Hierro en el viento

Hay más de una manera para que el hierro entre en el centro del Golfo de Alaska, pero ninguno rivaliza con el espectáculo visual de las plumas de polvo transportadas por el viento desde el Valle de Copper River, Alaska.

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 06 Nov 2016 - 16:31 UTC

El sensor MODIS de los satélites Terra y Aqua de la NASA capturó estas imágenes el 23, 24 y 25 de octubre de 2016. Gran parte del polvo se compone de "harina glacial" o "harina de roca", más fina que la arena. Esta sustancia rica en hierro y feldespato se forma cuando los glaciares se mueven contra el lecho rocoso subyacente. Los vientos tienden a dispersarlo en el otoño cuando los niveles de los ríos son bajos y la nieve aún no ha caído.

Hierro En El Viento

Mientras que las aguas costeras en esta parte de Alaska tienen niveles relativamente altos de hierro, el micronutriente tiende a ser escaso en aguas más profundas en medio del Golfo de Alaska. El hierro soluble es un nutriente esencial en los ecosistemas marinos porque el fitoplancton, que se asienta en el centro de las redes alimentarias marinas, depende de él para su desarrollo. Estos microorganismos flotantes microscópicos son comidos, a su vez, por todo, desde el zooplancton hasta las ballenas. Así que un océano sin mucho fitoplancton es a menudo un océano sin vida.

Las tormentas de polvo juegan un papel clave en el abastecimiento de los afloramientos  de fitoplancton entregando hierro en el Golfo de Alaska. Incluso una pequeña adición de hierro puede estimular una floración, explicó Santiago Gassó, un científico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA que está monitoreando las tormentas de polvo actuales.

Mientras que Gassó y otros científicos estarán utilizando los satélites para monitorear las floraciones de fitoplancton en los próximos días, no hay garantía de que verán una. "Es invierno temprano en Alaska, por lo que puede no haber suficiente fitoplancton todavía vivo (o aún no latente) para provocar una respuesta", dijo Gassó. También es posible que una floración pueda ocurrir, pero los satélites la pierdan debido a la cubierta de nubes.

Si bien la relación entre el hierro y el fitoplancton se entiende en términos generales, hay muchos detalles sobre el proceso en el Golfo de Alaska que aún se desconocen. Por ejemplo, ¿qué sucede con el hierro que no se utiliza rápidamente? Puede permanecer cerca de la superficie todo el invierno y promover las floraciones de fitoplancton en la primavera, cuando más luz está disponible. O puede simplemente hundirse.

Para ayudar a aclarar el papel de las tormentas de polvo, un pequeño equipo de científicos financiados por la NASA, incluyendo a Gassó, han estado estudiando el área desde 2011 con satélites y analizando la zona desde el aire  con base en tierra en Middleton Island. La isla se encuentra justo en medio de muchas plumas de polvo que fluyen desde el delta del río Copper. "No creo que la gente se dé cuenta de que la isla de Middleton es uno de los mejores lugares del mundo para estudiar la fertilización natural del océano por el polvo transportado por el viento", dijo Gassó.

Imágenes de NASA por Jeff Schmaltz, LANCE/EOSDIS Rapid Response. Texto de  Adam Voiland, e informe de Pola Lem.

Instrumentos:

Terra - MODIS

Aqua – MODIS

Fuente: NASA

Esta entrada se publicó en Noticias en 06 Nov 2016 por Francisco Martín León
Publicidad