SMOS sigue las zonas de aguas frescas del Pacífico

El satélite SMOS de la ESA ha encontrado un aumento de agua dulce en el Océano Pacífico tropical durante el evento El Niño del año pasado.

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 28 Jul 2016 - 19:55 UTC
Smos Sigue Las Zonas De Aguas Frescas Del Pacífico
La salinidad de la superficie del océano varía en todo el mundo, controlada por el equilibrio entre la evaporación, la precipitación y la escorrentía de los ríos, así como por la dinámica de los océanos.Salinidad en el ecuador En el Océano Pacífico ecuatorial, las aguas superficiales tienen baja concentración de sal en los límites extremos lejanos occidental y oriental de la cuenca debido a las fuertes lluvias. Estas áreas - conocidas como las piscinas (paquetes, estanques,)  frescas del Este y del Oeste del Pacífico - están separadas por un cuerpo grande, más salado debido al efecto de las corrientes oceánicas y de mezcla.Las dos piscinas se mueven de este a oeste sobre una base estacional debido a los cambios en el forzamiento atmosférico (tales como el calor, flujos de agua dulce y velocidad del viento) que afectan a la lluvia, la evaporación y corrientes.La posición y extensión de las piscinas también están sujetas a cambios en una escala de tiempo más largo. Una de las razones es El Niño – un fenómeno acoplado de calentamiento océano-atmósfera - que ocurre cada dos a ocho años, así como la fase más fría de La Niña.El satélite SMOS primero  adquirió observaciones de la salinidad de la superficie marina a principios de 2010 mientras un débil El Niño se desvanecía y se revertiría en una fuerte La Niña, que duró hasta 2012. Niveles más bajos que las salinidades habituales se observaron a principios de 2010 en el Pacífico ecuatorial occidental mientras la piscina fresca del Pacífico Occidental se extendió al este. La piscina se ha retraído hacia atrás al oeste  mientras La Niña se instaló. 
Smos Sigue Las Zonas De Aguas Frescas Del Pacífico
SMOS El año pasado, un fuerte El Niño se desarrolló de nuevo. Las altas salinidades del Pacífico central desaparecieron y cedieron el paso a las piscinas frescas del Pacífico Occidental  para alcanzar las del Pacífico Oriental. Esta es la mayor anomalía de salinidad relacionada con El Niño jamás medida a nivel de cuenca."Los científicos han demostrado que las áreas de baja salinidad modifican la estructura vertical del océano y cambian el impacto del forzamiento atmosférico en ella," dijo Audrey Hasson, investigador en LOCEAN en París, Francia."Un estudio de la combinación de observaciones por satélite con los modelos está en marcha para comprender el papel de la salinidad en el desarrollo del más reciente episodio de El Niño."Por otra parte, los científicos han identificado la piscina fresca del Pacífico Oriental dominada por lluvias como un lugar ideal para llevar a cabo experimentos para entender mejor la relación entre la salinidad superficial del mar, flujos de agua dulce y la circulación oceánica.Los científicos no sólo han utilizado los datos de SMOS para examinar el alcance de la piscina fresca en la superficie, sino también las medidas de salinidad recogidos por las boyas Argo para estimar la profundidad de dicha zona fresca.
Smos Sigue Las Zonas De Aguas Frescas Del Pacífico
Evolución de los paquetes frescos de Pacífico Oriental entre  2010-2015Los conjuntos de datos se combinaron con información sobre las corrientes y las tasas de precipitación para proporcionar una imagen clara 3D de la evolución del área fresca del Pacífico Oriental fresca entre 2010 y 2014."Al proporcionar un parámetro clave, tales como la salinidad, SMOS contribuye significativamente a la comprensión de los fenómenos oceanográficos complejos y sus  interacciones", dijo el director de la misión SMOS Susanne Mecklenburg."Gracias a estar en órbita desde hace más de seis años, ahora es posible observar las diferencias interanuales, lo que apoya la investigación sobre los índices del pertinentes, tales como El Niño y La Niña."Lanzado en 2009, SMOS ha proporcionado el registro continuo más largo de medidas de la salinidad de la superficie del mar desde el espacio.El año pasado, las operaciones de SMOS se extendió hasta el año 2017 en base a los excelentes resultados científicos obtenidos hasta el momento. La extensión se abre la puerta en buscar nuevas formas de utilizar los datos de SMOS en la investigación y en las aplicaciones, y ofrecer oportunidades más sinérgicas con otras misionesFuente: ESA
Esta entrada se publicó en Noticias en 28 Jul 2016 por Francisco Martín León
Publicidad