Rezando para que llueva en parte de Europa

La ola de calor europea de 2018 ya tiene consecuencias graves para ciertos países del viejo continente: sequía, incendios, pérdidas económicas, etc. Muchos miran al cielo para ver si llegan las precipitaciones y otros rezan para ver llover

Rezando Para Que Llueva En Parte De Europa

Los países del norte de Europa, especialmente los de Escandinavia, se enfrentan a una situación histórica de ola de calor persistente, sequía, incendios forestales, perdidas económicas, etc.

Suecia, la más afectada

A medida que una sequía sin precedentes quema grandes extensiones de pastos verdes de Suecia, los agricultores tienen que enviar a sus animales a la matanza porque no tienen heno para alimentarlos.

En algunos puntos de Suecia han llegado  miserablemente a los 13 mm de lluvia en junio, y no ha habido lluvias significativas desde el comienzo de mayo, ya que Suecia se encuentra bajo las temperaturas más altas en más de un siglo.

"Mayo fue excepcionalmente cálido en el sur y el centro de Suecia. Junio fue el más cálido en más de 100 años en el extremo sur de Suecia", dijo Sverker Hellstrom, del Instituto Meteorológico e Hidrológico Sueco.

Rezando Para Que Llueva En Parte De Europa

Los bomberos dicen que están produciendo entre "20 y 30 incendios forestales por día" cerca de Estocolmo, mientras que otras llamas azotan todo el país, incluso en el Círculo Polar Ártico.

El rey de Suecia Carl Gustaf, que también es terrateniente y rara vez comenta sobre asuntos públicos, expresó su preocupación por los incendios que envuelven a su nación.

"A mí y a la familia real nos gustaría expresar nuestro apoyo a todos aquellos que se han visto afectados por los incendios", dijo en un comunicado.

Una gran parte de Suecia, así como Dinamarca, el sur de Noruega y el norte de Finlandia, actualmente está experimentando un período de calor extremo que, de acuerdo con las previsiones meteorológicas, es poco probable que termine pronto.

Como resultado, los agricultores se ven obligados a interrumpir sus rutinas estacionales porque los cultivos como el forraje para animales no están creciendo de la manera en que solían hacerlo.

"Normalmente, en esta época del año, se supone que llegamos a unos 30-40 centímetros de altura ", dice Jacob Gustawson mientras señala el césped que apenas mide 10 centímetros de alto.

Además de la falta de agua, la leche de las vacas también es una gran preocupación. Si los animales no están bien alimentados, la calidad de su producto también sufrirá.

"No van a ordeñar tanto como me gustaría", dice Gustawson mientras busca sombra bajo un árbol para refrescarse. La falta de forraje ya ha obligado a algunos granjeros a enviar varias de sus vacas al matadero.

"Esta es la peor crisis para los agricultores suecos en más de 50 años", dijo, agregando que las pérdidas ya se estiman en más de dos mil millones de coronas suecas (194 millones de euros, $ 224 millones).

Para hacer frente a esta crisis sin precedentes, la Federación de agricultores suecos pide a los consumidores que "compren productos suecos" y que los productos se "vendan en sueco".

Las consecuencias de la sequía, que se  prolonga de más de tres meses de duración, no solo genera incendios forestales en el Círculo Polar Ártico o granjeros afectados por la ausencia de lluvias, además ha habido  un aumento en el tratamiento hospitalario por las quemaduras solares.

Otros países europeos

Su situación es extrema, pero se hace eco de las preocupaciones en toda Europa con semanas de altas temperaturas y poca lluvia.

Polonia solicitó ayuda financiera a la UE después de que más de 91,000 granjas se vieron afectadas por una inusual sequía en la primavera, según el Ministerio de Agricultura.

Letonia declaró un estado de desastre nacional en su sector de granjas en junio y también solicitó el pago anticipado de los subsidios agrícolas de Bruselas.

Un incendio forestal masivo obligó a la evacuación de un pueblo en el oeste de Letonia a principios de esta semana, que los bomberos todavía estaban luchando por contener el viernes.

Los voluntarios, incluidos los agricultores locales que ayudaron a transportar agua a través de los bosques en sus tractores, se unieron al ejército y la guardia nacional para ayudar a combatir el incendio.

Las altas temperaturas también provocaron aguaceros fuertes, incluidas inundaciones repentinas en el área montañosa de Tatra en la frontera polaco-eslovaca. Las autoridades alegaron que 300 personas fueron evacuadas el jueves, 18 de julio de 2018, por la noche desde un pueblo del lado eslovaco.

En Alemania, que sufrió una sequía en mayo y junio, los productores agrícolas advirtieron que la cosecha de este año disminuirá entre 20 y 50 por ciento.

Un incendio forestal a principios de este mes en el estado oriental de Saxe-Anhalt destruyó 80 hectáreas (198 acres) de bosque.

En Gran Bretaña, un incendio forestal en Saddleworth páramo en el noroeste de Inglaterra, que se cree fue provocado, se desarrolló durante tres semanas antes de ser apagado.

Con solo 47 mm de lluvia registrados en Gran Bretaña entre el 1 de junio y el 16 de julio, los jefes de bomberos han advertido que los parques y otras praderas son como un "yesquero". Último fin de semana vio un área del tamaño de 100 canchas de fútbol cerca de Epping Forest, al este de Londres

"Nunca pensé que diría esto, pero estamos rezando por la lluvia", dijo el jefe de bomberos de la capital británica, Dany. Cotton.

En muchos lugares británicos las autoridades han prohibido regar los jardines.

Mientras tanto, los médicos advirtieron de un aumento en la asistencia hospitalaria y las admisiones debido a la deshidratación y las quemaduras solares, especialmente entre pacientes de edad avanzada.

Cooperación europea

Muchos países europeos han enviado aviones anfibios de combate de incendios a Suecia, luchando contra la ola de calor y una sequía que se combinaron para provocar una serie de incendios forestales en las regiones del sur.

Francia, Italia, Polonia y Noruega respondieron a las llamadas suecas de ayuda.

El año pasado se combatían los fuegos en el sur de Europa, especialmente en Portugal donde cientos de personas murieron, concretamente 112 personas, y ahora toda luchar el en norte: Europa al revés.

Y las predicciones de precipitaciones en la zona no cambian, al menos hasta final de mes. La dorsal en 500 hPa y las altas presiones en superficie persistirán en el norte de Europa con sus altas anomalías oportunas, según el modelo del ECMWF:

Esta entrada se publicó en Noticias en 22 Jul 2018 por Francisco Martín León