tiempo.com

El satélite Sentinel-6A bombardeado con ruido

Actualmente, el satélite de observación de la Tierra Sentinel-6A está recibiendo una dura prueba en los laboratorios antes de ser lanzado al espacio

Maqueta del satélite Sentinel-6A

Los ingenieros espaciales de Airbus están 'bombardeando' el último satélite para el programa europeo de medio ambiente y seguridad 'Copérnico' con sonido en una cámara dedicada en el Centro de Pruebas Espaciales de Industrieanlagen-Betriebsgesellschaft mbH (IABG) en Ottobrunn, cerca de Munich.

La prueba de ruido acústico simula el impacto del sonido al que estará expuesto el satélite durante el lanzamiento del cohete.

La cámara, que cubre un área de unos 100 m2 y está equipada con enormes altavoces, está sellada herméticamente durante las pruebas. Estas pruebas consisten en cuatro explosiones de sonido de 60 segundos que se disparan al satélite con intensidad creciente. En su apogeo, Sentinel-6A se verá afectado por 140 decibelios (dB).

En comparación, los niveles de ruido de alrededor de 50 dB son agradables para nosotros, a unos 100 dB comienzan a ser incómodos, mientras que alrededor de 120 dB es donde se vuelven dolorosos. Los taladros neumáticos o motosierras producen alrededor de 110 dB. Un aumento de 10 dB representa una duplicación del volumen percibido.

Misiones de Sentinel-6

'Copernicus Sentinel-6' es una misión de altimetría oceánica para proporcionar mediciones de topografía oceánica durante la próxima década. Sentinel-6 lleva un radar altímétrico para proporcionar observaciones de alta precisión y oportunas de la altura de la superficie del mar a escala global.

Esta información es esencial para el monitoreo continuo de los cambios en el nivel del mar, un indicador clave del cambio climático. También es esencial para la oceanografía. Mapeando hasta el 95% del océano libre de hielo de la Tierra cada 10 días, Sentinel-6 ofrece información vital sobre las corrientes oceánicas, la velocidad del viento y la altura de las olas para la seguridad marítima.

Los dos satélites Sentinel-6 para el Programa Europeo Copernicus para el medio ambiente y la seguridad se han desarrollado bajo el liderazgo industrial de Airbus. Si bien es una de las misiones satelitales de la familia de Copernicus de la Unión Europea, Sentinel-6 también se lleva a cabo gracias a la cooperación internacional entre ESA, NASA, NOAA y EUMETSAT.

A partir de noviembre de 2020, Sentinel-6A será el primero de los dos satélites Sentinel-6 en continuar recolectando mediciones satelitales de las superficies de los océanos, una tarea que comenzó en 1992. Se espera que Sentinel-6B continúe en 2025.

Sentinel-6 se basa en el patrimonio de la serie Jason de satélites de topografía oceánica y de las misiones de la ESA CryoSat-2 y Sentinel-2, así como GRACE, que se fabricaron bajo el liderazgo industrial de Airbus.

ESA www.esa.int



Esta entrada se publicó en Noticias en 10 May 2020 por Francisco Martín León