El proyecto «Trineo del viento»

 

Durante el pasado mes de junio de 2017 el Grupo Antártico de Predicción de AEMET participó de forma activa en la expedición «Río de Hielo» del proyecto Trineo del Viento.

 


El proyecto Trineo del Viento se basa en la utilización de un medio de locomoción 100% ecológico que se desplaza mediante un sistema de cometas por los hielos de Groenlandia y la Antártida utilizando exclusivamente la energía eólica, con el objetivo de realizar proyectos científicos internacionales en territorios polares.

A petición del Comité Polar Español, el Grupo Antártico de Predicción de AEMET proporcionó a la expedición predicciones meteorológicas diarias en las que se incluían variables tales como el viento a diferentes niveles, temperaturas extremas, tipo y base de nubes, fenómenos significativos importantes y la evolución de todas las variables en el período de predicción.

Para ello se tuvo que hacer frente a los distintos retos que supuso realizar predicciones para un vehículo en movimiento a lo largo de una posible trayectoria que se calculaba partiendo de las coordenadas de posición que enviaban los expedicionarios cuando les era posible y la dirección y fuerza del viento. Esta variables se proporcionaban a distintos niveles, debido a que las cometas utilizadas pueden tener diferentes líneas que van desde los 150 a los 500 metros de longitud y puede alcanzar una altura de 200 metros, donde las condiciones pueden ser muy distintas respecto a la superficie.

 

 

Las especiales condiciones de la zona dificultaban el tipo de comunicaciones, teniendo que enviar mensajes de un máximo de 160 caracteres por lo que se ideó un tipo de boletines basados en el lenguaje de predicción aeronáutico que previamente se explicó a los expedicionarios.

El objetivo de las predicciones era proporcionar seguridad a los integrantes de la expedición y optimizar los movimientos del Trineo a lo largo de los aproximadamente 1200 km desde el suroeste hacia el nordeste de Groenlandia. Según los expedicionarios, ambos objetivos se han cumplido.

Además, durante toda la travesía se han recogido datos meteorológicos que contribuirán a la mejora de las predicciones de cara a las siguientes campañas.

Finalmente cabe mencionar que el Grupo Antártico de Predicción de AEMET ha participado también en la puesta a punto de una Estación Meteorológica Automática que se instaló en el trineo, en el marco del proyecto MICROAIRPOLAR que agrega científicos de la Universidad Autónoma de Madrid y de AEMET. Esta EMA móvil ha sido probada en esta campaña y se espera que sea totalmente operativa para la próxima expedición.

 

El Observador

Julio-Agosto 2017  Año XIX, N.º 112

 AEMET www.aemet.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *