad: la Riada de València (1957); la Pantanada de Tous (1982), con 1.100mm estimados en el término de Cortes de Pallás; las inundaciones de 1987, con registros diarios de 817mm en Oliva y 720mm en Gandía; y más recientemente, las inundaciones de Alicante (1997), Castellón (2000) o la Marina Alta (2007), por citar sólo algunos ejemplos.
Más allá de las lluvias torrenciales también hay que destacar otros fenómenos interesantes como el fuerte cierzo que afecta a algunas comarcas del centro y norte de Castellón (especialmente al Maestrat, l’Alcalatén y el norte de la Plana Alta), las tormentas del Sistema Ibérico, el calor del Valle del Cabriel y las comarcas centrales valencianas o el frío de los altiplanos del interior. Por último, otras de las grandes creadoras de afición son las nevadas. Además de las fuertes nevadas de los pueblos altos del interior de Castellón me gustaría destacar el potencial nivoso de la zona comprendida entre la Sierra de Enguera (Valencia) y la de Aitana (Alicante). Muchas localidades de la zona a altitudes entre los 300 y los 800msnm han registrado nevadas de un metro de espesor el último siglo, entre ellas ciudades como Ontinyent y Alcoi. Todos estos hechos mueven la curiosidad de mucha gente, que se pregunta por qué suceden estos fenómenos extremos. Y creo que ahí se explica gran parte de la cuestión.
El segundo factor que determina esta gran afición de los valencianos por la meteorología es la gran heterogeneidad climática que nos confiere nuestra orografía montañosa, presente en todo el Mediterráneo peninsular. En tierras valencianas esta heterogeneidad se manifiesta de muchos modos, de forma muy clara en las zonas más montañosas: por ejemplo, en la Marina Baixa (Alicante) la precipitación media anual prácticamente se triplica en 15km de distancia, desde Benidorm hasta Tàrbena. Pero es que incluso en una comarca prácticamente llana como la Ribera Alta (Valencia), que a simple vista podría parecer que es bastante homogénea, analizando los datos observamos que no es para nada así y que se trata de una zona muy heterogénea: por ejemplo, no es nada raro que algunos días de verano los pueblos del sur de la comarca superen claramente los 40 ºC mientras los del norte, situados a la misma altitud y distancia del mar que los primeros, registren 30 ºC. Esa gran variedad existente en pocos kilómetros de distancia influye en que en todas las localidades haya personas interesadas en dar a conocer el tiempo y el clima del lugar en donde viven.
El tercer y último factor es la relación de los valencianos con el campo. Aunque a día de hoy tenemos una economía muy terciarizada en general (turismo, servicios…), con áreas de gran importancia industrial en torno a las capitales y las comarcas interiores de la mitad sur, la agricultura sigue siendo el motor económico para muchos municipios valencianos y lo era hasta hace unas décadas en gran parte del territorio. El desarrollo de la agricultura depende de la meteorología y por ello, quizás inicialmente por necesidad, hay mucha afición a conocer los datos meteorológicos.

NOTA DE LA RAM: Agradecemos a Adrián Revert Ferrero su colaboración en la revista y deseamos que AVAMET siga siendo un ejemplo a seguir en el mundo aficionado.

AVAMET
Esta entrada se publicó en Entrevistas en 04 Mar 2019 por Francisco Martín León
Publicidad